Aumentan las críticas a la reforma tributaria en el Congreso

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Pocas veces en la historia reciente un Gobierno había recibido tantas críticas a una reforma tributaria por parte de la alianza política que le acompaña en el Congreso de la República, y eso es lo que pasa con el proyecto de ley que radicó la administración Santos y que ya empezó a tramitarse.

Aunque el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha defendido el alcance de la reforma, y el propio presidente Juan Manuel Santos así lo pidió a los partidos de la Unidad Nacional en su alocución del miércoles, varias voces de oposición a votar el texto tal y como está en el momento se dan por parte de congresistas muy cercanos al Gobierno. 

Juan Lozano el senador y ex presidente de la U, es uno de los congresistas que más se ha opuesto a parte del contenido, pero en especial en la forma en que el Gobierno quiere que se apruebe, de manera rápida. 

“Estoy convencido de que es una equivocación y un atropello con el Congreso de la República que se nos pretenda hacer correr con la aprobación de una reforma tributaria llena de cuestionamientos”, dijo Lozano. 

Sostiene que esa propuesta ha sido muy cuestionada por expertos economistas, en referencia a “personas tan disímiles en el espectro ideológico colombiano” como Salomón Kalmanovitz, Rudy Hommes, Fanny Kerzman y Clara López Obregón, “quienes están de acuerdo señalando errores y defectos de la reforma tributaria”. 

Sostuvo que no va a aprobar un proyecto que busca es “clavarle la mano a los asalariados colombianos que ganan más de cinco millones de pesos. Esos no son los ricos de Colombia”. 

El senador hizo la consideración de que no quiere que vuelva a pasar lo mismo de mitad de año, que “tengamos que llegar en sesiones de media noche a aprobar lo que a las carreras se nos somete a consideración”. 

Para Germán Varón, copresidente de Cambio Radical, otro de los partidos de la Unidad Nacional, hay que mirar temas como los parafiscales y la sostenibilidad financiera de entidades como la Esap y el Sena, que son las que derivan sus ingresos de esos recursos. 

Varón coincide con Lozano en que debe ser una discusión profunda. “Rápido no puede ser, porque ya tuvimos experiencias nefastas en reformas que por la rapidez terminan en temas inconvenientes, me parece que hay que discutirla con calma y merece todo el tiempo del mundo para revisarla porque tiene unas implicaciones graves en empleo y en las condiciones de vida de muchos colombianos”. 

El vocero del Partido Verde, senador John Sudarsky, asegura que esa colectividad está de acuerdo con la propuesta. “Nosotros creemos que la tasa de salud se implementaría a partir de 2014, no se va a producir un bache fiscal, que es la gran discusión sobre el Sena y el Icbf, tendría un inmenso impacto positivo en tema de formación para el trabajo”. 

En el conservatismo la principal voz de oposición la ha dado el representante a la Cámara, David Barguil, quien asegura que “es regresivo y peligroso” para el sistema de salud del país subir el IVA a la medicina prepagada. 

Estima que al subir el IVA al 16 % llevará a que se salgan muchos colombianos de ese sistema, lo que les llevará a demandar el uso de la salud ordinario, es decir que aparecerían más usuarios para las EPS. 

La reforma apenas tuvo el miércoles su primera discusión, la semana próxima se continuará debatiendo en las comisiones III y IV de Senado y la Cámara, y la discusión seguirá. 

COLPRENSA

Comentarios