El blanco y negro de la crisis del Partido Liberal

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La posible renuncia de Humberto de la Calle a la candidatura presidencial y los resultados de las elecciones de Congreso dividieron a liberalismo. En un cara a cara, el representante Alejandro Chacón y el exministro Juan Fernando Cristo, hablan de esa crisis.

En las dos últimas semanas, los ‘ánimos políticos’ al interior del Partido Liberal se han crispado debido a los resultados electorales de las elecciones legislativas del 11 de marzo, en donde se bajó en la representación congresional, como también porque el nombre de Humberto de la Calle Lombana no despegó en las opciones presidenciales para el 27 de mayo.

Sobre el expresidente y jefe único del Partido, César Gaviria, han caído las críticas de un gran sector, como también el respaldo de otro. Las mismas se expresan en este cara a cara con el exjefe de la colectividad y representante a la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, quien respalda su gestión, y el exprecandidato presidencial, Juan Fernando Cristo, el más duro opositor a que el expresidente siga al frente del liberalismo.

 

Alejandro Chacón, representante y exdirector del liberalismo

- ¿Los resultados de las elecciones legislativas obligan a un cambio en la dirección nacional?

Nosotros creemos (los congresistas), que no hay nadie más legitimado para un momento coyuntural como este, especialmente las elecciones presidenciales, que el expresidente César Gaviria, quien tiene la altura de su investidura y la honorabilidad que siempre guardó en las cosas públicas y políticas, a diferencia del cuestionamiento que tiene un hombre como el expresidente Ernesto Samper Pizano, al cuestionar la dirección del Partido en la actualidad. Él no es quien para hacerlo.

- ¿Pero el Partido Liberal bajó en su presencia en el Congreso, y ese es uno de los cuestionamientos?

La disminución del número de curules en Senado y Cámara es algo que le pasó a casi todos los partidos. Es que no sólo fue al Partido Liberal, La U también se redujo y tenían más curules en el Senado que nosotros, el Partido Conservador está en las mismas circunstancias.Los partidos tradicionales bajaron, porque es indudable que el Gobierno potenció a las minorías. El proceso de paz se lo abanderaron especialmente el Partido Verde y el Polo Democrático, estos sectores que están representando Sergio Fajardo y Gustavo Petro, recogieron en las regiones un caudal a cuenta de esto, más no lo hizo la unidad nacional.

- ¿El expresidente Ernesto Samper está cada vez más lejano del Partido Liberal?

No sé si Ernesto Samper se nacionalizó en Venezuela. Sabemos que una de sus pretensiones es decir que quiere apoyar a Humberto de la Calle, porque su intención de entrar al Partido es básicamente para apoyar a Petro o Fajardo, esas son sus verdaderas intenciones, y legitimar a muchos de los samperistas que están desligitimando a la dirección del Partido.

- ¿Tiene razón el exministro Juan Fernando Cristo en las críticas tan duras al expresidente Gaviria?

Yo fui copresidente con Horacio Serpa, en ese momento llegaba el expresidente Gaviria y lo acompañamos en ese proceso y estuvieron todos los precandidatos con excepción de Viviane Morales. El doctor (Juan Manuel) Galán decía que la consulta debía ser en marzo, pero eso era un absurdo y en mayoría se tomó la decisión entre los candidatos y no fue una imposición del expresidente Gaviria.

Es más, el doctor Cristo estuvo de acuerdo, y si bien la consulta fue, la misma se hizo para escoger candidato único para que fuera hasta la primera vuelta o para una consulta interpartidista, que era la idea, pero al fin no pudo hacerse porque se hicieron los de la vista gorda, porque ellos pretendían hacerla era con Petro o con Fajardo, algo que muchos de los que estamos en el Congreso de la República no lo compartimos y pensamos que debía ser con Germán Vargas Lleras.

- Humberto de la Calle abrió la puerta para un acuerdo con Sergio Fajardo, ¿Qué opina?

Desde el 8 de enero percibí que eso pretendía Humberto de la Calle. Nos extraña mucho, por qué si iba a ser un candidato para entregarse a otra aspiración, pues no hubiera hecho ese desgaste al Partido ni al presupuesto de la Nación. Hoy desinflando más una candidatura que no ha crecido, por cuenta de él, que no enarboló las banderas, que no recogió el fervor popular y que por supuesto muchos de los liberales no lo están acompañando, y ahora sólo, en una decisión autónoma y sin consultar las bancadas, pretende hacer unas coaliciones, quién sabe con qué, porque él no tiene votos, los que tenemos somos nosotros los congresistas y muchos no lo vamos a acompañar.

- ¿Le ha faltado acompañamiento de los congresistas a De la Calle?

Es que nosotros no somos los candidatos, el candidato es él. Quien debe buscar a los políticos, al ciudadano, al elector y lograr la intención del voto es el candidato, lamentablemente no fue capaz de hacer eso. Pudo haber sido cierto que Juan Fernando Cristo hubiera recogido más al Partido que De la Calle, por el contrario lo único que se le ve es la intención de tratar de llegar a un movimiento de izquierda en una candidatura presidencial como la de Fajardo o la de Petro. Nunca nos ha buscado de manera puntual y real, ni siquiera llama personalmente, lo hace su asesor para hablar con uno.

- Si De la Calle llega a dónde Fajardo, ¿Van a mirar desde el liberalismo otra opción?

Nosotros esperamos decididamente instrucciones del expresidente Gaviria, a quien ratificamos 35 representantes y 11 de los senadores, para que las decisiones políticas las tomemos con él. Esperamos ver, después de Semana Santa, qué vamos a hacer al respecto, pero su reciente declaración nos deja claro que no quiere ser candidato y es el primero que tiene que ser franco con nosotros, porque nos está haciendo daño y estamos amarrados a una candidatura que no quiere.

- ¿Con cuáles candidatos entonces buscarían alianzas?

La gran mayoría de los que estamos, pensamos que si De la Calle no va a la candidatura debemos ver sólo dos opciones, Germán Vargas Lleras, en su mayoría, e Iván Duque. Esas son las opciones que vemos, pero nuestra primera opción siempre ha sido Humberto de la Calle hasta la primera vuelta.

 

Juan Fernando Cristo, exprecandidato presidencial liberal

- ¿Los resultados de las elecciones legislativas obligan a que haya un cambio en la dirección nacional?

Los resultados dejaron al Partido Liberal en el peor de los mundos, pero no debe sorprender a nadie. Pasamos de tener una banca de 59 a 49 congresistas, desaparecimos prácticamente del escenario electoral de Bogotá y, en general, el resultado fue malo y se debe fundamentalmente a que por primera vez en estos años el Partido no tuvo campaña, no hubo una sola propuesta para defender, no hubo dirección distinta a una que se trabajó para elegir uno o dos senadores, una dirección que divide y persigue en vez de convocar y unir. Además, sin duda el resultado afectó severamente las posibilidades del candidato presidencial del liberalismo.

- ¿Entonces Gaviria no renovó al Partido como él asegura?

Es que siempre llega nueva gente al Senado y a la Cámara, en esta oportunidad hubo cero renovación, no hubo una sola persona nueva en la lista liberal, no hay una cara nueva en el ejercicio de la política, no se hizo absolutamente nada. Es un chiste llamar renovación al haber llevado a unos dirigentes de la Cámara –a quienes respeto- al Senado. Eso no se lo cree nadie.

- ¿Aún es necesario que Humberto de la Calle tome la dirección del Partido?

Ha sido tradicional en los procesos de escogencia del candidato liberal, que quien gane la consulta asuma la dirección del Partido, para asumir el liderazgo, para poder imponer disciplina frente a la candidatura presidencial y liderar las conversaciones de acuerdos con otros sectores, eso facilita mucho la tarea. Lamentablemente el doctor De la Calle no ha querido dar ese paso y sin duda alguna es una equivocación.

Hoy estamos recogiendo los frutos de unas decisiones equivocadas que hemos tomado todos en los últimos meses, de la equivocación de haber escogido a César Gaviria como jefe del Partido, la equivocación de no haber hecho la consulta en marzo, como lo pedimos Juan Manuel Galán y yo, y eso nos ha costado. Gaviria está pensando más en sus intereses personales y familiares que en el Partido.

- ¿Se está quedando sólo Humberto de la Calle?

Yo quiero invitar a toda la militancia del Partido, a las bases, a la bancada, a que cerremos filas entorno a Humberto de la Calle. La política del oportunismo, la política de arrimarse al árbol que más cobija, la política de estar mirando encuestas para tomar decisiones no es la que le conviene al liberalismo. El Partido tiene hoy un extraordinario candidato, una persona que sin duda alguna, en la polarización que está Colombia, es la mejor opción.

- ¿Pero no preocupa que el mismo De la Calle ya esté buscando una coalición?

Para nada debe preocupar, por el contrario debe dar tranquilidad, porque está buscando las mejores opciones para Colombia, el país no merece un Gobierno de polarización. Aquí hay afinidades con Sergio Fajardo y con muchos sectores de centro y sociales, hay que sacar la política y la campaña presidencial del parlamentarismo. Aquí hay que pensar en la importancia que tiene para el país elegir una opción que le de tranquilidad y signifique consolidar la paz. No es malo que se explore hasta último momento posibilidades de encontrar un solo candidato en esa franja de centro.

- ¿Pero usted si cree que los congresistas liberales lleguen a donde Fajardo?

No puedo hablar sino por mi, no tengo la vocería de nadie más, pero apoyo las posibilidades de que haya una sola candidatura y encontrar un mecanismo para hacerlo. En una opción entre Fajardo y De la Calle, estoy seguro que los colombianos escogerán a De la Calle.

- Si a esa posible coalición se suma el nombre de Gustavo Petro, ¿Usted qué opina?

No parece ser viable hoy. Petro representa una opción de izquierda radical, con la cual el liberalismo no está de acuerdo en la mayoría de los temas que plantea, aunque coincidimos en la necesidad de afianzar la paz, pero hay diferencias en temas del manejo del Estado, la economía, cosa que no sucede con Fajardo.

- ¿Aún hay la posibilidad que el liberalismo llegue a donde Germán Vargas?

Lo que no podemos es estar hablando mecánicamente hacía dónde va el Partido. El liberalismo debe llegar a la primera vuelta con un candidato fortalecido, que debe ser Humberto de la Calle, y llegará, si se consolida, con el respaldo de otros sectores sociales y no moverse de acuerdo a las encuestas.

BOGOTÁ (COLPRENSA)

Comentarios