Hallazgos de la Auditoría en la Contraloría de Fredy Camacho

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Informe deja muy mal parada la gestión del exfiscalizador departamental.

La Gerencia Seccional VI de la Auditoría General de la República, en su proceso de evaluación de la gestión del excontralor departamental del Tolima, Fredy Camacho Díaz, encontró 33 hallazgos administrativos y uno de connotación  disciplinario. Además, teniendo en cuenta el dictamen de los estados financieros y el concepto de gestión, emitió pronunciamiento de no fenecimiento de la cuenta de la vigencia 2011.

Según la Auditoría, la gestión desarrollada por la Contraloría en el proceso auditor  "fue regular, presentando debilidades en la evaluación de la contratación estatal y ausencia de control a los recursos destinados a la ola invernal, los proyectos financiados con vigencias futuras y los recursos administrados en fiducias".


En el período auditado se programaron 20 auditorías, de las cuales se realizaron 19, lo que equivale al  95 por ciento de ejecución. Adicionalmente, se practicaron 55 auditorías especiales con la Unidad de Reacción Inmediata, para un total de 74 auditorías que representan el 32 por ciento de los sujetos de control. Igualmente se auditó un presupuesto de $1.078.366.000 que representa el 57 por ciento del total de presupuesto custodiado.


El informe sostiene que la Contraloría decidió las indagaciones preliminares dentro del término señalado por la ley, no obstante, se observó dilación en el inicio de las mismas.


Resalta que la Contraloría impulsó los procesos fiscales de las vigencias 2006, 2007 y 2008, mientras los términos no se cumplieron en las actuaciones iniciadas en el 2011. El organismo de control declaró en un proceso la caducidad de la acción fiscal y en tres actuaciones la prescripción de la responsabilidad fiscal, trasladando a la Procuraduría estos hechos irregulares, situaciones que para la Auditoría demeritan la gestión de la entidad.


Aunque el ente de control inició oportunamente los procesos sancionatorios de la vigencia 2011, la Auditoría evidenció que al finalizar el período se adelantaban diligencias del 2009 y 2010.  El recurso de reposición interpuesto contra las sanciones fue decidido en oportunidad. En un proceso se decretó la caducidad administrativa, situación que también demerita la gestión de la entidad.


La Contraloría realizó seguimiento a los bienes de los responsables y a los acuerdos de pago, no obstante el informe precisa que se evidenció falta de control interno en el trámite de estas actuaciones, "lo que generó situaciones procesales que demeritan la gestión de la entidad", reitera la Auditoría.


Hallazgo disciplinario en contratación
El informe indica que la gestión de la Contraloría fue regular en el proceso de contratación realizada en la vigencia anterior. "En los estudios previos del convenio 001 de 2011 no se indicaron las variables que determinaron el valor del mismo. La Entidad suscribió un Convenio soportado en el Artículo 355 de la Constitución Política sin certificar la idoneidad del contratista", sostiene la Auditoría. Esta situación conllevó a la configuración de un hallazgo disciplinario.

Macro informes sin análisis
La Auditoría señala que el informe fiscal y financiero presentado por la Contraloría a la Asamblea y los Concejos Municipales recoge la evaluación del 50 por ciento de las Entidades Territoriales. Destaca que la información presentada sobre los estados contables, los presupuestos, la deuda pública, el marco fiscal de mediano plazo y los indicadores financieros, carece de un análisis de la sostenibilidad de las finanzas en el tiempo y el impacto social de la gestión financiera en cumplimiento de los fines esenciales del Estado.
    
Otros resultados:
El presupuesto de ingresos se ejecutó en un 98.8% y el de gastos en un 94.5%. La Contraloría constituyó cuentas por pagar al finalizar la vigencia por valor de $20.140.0 miles.

La planta de cargos fue ajustada según Ordenanza No. 005 del 23 de junio de 2011

La gestión adelantada por la Contraloría en la defensa de sus intereses fue buena.

La Contraloría mostró gestión regular en la atención de los requerimientos de los ciudadanos.


Credito
REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios