Reducción de la jornada laboral afectará formalidad y empleo: gremios

Crédito: Colprensa – EL NUEVO DÍA
La Andi es una de las organizaciones que ha tomado vocería frente al tema. Su presidente, Bruce Mac Master señaló que el proyecto podría ocasionar que se pierdan cerca de medio millón de empleos.
PUBLICIDAD

El proyecto de Ley 212 de 2019, con el que se propone disminuir la jornada laboral de 48 a 42 horas semanales, fue aprobado en último debate por la Cámara de Representantes, lo que lo pone un paso más cerca de ser realidad.

Ante el anuncio se abrió una discusión de dos filos: por un lado, ponentes, trabajadores y algunos analistas señalan que podría tener beneficios en materia de productividad, mientras que los gremios han argumentado que, por el contrario, podría frenar la recuperación y afectar el empleo.

La Andi es una de las organizaciones que ha tomado vocería frente al tema. Su presidente, Bruce Mac Master señaló que el proyecto podría ocasionar que se pierdan cerca de medio millón de empleos y no se generen nuevas plazas.

“Este proyecto no ayuda a generar empleo y no atiende la realidad de nuestro país. (... ) En relación con los costos significaría un impacto de $22,8 billones para la economía, es decir, cerca de 2,3% del PIB de 2019, o de 13,6% adicional sobre el salario de los empleados. Va en contravía total de la recuperación, se tenía la esperanza de que después del paro pensáramos en estrategias de reactivación”, señaló.

Por la misma postura se mostró el presidente de Fenalco,  Jaime Alberto Cabal, quien señaló que “este proyecto en las actuales circunstancias de Colombia es inoportuno y va a hacer incrementar los costos laborales, estimular la informalidad y no va a contribuir en la generación de empleo en Colombia”.

Sin embargo, según explicó Sergio Guzmán, presidente de Colombia Risk, la reducción de la jornada es una oportunidad que se debe ver holísticamente. “El punto es qué tan productivos son los trabajadores. Si pueden producir al mismo ritmo en la jornada de 42 horas habría una ganancia en productividad lo cual beneficiaría a las empresas. Si piensan que deben contratar a más gente para llenar ese espacio, significa más empleo”, dijo.

Según registra la OIT y la Ocde, los países miembro trabajan en promedio 40 horas semanales, con lo que al reducir la jornada laboral Colombia seguiría siendo uno de los países que más trabaja.

“Las 48 horas en Colombia las creó el presidente Mariano Ospina hace 70 años, cuando éramos un país pobre, ahora, que somos de renta media los trabajadores deberían beneficiarse de ello”, dijo el analista y exnegociador en temas de la Ocde, Sebastián Trujillo. El proyecto de Ley destaca que el objetivo es aportar a la productividad y fomentar la formalidad.

“Uno se pregunta, ¿Qué es primero, bajar la jornada o esperar que se aumente la productividad para bajarla? La experiencia histórica muestra que primero hay que bajar la jornada”, comentó el exsenador Álvaro Uribe, ponente del proyecto.

A este tema se le suma otro que está avanzando en el Congreso: ampliar la licencia de paternidad de ocho días a cinco semanas, cuentas que tampoco convencen a los gremios.

“No es solo la decisión de jornada laboral, también aprobaron el proyecto para aumentar los días de licencia para los padres, en ese orden de ideas hay mucha incidencia y presión sobre aspectos laborales que cuando miramos pesa mucho sobre la estructura y no es percibido como beneficios para el trabajador”, concluyó Rosmery Quintero, presidenta de Acopi.

 

COLPRENSA

Comentarios