Reconocida empresaria habría planeado un crimen

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Lina Magali Andrade Ospina representante de la empresa M&M S.A., habría sido la determinadora para ejecutar un plan contra la vida de José Gildardo Zambrano a quien le hicieron dos atentados en abril del año pasado.

EL NUEVO DÍA dialogó con uno de los investigadores del caso y se conoció que la génesis del macabro plan de Andrade, habría nacido por una deuda de al menos 200 millones de pesos que ella tenía con Zambrano.

Por lo anterior, contactó a Milton Francisco Parra Muñoz a quien le propuso el negocio de vender un cupo falso para taxi, y el comprador era Zambrano a quien le pidieron 85 millones de pesos.

Por la confianza que Zambrano le tenía a Andrade Ospina, él aceptó y entregó el efectivo sin imaginar que ese dinero sería usado para contratar a un sicario que lo eliminaría.

Parra Muñoz se encargó de ubicar a Manuel Illidge, apodado ‘El Costeño’; este último junto a otro ejecutaron el primer atentado el 7 de abril del año pasado en la calle 29 con carrera 12, en el callejón que une a la avenida Ambalá con el barrio Fenalco, donde lanzaron una granada contra la víctima y la esposa, y ambos sobrevivieron.

Pasados 20 días, Leidy Celemín contactó a Zamabrano y lo citó en el barrio Departamental, donde ejecutaron el segundo atentado y también sobrevivió.

 

Investigación

En el último intento por matar a Zambrano, el CTI obtuvo una huella en una moto abandonada por los sicarios y a través de ella lograron ubicar a tres personas que fueron capturadas.

Los primeros aprehendidos delataron a Lina Magali Andrade Ospina contra quien ordenaron su arresto por tentativa de homicidio agravado, tráfico y porte de armas de uso privativo y concierto para delinquir.

La mujer no aceptó los cargos y fue enviada la cárcel de Picaleña, donde están los otros integrantes de la banda.

EL NUEVO DÍA

Comentarios