La encrucijada de los congresistas tolimenses frente a la reforma tributaria

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍAEl senador Miguel Ángel Barreto y los representantes José Élver Hernández, Adriana Magali Matiz, Ricardo Ferro y Ángel María Gaitán dieron sus impresiones sobre la reforma tributaria. La senadora Paola Agudelo y los representantes Aquileo Medina y Jaime Yepes, al cierre de esta edición, no se habían pronunciado al respecto.
Aunque dijeron que no han estudiado a fondo el proyecto, los congresistas aseguraron que no aprobarán puntos que consideren inconvenientes en la reforma. El único que se opone de tajo a la iniciativa es el representante Gaitán.
PUBLICIDAD

Por estos días y en las semanas por venir, el tema en boga, tanto en el ámbito político como económico, será el trámite del proyecto de reforma tributaria, denominado por el Gobierno nacional como ‘Ley de Solidaridad Sostenible’, con el que buscará tener un recaudo cercano a los $23,4 billones.

La iniciativa, que tiene mensaje de urgencia del gobierno de Iván Duque para su  discusión en el Congreso de la República, de alguna manera pone en ‘calzas prietas’ a los congresistas, sobre todo porque se trata de una reforma impopular que se presenta a poco tiempo de las campañas para las elecciones legislativas de 2022.

Para el caso de los congresistas tolimenses, la mayoría de ellos dijeron que aunque no han estudiado a fondo el grueso paquete de artículos, hay varios puntos por revisar, otros por incluir y, en cualquier caso, no aprobarían medidas que sean inconvenientes para la ciudadanía. Solo uno de ellos se opuso tajantemente al proyecto.

 

Conservadores analizan puntos

El senador Miguel Ángel Barreto dijo que es partidario de que la reforma que eventualmente sea aprobada por el Congreso sea progresiva y, pese a que la posición final se tomará en el seno del partido Conservador, anticipó que no ve con buenos ojos algunos de los artículos. 

“Estamos estudiando el proyecto con responsabilidad. No vamos a ser mezquinos. Como partido vamos a tomar una posición en bancada, pero es claro que muchos puntos de la reforma no los vamos a apoyar, como el IVA a los servicios públicos, gravar la canasta familiar o abrirle la posibilidad a peajes en las ciudades. Tenemos que revisar todas las líneas del sector agropecuario para que, en vez de que tenga IVA del 5%, sea del 0%, porque el sector es poco competitivo respecto a otros países”, dijo el senador. 

Por su parte, el representante José Élver Hernández, presidente de la Comisión Cuarta de la Cámara (o Presupuesto), dijo de entrada que el proyecto es necesario para el país, pero son varios los ajustes que se deben realizar  en beneficio de los ciudadanos y, por otro lado, el Gobierno también debe ‘apretarse el cinturón’ en sus gastos, congelar los salarios altos y fortalecer la Dian para atacar la evasión. 

“La reforma tiene 163 artículos, los cuales debemos revisar uno por uno, eliminar los que no crea convenientes y ajustar los que sean necesarios. Sobre el IVA a los servicios públicos y ampliar la base de renta, vamos a dar la lucha para quitar esa tributación del proyecto de ley, pero debemos  buscar la forma de financiar el Presupuesto General de la Nación y esa es la responsabilidad que tengo como presidente (de la Comisión)”, dijo.

Hernández está de acuerdo  con la propuesta del senador David Barguil (coordinador ponente) de establecer una sobretasa en renta de seis puntos al sector financiero y de manera permanente, pues, como lo diría el mismo  congresista, los bancos pagan menos impuesto de renta que la propia administración pública y sectores salud y agropecuario, entre otros. 

“Una de las banderas del partido será el impuesto a los bancos y a las bebidas azucaradas, que serían una fuente de recursos para las finanzas del país y con esto no afectar la canasta familiar y no cambiar el impuesto a la renta”, aseguró Hernández. 

En la misma línea, la representante Adriana Magali Matiz señaló que apenas están en el estudio del proyecto junto a expertos en la materia, para determinar sus pro y contras, pero desde ya advierte que dejará constancia en la bancada conservadora que no apoya los puntos relacionados con el IVA a los servicios públicos y la eliminación de artículos del actual Estatuto Tributario que establecen condiciones para la exención de renta y devolución del IVA en actividades de promoción, construcción y financiación de vivienda de interés social. 

“Como también propondremos como partido que en lugar de tocar el bolsillo de los colombianos pensemos en un impuesto extra a los bancos tal y como se esta proponiendo el senador Barguil. Los bancos en los últimos años crecieron cuatro veces por encima del PIB, pagan menos impuestos que sectores como el agropecuario, por lo que es el momento de que retribuyan al país con algo de lo que han venido ganando”, comentó.

 

¿Qué dijo el partido de Gobierno?

Por su lado, el representante Ricardo Ferro, del Centro Democrático, en la misma línea que asumió su colectividad, dijo que solicitó al Gobierno nacional no gravar con IVA los servicios públicos ni los sectores agropecuarios. En cuanto a los temas de renta e impuestos a las pensiones, la propuesta incluye que la primera sea a partir de los 50 millones de pesos de ingreso anual, con tarifa reducida. En cuanto a la segunda, que se pague solamente desde los $14 millones.

Entre las propuestas también defienden que “a los productores de alimentos les sigan devolviendo el IVA que pagan en sus insumos, para defenderlos de la competencia internacional y también para evitar alzas que afecten a los consumidores”.

Así mismo, la colectividad señaló que la necesaria solidez bancaria no se afecta con el gesto fraternal de la sobretasa, a cargo de todo el sistema financiero, para apoyar con un porcentaje las urgencias de capital y crédito de pequeñas y microempresas.

Señalaron que el Internet se ha vuelto esencial para las personas en el país, más en medio de la pandemia, razón de muchos para pedir que no lo graven al consumidor.

 

Oposición rotunda

El representante Ángel María Gaitán dijo que analizará con sus asesores el proyecto, pero, hoy por hoy, de acuerdo con lo que se conoce, se opone de principio a fin a todo el articulado. Según dijo, el Gobierno nacional, en vez de ‘meterle la mano’ a los bolsillos de los ciudadanos, debe crear impuestos al sector financiero y bebidas azucaradas. 

“Esta es una reforma nefasta, desacertada, degradante e irrespetuosa. Solo  este Gobierno se atreve en plena pandemia a presentar una reforma tributaria regresiva, que afectará productos de consumo básico, que le pone IVA a la gasolina, que grava pensiones de personas que lucharon por tantos años, que aumenta los peajes”, afirmó. 

Para Gaitán, el Gobierno se queda corto en su propósito de financiar programas sociales, como Ingreso Solidario, pues este solo llegará a tres millones de personas y se olvida de otros 37 millones que pertenecen a clases media y baja. Sin embargo, dice que el Congreso terminará aprobando el proyecto porque “se convirtió en una apéndice del Ejecutivo, no hay independencia de nada y las mayorías están como lagartos con la boca abierta esperando que les da el Gobierno”.

 

DATO

Como coordinadores ponentes en el Senado quedaron Rodrigo Villalba (Liberal), Richard Aguilar (Cambio Radical), Fernando Araujo (Centro Democrático), David Barguil (Conservador) y Germán Darío Hoyos (La U).

 

DATO

Gremios agropecuarios como PorkColombia, Fenavi y Fedeacua señalan los alimentos subirán de precio con la reforma tributaria.

 

DATO

En el Senado fueron elegidos como ponentes del proyecto Efraín Cepeda (Conservador), Gustavo Bolívar (Lista de la Decencia), Édgar Palacio (Colombia Justa y Libres), e Iván Marulanda (Alianza Verde).

 

DATO

163 artículos, en más de 100 páginas, están incluidos en el proyecto de reforma tributaria.

Redacción Política

Comentarios