“Los cafeteros están en el corazón de la inversión del Tolima”: Santiago Barreto

Santiago Barreto, secretario General de la Gobernación.
Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍA.Santiago Barreto, secretario General de la Gobernación.
Contenido Exclusivo
El secretario general de la Gobernación explicó cuáles son las enseñanzas que dejó la visita de un grupo de caficultores tolimenses a Chiapas (México) y las inversiones para impulsar a este sector.
PUBLICIDAD

Con la idea de innovar los procesos de poscosecha del café, mejorar la calidad del producto y apostarle al valor agregado, la Administración departamental avanzó -y concluyó un proyecto de ciencia y tecnología por $11.900 millones que benefició a 551 caficultores de 69 asociaciones productoras en 13 municipios. 

El proyecto nació porque los cafeteros del Tolima, por algunas barreras en el proceso, venden cerca del 60 % del grano mojado y no pergamino seco. En términos monetarios, un pequeño productor podría pasar de recibir $10.9 millones por 12 cargas de café mojado al año a $22.8 millones de grano seco. 

Con esta realidad, la iniciativa contempló procesos de asistencia técnica, dotación de laboratorios para perfil de taza e instalación de infraestructura de secado y apropiación de Tics. 

“Vemos que los productores tienen unas habilidades muy buenas que han heredado de generación en generación para la producción del café, pero esa herencia llegó hasta la producción y no pudo avanzar hacía la transformación y la comercialización. La idea es que los jóvenes, hijos, nietos y sobrinos apropien nuevas prácticas”, dijo Santiago Barreto, secretario General de la Gobernación. 

Para concluir el proyecto, se llevó a cabo una experiencia internacional a San Cristóbal de Las Casas, en el estado de Chiapas, en México, para los 25 cafeteros que lograron los puntajes más altos de calidad de sus granos. 

 

SUMINISTRADAS – EL NUEVO DÍA

 

La caficultura en Chiapas emplea, de manera directa, a más de 180.000 familias en trabajos culturales de producción y comercialización del aromático, su cadena productiva sustenta a más de un millón de personas y ese estado es hoy por hoy el primer productor y exportador de café orgánico del mundo.

Esa visita, que se llevó a cabo este mes, dejó varias enseñanzas y experiencias para los caficultores del Departamento. En entrevista, Barreto, quien acompañó esa experiencia, contó cuáles son las apuestas del sector y las inversiones que la Administración destina para su apoyo.

 

Preguntas y respuestas

 

¿Cuáles fueron las enseñanzas que quedaron del viaje a México? 

 

Fueron varias, pero la gran enseñanza es que allá, sin contar con institucionalidad cafetera y apoyo del Estado, le sacan el mayor valor posible al producto: la flor la deshidratan y la vuelven aromática; a la cereza que queda después de despulpar, la fermentan y sacan té, y el café lo seleccionan para que sea especial y de mayor calidad y valor posible. 

Pero, además de eso, en el proceso de clasificación, a los granos partidos y que salen con manchas les sacan subproductos como mantequilla, sal para coctelería, licor de agave y están empezando a trabajar para extraerle la cafeína a la pasilla y venderla a la industria de bebidas energéticas a nivel mundial. 

O sea, la idea es comenzar a aprovechar más el grano acá. 

Sí. Ese cambio de enfoque fue lo que más impactó a nuestros caficultores, porque se dieron cuenta de que con una mina de oro muy pequeña, allá sacan el mayor valor posible. Nosotros, en cambio, con una mina muy grande, estamos vendiendo el oro pero no la joya. 

Con esta reflexión se vinieron, dispuestos a compartir esas experiencias y conocimientos, agregarle más valor a su café, tratar de transformarlo aún más y buscar aprovechar los subproductos, siempre pensando crecer en calidad y no tanto en cantidad, crecer en valor y no tanto en precio, crecer en rentabilidad y no tanto en utilidad. 

Lo otro es que todo se puede lograr a través de la asociatividad, que no puede ser asumida esperando que el Estado le brinde todo al caficultor, sino que de manera colaborativa y trabajando en equipo, se pueda producir. Si el Estado no llega, asociativamente se puede. 

 

¿Cómo aunar el turismo y el sector cafetero en el Tolima, como lo han hecho en Chiapas? 

 

Hoy que hacemos parte de la RAP Eje Cafetero, donde una de sus líneas fuertes es el turismo del paisaje cultural cafetero como un nuevo renglón de la economía para el departamento. Sobre esa línea, reafirmamos que nosotros mismos tenemos que ayudar a poner a Ibagué y el Tolima en el mapa del turismo. 

Una vía para eso es, por ejemplo, conseguir que baristas y catadores que participan en competencias en el mundo seleccionen cafés de acá para esos concursos. 

Para eso tenemos que invitar a la gente, en este caso al barista o al catador de otro país, a que conozca nuestro departamento, la finca, el territorio. La clave está en que cada vez que tengamos la oportunidad de invitar a un inversionista, un cliente, una persona interesada en comprar nuestros productos o servicios, también lo invitemos a que conozca el departamento. 

 

SUMINISTRADAS – EL NUEVO DÍA

 

Entiendo que se va a ejecutar un nuevo proyecto en esta misma línea de ciencia y tecnología para los caficultores…

 

Así es. Ya presentamos un proyecto, similar a este que terminó, por $16.000 para beneficiar a 1.000 personas de 20 municipios, para que el caficultor no venda su café mojado sino pergamino seco. Como componente ambiental, el proyecto incluye la adopción de tecnologías eficientes frente al uso del agua, para que en vez de gastar 40 o 25 litros por kilo de café, usen 0.5 litros. Además, Cortolima aportará $600 millones en filtros verdes para que los beneficiarios no viertan las mieles que salen del proceso de poscosecha a las fuentes hídricas y contaminen. 

 

¿Qué otras inversiones están proyectadas para los caficultores?

 

Los cafeteros están en el corazón de la inversión del Departamento. Acabamos de salir de este proyecto y el gobernador Ricardo Orozco inició un convenio con el Comité Departamental de Cafeteros por $5.000 millones para renovación y nuevas siembras de café, que se va mantener por resto del periodo de Gobierno, con la misma inversión por año. 

Desde 2002 en adelante, el primer productor de café era Antioquia y luego Tolima, pero en 2007 Huila dio el salto y se volvió el primer productor, seguido de Antioquia y Tolima. En vista de eso, a través de semillas y fertilizantes certificados, se espera mejorar la calidad del grano y que sea más productivo, y seguir ocupando los primeros lugares. Además de esto, se han entregado 11 laboratorios de cafés especiales, dos tiendas de café para jóvenes que están asociados y una torrefactora donde se hace la tostión del café y empaquetado de su café por libras. 

 

¿Y cómo avanza el mejoramiento de la infraestructura vial, porque los productores necesitan buenas vías para sacar los productos? 

 

Este Gobierno, además de apostarle a la calidad del café y su transformación, está y seguirá haciendo una inversión grande de infraestructura en corredores estratégicos como Chaparral-Rioblanco, Chaparral - San Antonio, Ibagué - Rovira, Carmen de Apicalá - Cunday, Ibagué - Juntas. Ataco - Planadas y el puente de Coello, que mejoró la conectividad con el Valle de San Juan. También estamos haciendo los estudios y diseños de Líbano - Santa Teresa y San Jerónimo - Casabianca. 

Ahora, no todas las fincas cafeteras quedan a borde de carretera sino en las veredas, entonces, para garantizar que estos productores tengan vías terciarias en buen estado que conecten con las vías principales, el Gobernador presentó en la Asamblea un proyecto de ordenanza por $30.000 millones para comprar seis equipos de maquinaria nuevos.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Política El Nuevo Día

Comentarios