“Voy a seguir liderando la política ‘rubenchista’”

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Martha Villarreal, candidata a la Cámara por Cambio Radical, dice que trabajará sobre los lineamientos políticos de su esposo, el dos veces alcalde de Ibagué, Rubén Darío Rodríguez.

EL NUEVO DÍA: ¿Qué la motivó a lanzarse a la Cámara?

MARTHA VILLARREAL: Nunca se me había pasado por la cabeza estar como candidata, pero las circunstancias se han venido dando. En 12 años que llevo al lado del doctor Rubén Darío, he trabajado una política social con las bases populares. Son ellos, los amigos cercanos y los líderes, los que están lanzando mi nombre y me están apoyando.

E.N.D.: ¿Y por qué en Cambio Radical?

M.V.: Recibí muchas propuestas de partidos que buscaban una mujer que tuviera un trabajo y una representación en el Tolima, pero fue en Cambio Radical donde nos abrieron las puertas de una manera muy especial. Creo que es el partido más acorde para continuar nuestro trabajo debido a que sus políticas se asemejan a las del partido en el que veníamos haciendo una labor importante.

E.N.D.: ¿Cuáles son sus propuestas?

M.V.: Voy a enfocarme en el trabajo social. Me interesa apoyar a las madres cabezas de familia, a los jóvenes y a los adultos mayores. Me he comprometido a gestionar los recursos para la asignación y cobertura de los subsidios del adulto mayor que cumplan con los requisitos. También vamos a trabajar y a vigilar los recursos para el fortalecimiento de proyectos dirigidos a las madres cabezas de familia.

E.N.D.: Muchas personas la identificarán como la esposa de Rubén Darío, pero ¿Cuál ha sido su trayectoria pública y profesional?

M.V.: Soy profesional en Administración de Empresas y tengo un postgrado en Derecho Comercial. Nunca he estado ni he tenido la necesidad de ocupar un cargo público para demostrar mi vocación de servicio. En la última década he adquirido experiencia en el trabajo social, esto me ha servido para que la gente sepa quien soy.

En lo personal me considero una mujer emprendedora con una sensibilidad social enorme, que quiere llegar al Congreso a trabajar por el Tolima y sus comunidades. También quiero dejar en alto el nombre de nuestro departamento. Tenemos una riqueza cultural, ambiental y artística para lograr ser visibles no solo en el ámbito nacional, sino internacional.

E.N.D.: ¿Y en la arena política como se ha movido?

M.V.: Siempre he estado en el tema político. Estuve dirigiendo muchas campañas y me cansé, al igual que muchos ibaguereños y tolimenses, de estar haciéndole un trabajo a personas que no han trabajado por el crecimiento de nuestro departamento. Así que nosotros sí vamos a estar directamente por Ibagué y el Tolima.

E.N.D.: ¿Cree que los actuales congresistas le han respondido al Tolima?

M.V.: No. La gente está escéptica y no cree en su dirigencia política. Si ese es el sentir de los ibaguereños y los tolimenses, es porque sí les ha faltado mucho a nuestra clase parlamentaria en la gestión de recursos y la defensa de nuestro departamento. Vemos que no han sido voceros, sobre todo de nuestras instituciones públicas, como la Universidad del Tolima o el hospital Federico Lleras Acosta.

E.N.D.: ¿A quién está apoyando al Senado?

M.V.: Para tomar esa decisión pensamos primero en alguien que fuera del Tolima y que pudiera ser mi coequipera para jalonar recursos; segundo, pensamos que ante tanto escepticismo era necesaria una líder que demostrara gestión.

La única persona que reunía esos requisitos era la doctora Rosmery Martínez, la única mujer que se ha puesto los pantalones. Quiero que el Tolima piense que son las mujeres las que deben estar liderando en el Congreso.

Una apuesta por el ‘rubenchismo’

E.N.D.: Buena parte de sus apoyos estarán representados en los liberales que acompañan a Rubén Darío...

M.V.: Claro. El doctor Rubén Darío lleva una trayectoria política de 30 años, perteneció a ese Partido, y, como bien lo dice él, no ha dejado de ser liberal. Hacemos el llamado a todos los amigos que siempre han creído en él para que nos acompañen, pues mi propuesta está muy ligada a los principios de humildad, lealtad y transparencia que siempre ha manejado.

E.N.D.:¿Entonces está tranquila en cuanto a votos?

M.V.: La respuesta ha sido muy buena. En todos los lugares al doctor Rubén Darío le abren las puertas, por ende también me las han abierto a mí y me han extendido el aprecio que le tienen. He aprendido hacer la política como él la hace y como le gusta a la gente.

E.N.D.: Algunos dirán que él está haciendo política a través de usted...

M.V.: Es la misma gente la que nos pide que estemos en esto y no podemos dejar pasar los espacios. Rubén Darío le ha dado la oportunidad a muchas personas que después se han ido para otros lados.

Entonces era obvio que tenía que poner a una persona de su entera confianza que tomara las banderas y siguiera liderando los principios de la política ‘rubenchista’. Soy la persona que no lo va a defraudar a él ni a los ibaguereños y tolimenses.

E.N.D.: ¿Entonces él ya dio un paso al costado en la política electoral?

M.V.: Es importante sacar adelante este proceso porque de aquí dependen los resultados de Gobernación de Rubén Darío. La apuesta será la de trabajar de manera abierta y cívica, siempre llamando la atención de la gente que conocen de su transparencia y honestidad.

E.N.D.: Se ha dicho que a través de su candidatura Rubén Darío ha tomado un ánimo revanchista en contra la dirigencia liberal en el Tolima...

M.V.: No. Pienso que hay contradictores que lo atacan porque se va de determinado partido y él ha salido a defenderse a su manera. Eso no lo hace por revancha o algo por el estilo.

E.N.D.: ¿Y cuál es su opinión sobre esa pelea con Mauricio Jaramillo?

M.V.: No voy a opinar sobre eso. Ahora quiero hacer una política diferente. He estado haciendo un trabajo social con bajo perfil y no me interesa referirme a ese tema.

EL NUEVO DÍA

Comentarios