Robledo analiza los dos años del gobierno Santos

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El senador Jorge Robledo dice que el tema de seguridad en caída de la imagen del Presidente se está exagerando y no es el unico aspecto. "El tema de la vida de la gente cuenta mucho", asegura. También dispara afirmando que en el tono moral del Gobierno, no hay una diferencia profunda entre Santos y Uribe.

El senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático Alternativo, hizo un balance de los dos primeros años de gobierno del presidente Juan Manuel Santos, y se refirió sobre varios aspectos clave de la percepción que los colombianos tienen del jefe de Estado, el tono moral del gobierno, la pelea con el expresidente Álvaro Uribe y el papel que ha jugado la oposición en el primer tiempo de la actual administración.

Robledo inició diciendo que Santos está cayendo en las encuestas como un piano y la gente tiene razón cuando lo está valorando negativamente.


"Las decisiones del presidente Santos en temas como salud, educación,  la propia ley de regalías que le quitaron a unos y no le dieron a los que dijeron que les iban a dar, como el TLC, son cosas que perturban a los colombianos y los molestan. Temas de corrupción, desempleo y pobreza, lo que están diciendo es que el presidente Santos no lo está haciendo bien".


El congresista tolimense indicó que a ello se suma una crisis de confianza que hay dentro del santismo, explicando que algunos sectores de su partido lo califican como inhábil.


"Hay un hecho nuevo que me ha llamado la atención y he mencionado bastante, y es que entre el propio santismo hay una percepción  - que yo creo también que tiene base cierta - que dice que el presidente Santos es inhábil, tiene poco talento para realizar sus propios programas; que ya de hecho están equivocados, pero le falta la capacidad política para hacerlos".


Robledo dijo que quienes están dando una explicación a la caída de Santos en el tema de seguridad, están exagerando. Advirtió que desde luego ese tema cuenta, las encuestas lo reflejan, pero no es el único aspecto y que en eso los amigos del Presidente de la República son muy condescendientes con él, pero no es así.


"Uno mira alguna encuesta y la aprobación en economía cae del 51 al 44 por ciento en el último año; en desempleo ya era muy malo, hace un año solo el 31 por ciento aprobaba esa política, ahora solo el 25 por ciento; o sea el 75 por ciento de los colombianos no está de acuerdo con lo que hace el jefe de Estado en ese sentido. Yo sí creo que la inseguridad cuenta, la percepción que alguna o mucha gente pueda tener de que ha aumentado la inseguridad, pero hay otros asuntos sin los cuales no se puede explicar el resultado global que está teniendo el presidente Santos", insistió.


Robledo también dijo que el gobierno Santos sólo ha beneficiado a las grandes empresas e indicó que en temas como salud, educación, seguridad, entre otros, no se han visto mayores avances.


"Eso de que el presidente Santos no aparezca como el presidente de la salud de los colombianos, sino como el de las EPS, es una idea que se consolida cada vez más. El caso de la idea de la universidad como negocio que derrotaron los estudiantes; como la manifestación de 500 alcaldes santistas de Colombia diciendo que los había maltradado (en el tema de regalías), a mi juicio tiene que golpear de una u otra manera al Presidente".


El dirigente del Polo Democrático resaltó igualmente que en el tema de la minería el país está perturbado con la política equivocada que se está adelantando. "El presidente Santos no solo le agrega magnificencia al peso de lo minero - con todos los impactos ambientales, la revaluación de la moneda -, sino que además tiene montada una persecución durísima contra los pequeños y medianos mineros que no son los de las trasnacionales".


Y agregó: "Cuando uno empieza a mirar sector por sector, en el mundo de la academia bajó el presupuesto a Colciencias, en el agro las cosas están muy mal, la crisis del café es profunda, la de la ganadería, la del cacao es muy complicada. De pronto el Presidente pueda mostrar alguna cifra, pero cuando uno oye al  ministro Echeverry  -ante el hecho de que se está hundiendo la industria y el agro-,  y sale a decir 'no pero es que otras cosas están funcionando'.... bueno, pues son equivocaciones o posiciones que por supuesto deben generar una reacción entre los colombianos".


Anotó que la idea de TLC con Corea, con Turquía, van a desquiciar la industria; además de que con la crisis mundial que se viene, tampoco se ve que el Gobierno esté preparando al país para una crisis que puede ser catastrófica a escala global y que puede golpear durísimo a Colombia.


"Todo vale se está imponiendo"
La visión que tiene el senador Robledo sobre el tono mora y la orientación del Gobierno es que no hay una diferencia profunda entre Santos y Uribe.

"El todo vale se puede asociar con corrupción o formas de clientelismo y en eso le va muy mal a Santos en la percepción ciudadana. Cae del 58 al 33 por ciento, o sea el 70 por ciento tiene una percepción mala de lo que hace Santos frente a la corrupción".


Robledo mencionó algunos hechos concretos "del todo vale de esta administración":  "El más conocido de todos, el caso de la reforma a la justicia donde el todo valió de dos maneras, primero intentó embolsillarse a las cortes haciendo cosas que no vale la pena ni mencionar por lo horrible, pero además, al final se lava las manos como Poncio Pilatos y sacrifica a sus coroneles políticos que eran lo que habían hecho el mandado de la reforma a la justicia que había propuesto el Jefe de Estado; ahí las cosas no le salen bien".


"Por ejemplo, que se sepa que detrás de las 100 mil viviendas, que llaman gratis, resultó que al más grande banquero de Colombia le entregaron cuatro billones de pesos para que administrara, son cosas que no caen bien en la opinón pública; el reciente caso del Ministro de Transporte que está empapelado hasta el alma con las denuncias de Daniel Coronel y el Presidente tampoco actúa", prosiguió.


"Entonces no es tan cierto que se pueda afirmar que éste es un Gobierno que está siendo injustamente tratado por los colombianos en las encuestas, porque aquí hay base material para esa percepción y eso se le esté valorando negativamente al Presidente de la República", puntualizó el senador Robledo.


El líder del Polo Democrático criticó la modernidad que algunos ven en Santos, frente a lo viejo en el expresidente Uribe, y dijo que la pregunta que debe hacerse es si esa que llaman modernidad ( "en el sentido que Santos es un fervorosísimo partidario de las concepciones que disparan desde Washington, Londres y los grandes centros del capital financiero") conduce al bienestar del país.


"Estoy oyendo eso desde hace 20 años, desde el gobierno de César Gaviria, y lo que encuentro es que el país, en un análisis de fondo, cada vez está peor, cada vez más atrasado en industria, más atrasado en el agro, más atrasado en la ciencia; que en pleno siglo XXI, después de 20 años que disque de modernidad, todavía seamos un país especializado en la producción de materias primas mineras, que fue lo que hicimos en los días de la Corona española, pues uno casi que podría decir que tenemos un lío de 300 años".


Robledo señaló que tampoco está diciendo que el gobierno de Santos es absolutamente idéntico al gobierno anterior. "Nadie es idéntico a nadie, pero son harina de un mismo costal, hojas del mismo árbol, sus rasgos determinantes son los mismos; por supuesto hay diferencias de personalidad, del tono, de talante, pero digamos que no hay cambios con los que uno pueda justificar que al gobierno anterior había que hacerle oposición y a este Gobierno sí hay que respaldarlo".


La oposición en estos dos años
El senador Robledo dijo que pese a los problemas el Polo Democrático se encuentra haciendo su tarea.  "Nosotros hemos cumplido el papel, primero con seriedad y lealtad; si no estamos de acuerdo con el presidente Santos lo decimos, le declaramos la oposición con todas las formalidades y venimos haciendo un esfuerzo para hacer eso con rigor, con estudio, con coherencia", sostuvo.

Destacó que la dificultad más notoria ha sido el unanimismo que ha habido en Colombia en beneficio de Santos, el que a su juicio ha sido "descomunal y pernicioso", entre otras razones porque le da mucho poder para tomar determinaciones que no son buenas para la vida del país.


Sobre el  pleito que tienen Santos y Uribe, el senador Robledo estimó que no es por razones de fondo sino secundarias. Resaltó que le ha servido al Presidente de dos maneras, "de una parte hay gente que en su actitud sistemática de controvertir con Uribe, todo lo que haga Santos lo respalda porque es una manera de expresarse así. Y de otra manera porque los twwiter de Uribe que todos los medios le amplifican enormemente, opaca la actividad del Polo Democrático".


"Es más, los santistas en cierto sentido, tal vez no sea el principal pero cuenta, pueden alegrarse en muchos momentos de esa situación porque pueden darle un manejo político a las cosas", agregó Robledo, tras advertir que "el unanismo en los medios de comunicación ha sido una cosa que, caramba, ni que estuviéramos en Noruega, Suecia, Suiza o no se dónde", pues mientras en el país hay un 70 u 80 por ciento de colombianos en el desempleo, subempleo o la informalidad, "y nos presentan al jefe de Estado como si fuera el salvador, es casi increíble".


El congresista de izquierda admitió que su partido ha tenido un desgaste y que es innegable, además de que pasaron cosas que no deberían haber pasado en un gobierno del Polo, pero señaló que también se han movido grandes poderes en contra del Polo y esto hay que reconocerlo como un hecho.


"En Colombia la idea de una oposición de verdad es una idea que aparece casi que criminal; son muchas las cosas que se hacen para domesticar al Polo, es decir para que las carreras presidenciales de caballos en Colombia sean todas unas carreras con caballos de un mismo dueño, como decía una vez López Michelsen, y eso sin duda nos ha generado un desgaste", precisó.


"El Polo está aguantando, tenemos una presencia importante, presentamos listas en 500 municipios, sacamos más de 700 mil votos en las elecciones pasadas, en Bogotá la lista del Polo sacó 150 mil votos; o sea que estamos ahí y estamos sintiendo un reverdecer. Unos de los que se fueron con el actual Alcalde de Bogotá están volviendo y cuando vamos a las regiones encontramos que la estructura, los imprescindibles del Polo astán ahí.  Entonces estamos en la lucha, poderosos enemigos nuevos y viejos quisieran que el Polo no existiera, esa es la batalla en que estamos, yo soy optimistas que a la postre el Polo se va consolidar",  puntualizó.


Para Robledo el Polo Democrático Alternativo es una "necesidad de la vida nacional" y lo resalta sentenciando que "si algo acabaría de descomponer este país sería que hasta la oposición fuera falsa; es  decir, que tantas cosas sean falsas ya es horrible, pero si la oposición resulta también falsa, no vemos qué estamos haciendo".


Robledo se refirió también a la oposición de Álvaro Uribe, que el presidente Santos ha dicho que es mala para el país y los colombianos.


"Yo hago votos porque la oposición sea la más seria, la más sensata, la más inteligente, la más ilustrada, pero al final defiendo el derecho de que la gente planteé las cosas que quiera plantear; ese es un derecho que no se debe coartar. Yo prefiero una oposición que se le vaya la mano al plantear un tema, o una cosa de ese corte, a una oposición  silenciada. Creo que lo peor para Colombia, y se puede demostrar en su historia, es el unanimismo, porque es que aquí lo que ha predominado desde el Frente Nacional, básicamente es el unanimismo", resaltó.


El legislador añadió que no le parece que se debe satanizar el punto de vista de los que controvierten, con más razón o con menos razón, y mucho menos generar el delito de opinión, sea porque se cree legalmente o formalmente, o se geste políticamente. "Ese debe ser parte del debate y que sea la ciudadanía la que determine quien hace las cosas bien y las cosas que se hacen mal", concluyó.

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios