Las reformas que necesita el Gobierno Duque en su último periodo según Ángel Ma. Gaitán

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El Representante a la Cámara por el Tolima habló de los cambios que deben darse en este último periodo legislativo que se instaló el pasado 20 de julio en el Congreso.
PUBLICIDAD

En diálogo con esta redacción, el representante Ángel María Gaitán afirmó que son varios e importantes los cambios que deben darse. Unos son de largo aliento, y otros son de cercana transformación, pues, según el tolimense, hacen parte de las necesidades urgentes que tiene la Nación.

“Entendemos la realidad del déficit fiscal que tiene Colombia, el hueco fiscal tan enorme que hay para cumplir las responsabilidades sociales que tiene el país. Ojalá, que no lo está pensando el Gobierno dentro de esta reforma tributaria.

Ellos están hablando es de cubrir el famoso Bono solidario de 120 mil pesos, que eso sigue siendo ahí como un incentivo para la miseria, para que la gente siga siendo pobre y no salga de ahí”, dijo Gaitán. 

Asimismo, habló a profundidad de otros temas:

 

Reforma tributaria

Considera que debe pensarse más en las familias del común y de bajos recursos, que tengan un salario mínimo fundamental y que se haga transitorio por un año o dos. “Porque con ese bono solidario no se paga ni el arriendo (...) Tiene que ser una reforma que lleve a recaudar temas en lo social como esos”.

Dijo que del sector financiero no debería tributar por ‘pequeñas gotas’ sino por mayores cantidades, pues son los de los que más se lucran del Estado y de la clase media. “Porque allí es donde se mueven las mayores utilidades dentro del sector financiero”.

Afirmó que deberían poner a tributar al sector eléctrico y energético, que según él, están en manos del privado. “Que están en manos de los grupos económicos más poderosos y que hoy gozan de todas las excepciones tributarias y que no aparecen hoy en esa reforma”.

También el sector petrolero. “Colombia es un paraíso fiscal (...) es el país que menos le cobra a todas las multinacionales en el mundo”. Y en general a todo el sector privado, que deben hacer el mayor esfuerzo para aportar a la solución de este problema social y económico que vive el país”.

Además, mencionó a la industria de las bebidas azucaradas, que “de paso están matando al pueblo colombiano, a los niños y a las niñas que hoy tienen a la diabetes como enfermedad (...) es hora de que los ricos entiendan el esfuerzo tan grande que se tiene que hacer en este país”.

 

Otras reformas estructurales

También habló de las reformas a la política, el medio ambiente, la salud, educación, la justicia y las altas cortes, así como de una reforma rural integral y el tratado de paz. Para el representante el panorama es complejo, pero con compromiso lograría importantes cambios.

En cuanto a la política mencionó que todo parte del ajuste a los salarios de los congresistas, quienes son los que deben dar ejemplo de equidad, “donde se acaben los privilegios de la clase política, donde los partidos vuelvan a ser de los que interpreten al pueblo colombiano y no defiendan o se preocupen por sus intereses personales”. 

También de los periodos de gobierno para reducir su participación máximo a tres. Exista la opción real de que las mujeres lleguen a las corporaciones públicas y no que participe el 50 % en una lista a causa de un código sino algo que garantice a su género. 

Sumado a ello, la financiación estatal, que según Gaitán “se volvió una cosa degradante, asqueante y grosera”, pues, por completo sería el Estado que financie las campañas y así no se dieran hechos corruptos, que también pasan en el Tolima.

Por otra parte, las altas cortes también deberían estar sujetas a cambios, por lo que, los salarios de magistrados, generales, ministros, que además gozan de otros privilegios, entrarían a equilibrar la balanza en justa medida el panorama. 

Justo después de ese tema, el representante Gaitán se enfocó en la justicia, que para él, no puede operar por falta de garantías; mencionó que un ejemplo claro es la Cadena perpetua a la que se opone, y no porque no crea que hace falta un castigo a quienes cometen esos delitos, sino a que según los estudios, este proyecto no garantiza que se cumpla sino que por lo contrario queda impune. 

Y hablando de ruralidad, la reforma rural integral es una de las más urgentes para el representante tolimense, pues “es la más atrasada en el país, que tiene a nueve millones de pequeños productores con necesidades urgentes (...) ahí, en ellos, está el futuro del país”. 

Asimismo, la salud y educación que no genera garantías para los usuarios, que ven a las EPS convertidas en negocios, y un panorama educativo que no le da facilidades para estudiar a las nuevas generaciones.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí
 https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Política

Comentarios