Escándalo se vivió en audiencia de Santiago Murillo

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAJorge Mario Molano Bedoya, mayor de la Policía Metib. Círculo pequeño: Santiago Andrés Murillo Meneses tenía 19 años de edad.
Durante el reinicio de la audiencia de medida de aseguramiento contra el mayor de la Policía Metropolitana de Ibagué, Jorge Mario Molano Bedoya, sus tres abogados defensores, en cabeza de Majer Abushihab, renunciaron y no seguirán representándolo.
PUBLICIDAD

Debido a las renuncias de sus abogados, la Juez Quinta de Control de Garantías decidió suspender la diligencia judicial. La audiencia será retomada este jueves 17 de junio, con la nueva defensa que asigne la familia del mayor Jorge Mario Molano Bedoya. 

El oficial Molano es investigado por el crimen de Santiago Andrés Murillo Meneses, quien murió a raíz de un disparo que recibió durante las protestas del 1 de mayo.

Es de recordar, que según la Fiscalía y de acuerdo con la investigación, el Mayor habría disparado su arma de dotación en medio de las manifestaciones que se registraron en la calle 60 con carrera Quinta, la noche del 1 de mayo. 

Uno de los proyectiles impactó al joven que, según sus familiares, caminaba hacia su lugar de residencia y no participaba en las protestas. 

El uniformado, al parecer, actuó de manera desproporcionada y contrario a lo establecido en los protocolos definidos para controlar multitudes, pues no debía llevar un arma de fuego.

 

Corrupción

El abogado de las víctimas, Miguel Ángel Del Río Malo, a través de su cuenta de Twitter, escribió: “En audiencia de medida de aseguramiento por el asesinato de Santiago Murillo renuncia la defensa del Mayor Molano por presuntos actos de corrupción del comandante de la Sijín Ibagué y otros eventos de suma gravedad. Seguimos luchando por la memoria de Santiago”. 

Del Río Malo habló en la emisora Ondas de Ibagué, e indicó que desde el comienzo, cuando tomó la representación de las víctimas, sintió el deseo de la Policía y de la Justicia Penal Militar de quedarse con ese expediente, lo que en su criterio, es “la solidaridad con la impunidad”.

Agregó el jurista, que llevan cuatro días en las diligencias judiciales y en la etapa de la medida de aseguramiento. 

“Dentro de los argumentos de la Fiscalía se establecieron presuntos actos de corrupción de personas que querían presionar a testigos para señalar a otros partícipes, como el patrullero Devia, como el autor material del homicidio de Santiago Murillo”.

 

Relación familiar 

Asimismo, el abogado dijo que, “dentro de las manifestaciones realizadas por la Fiscalía, se establece la presunta intervención del comandante de la Sijín de Ibagué, familiar del mayor Molano, con el propósito de advertirle la orden de captura en su contra y la presunta compra de material o informes de balística por parte de miembros de la Fiscalía con abogados de la defensa”. 

Es de recordar, que el mayor Jorge Mario Molano Bedoya se entregó a las autoridades en la URI de Usaquén, en Bogotá, el pasado martes 8 de junio. Tenía una orden de captura vigente por el delito de homicidio, emitida el pasado 4 de junio por el Juzgado Octavo de Control de Garantías de Ibagué.

Añadió Del Río Malo que, “dada esa manifestación, la defensa actual del Mayor Molano decidió apartarse de esa relación profesional para que no quede manto de duda sobre la intervención de esta defensa actual, sobre la que nosotros, representante de víctimas, no tenemos ningún reparo y han obrado con lealtad procesal”.

Y explicó la supuesta relación que hay entre el comandante de la Sijín de la Policía Metropolitana de Ibagué, Leonardo Alberto Marín Bedoya y el mayor. “Aparentemente son primos, pero no hay claridad. Eso nace de unas interceptaciones que se le hacen al padre del mayor Molano, donde conversa con otra persona sobre la información entregada por el Comandante de la Sijín”.

 

Quieren incriminar a Devia

Agregó Del Río Malo que, “algún miembro de la defensa del mayor Molano, anteriormente realizó la compra, por el valor de un millón de pesos, de un informe de balística por parte de algunos miembros de la Fiscalía General de la Nación. Eso está en investigación, eso lo manifestó la Fiscalía y sobre esto se tiene que llegar a la mayor brevedad”. 

Y se preguntó: “¿Qué era lo que estaban buscando? saber a ciencia cierta qué resultado había dado el informe de balística con relación al patrullero Devia, que es la persona que quieren inculpar, y la ciencia o el informe de balística ha podido establecer que el patrullero Devia no tiene nada que ver con este homicidio y a él estaban intentando involucrarlo en estos hechos. Quien (Devia) está capturado de una manera irregular porque la Fiscalía General de la Nación y este representante de víctimas saben que desde el punto de vista técnico y balístico, el patrullero Devia no tiene ninguna responsabilidad, aquí la responsabilidad recae sobre el mayor Molano”. 

 

Entablará denuncias 

Del Río Malo dijo que llaman la atención los presuntos actos de corrupción, pues desde un principio han sospechado que su propósito es que el proceso se quede en la Justicia Penal Militar, así como el conocimiento del mayor Molano de la orden de captura por parte del Comandante de la Sijín. 

El abogado que representa a la familia Murillo Meneses, enfatizó la gravedad de estos hechos y advirtió que iniciará las denuncias en contra del Comandante de la Sijín de la Policía Metib, asimismo contra el Mayor Juez 188 Penal Militar, quien “a criterio de algunos declarantes, trató de persuadir a testigos para cambiar las declaraciones al interior de los procesos. Entonces nosotros vamos a destapar esta ‘olla podrida’ que está ocurriendo en este momento en Ibagué con relación a estos eventos porque esto no puede quedar en la impunidad”, aseguró. Y agregó, “En todo esto hay una cadena de corrupción que es absolutamente necesaria destapar”, puntualizó el abogado. 

Redacción Judicial

Comentarios