“Tuve que escoger entre la salud de mi hermano y la aspiración a la Alcaldía”: José Barreto

Crédito: Archivo/EL NUEVO DÍA.José Barreto, excandidato a la Alcaldía de Ibagué.
Contenido Exclusivo
En las elecciones regionales de 2019, el senador Miguel Ángel Barreto se enfrentó a una enorme -y angustiante- disyuntiva: apoyar la candidatura a la Alcaldía de Ibagué de su hermano José o acatar la directriz perentoria de su equipo político para que respaldara al hoy mandatario Andrés Hurtado.
PUBLICIDAD

El congresista, queriendo no generar resquemores con sus coequiperos, prefirió no comprometerse de lleno en el proceso electoral al cargo más importante de la ciudad,  pero mucho se dijo que estaba impulsando tras bambalinas la aspiración de su hermano.

En la recta final de aquella campaña, el senador se apartó de los medios de comunicación y las apariciones públicas, entonces trascendió el ‘ruido’ de que, agobiado por las supuestas presiones y acosos de su grupo político, encabezado por su primo Óscar Barreto, cayó en depresión y  tuvo serios quebrantos de salud.

Esa versión se quedó en un mero rumor y se perdió rápidamente cuando José, para sorpresa del mundo político local y a pocos días de las votaciones, dimitió a su aspiración y salió a apoyar a Hurtado. Solo hasta entonces el senador Miguel, con huellas de achaques físicos, volvió a figurar, ahora sí con declaraciones públicas de apoyo al hoy mandatario.

Pues bien, esta semana el propio José Barreto salió a convertir ese viejo rumor en certeza. En entrevista con el programa Contrapeso, afirmó que en efecto renunció a su aspiración para cuidar la salud de su hermano Miguel, quien, según afirmó, venía siendo brutalmente coaccionado de diferentes maneras por los miembros de su equipo político.

“Para nadie es un secreto de que tuve que enfrentar la informidad de mi aspiración en la Gobernación y la ciudad se dio cuenta de que las personas y los equipos políticos que estaban conmigo empiezan a recibir presión y al final sobre el que más intentaron ejercer esa presión fue a Miguel y le cuestionan, le castigan y le condenan el que deje de apoyar a su propio hermano para tener que apoyar a una persona que apenas acababa de llegar a un grupo político. Yo tuve que escoger entre la salud de mi hermano y la aspiración a la Alcaldía y siempre escogeré la salud, la integridad y el bienestar de mi familia”, dijo.

Según contó, líderes, empleados y contratistas de la Gobernación cercanos a su aspiración fueron monitoreados y a los actores políticos les exigieron alejarse de Miguel. “Eso lo lleva a él a un estado de salud, en el cual termina hospitalizado en una clínica en Bogotá y es la razón cuando veo la condición de salud tan deteriorada de él y es la razón por la que definitivamente tomo la decisión de deponer mi aspiración”, comentó.

 

Redacción Política

Comentarios