Con arma blanca: así fue asesinada una mujer tolimense que residía en el extranjero

La colombiana vivía en Ciudad del Este en Paraguay.
Crédito: FOTOS: TOMADAS PORTAL CDE HOT / EL NUEVO DÍA.La colombiana vivía en Ciudad del Este en Paraguay.
Contenido Exclusivo
La tolimense Sandra Milena Arciniegas Leyton, natural de Rovira, fue asesinada en Paraguay dentro de la vivienda ubicada en el kilómetro 7 del barrio Ciudad Nueva, en el departamento Alto Parana, Ciudad del Este en Paraguay.
PUBLICIDAD

El cuerpo de la rovirense fue hallado sin vida por su hermano. Ella estaba sobre su cama, con cuatro heridas, dos de ellas precordiales, provocadas con arma blanca. Los familiares de la occisa hablaron con un medio local en Ibagué, donde indicaron que le pedían ayuda a La Cancillería para la repatriación del cuerpo de Sandra Milena, pues quieren verla al menos por última vez, darle una cristiana sepultura y despedirla en familia. Además de que se haga justicia. 

 

Llamada desesperada

 

Medios locales en Paraguay estuvieron en la vivienda ubicada en un asentamiento, al lado de un supermercado donde residía la  tolimense desde hacía más de tres años.

El hermano de la tolimense, Pantaleón Arciniegas el martes en la mañana trató de contactarla vía whatsapp cuya la última conexión aparecía el lunes a las 8 p.m., pero nunca le contestó. El familiar llegó hasta la casa con un amigo, donde encontraron la puerta cerrada con seguro, violentaron la misma y la hallaron sobre la cama sin signos vitales y sangre. 

 

La inspección

 

La inspección

 

Las autoridades llegaron hasta la casa construida en madera, donde efectuaron la inspección técnica al cadáver. El cuerpo de la colombiana estaba ensangrentado y presentaba cuatro heridas cortantes, dos de ellas profundas en el área precordial.

Las otras heridas las recibió en los brazos y cuando sacaban su cuerpo se pudo observar que la mujer los tenía levantados, como signo de defensa. Por la rigidez con la cual fue hallada, el homicidio había ocurrido la madrugada del martes. 

En el lugar tanto la forense como la fiscal confirmaron el tipo de heridas que señalaron como contusocortante, (Se producen como consecuencia del impacto violento de un objeto consistente. Son heridas con bordes irregulares y que provocan sangrado abundante en tejidos internos de la piel) y se trataba de un homicidio.  Asimismo que en la residencia no hallaron el celular de la mujer y podría tratarse de un hurto. 

 

Sospechoso

 

Una vecina de Sandra Milena señaló que había hablado con la occisa, a quien reconoció como muy trabajadora, cordial y de las primeras habitantes del asentamiento. La tolimense le contó que había un sujeto, un taxista, ‘el del auto blanco’,  que sería la expareja de una sobrina, quien habría vivido  en la casa de ella, también colombiano, quien la acosaba, le pedía dinero y la tenía chantajeada.

 

Redacción Judicial El Nuevo Día

Comentarios