Nuevo caso de suicidio juvenil enluta al Tolima

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
En Rovira se registró el suicidio de la joven Angie Alejandra Marín Lozano de 20 años de edad, quien ingirió ‘Furadan’, un insecticida altamente tóxico que es utilizado por lo general en la agricultura para contraatacar diferentes plagas.

La joven, el pasado sábado 20 de junio ingresó al hospital San Vicente de Rovira, pero a pesar de las acciones médicas emprendidas se vio la necesidad de remitirla a la UCI del hospital San Rafael en el Espinal, donde no resistió los procedimientos y pereció, ya que registraba graves afectaciones en su organismo, producto del veneno.

Según la información que la madre de la hoy occisa brindó a las autoridades, una desilusión amorosa fue la causa para que Angie tomara la fatal decisión; personal del CTI ejecuta a profundidad las investigaciones relacionadas con este deceso.

EL NUEVO DÍA

Comentarios