Eutanasia a los peajes

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En Colombia existen a la fecha 196 peajes. Aproximadamente por cada 328,14 km como mínimo hay uno.
PUBLICIDAD

“No quiero morirme sin conocer el mar”. Típica expresión de miles de colombianos, que por diferentes razones año a año, ahogan ese deseo en las fiestas navideñas en sus casas, porque en definitiva ir a conocer el mar, no es una opción alcanzable especialmente por los elevados costos. 

Uno de los elevados costos, lo representa el gasto en peajes exagerado que existe en lo que comúnmente se conoce como la vía al mar y a otros destinos en Colombia, que en definitiva más que desarrollo vial, lo que han generado es retroceso en la posibilidad de acceso al turismo, a la facilidad de comercializar productos entre ciudades y departamentos y socialmente a la disminución de posibilidades de intercambio étnico y cultural. 

Comparto en el presente artículo, algunas alarmantes cifras, gráficas e información, que tuve la oportunidad de hacerlas llegar al presidente Gustavo Francisco Petro Urrego, con anterioridad a su elección, en la propuesta para la disminución en un 70 % de los peajes.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Utilidades

Las abultadas utilidades económicas que se generan en dichas concesiones, son el mayor pretexto para que estas organizaciones realicen todo tipo de artimañas y acudan a las modificaciones “legales”, los otrosí o adiciones, con la complicidad de alcaldes, gobernadores y ministros, así como a jugadas irregulares, pero pañetadas de legitimidad, para continuar el tan deshonroso negocio para los colombianos, pero espectacular para ellos. 

En tal sentido, vale resaltar las cifras en promedio que se manejan por los peajes a cargo de la Nación y los que están a cargo de estos privilegiados.

En promedio los particulares concesionados, reciben el 59,2 % de más de lo que recauda el Estado, un sobrecosto que lo asumen todos los colombianos al hacer uso de las vías afectadas con peajes. 

 

Sobre la propuesta

 El Presupuesto General de la Nación aprobado para el año 2022, equivalente a la suma de 350,4 billones de pesos y en el que se asignó una apropiación para transporte de 11”114.918´326.783 billones de pesos, equivalente al 3.18 %, del cual, para carreteras le corresponden 8.82 billones de pesos. 

Con las cifras mencionadas, vale revisar la posibilidad de eliminar 140 peajes concesionados= 71%, dejando 56, de los cuales hay 18 en nuevas concesiones, que pueden ir desapareciendo cuando exista retorno de la inversión.

Para los 2.739 Km (reportados por Mintransporte 2022) X $285.000.000 (valor de mantenimiento por km de vía, pavimento flexible) = 7,8 billones de pesos. (Opción realizable, si se tiene en cuenta que dicha cifra, está incluida en el presupuesto inicial, arrojando una diferencia de $11”114.918´326.783 billones de pesos menos 7,8 billones de pesos = 3,31 billones de pesos de excedente presupuestal. 

La diferencia con lo dejado de recibir, corresponde a 4,07 billones de pesos (ingresos totales anuales por la totalidad de los peajes), por compensar menos 3,31 billones de pesos (recaudo de las concesiones) = 0,76 billones de pesos = $760.000 millones de pesos, cifra que se compensa con el ingreso de los administrados directamente por el Estado, equivalente a $819.400 millones de pesos que ingresan anualmente. 

Justo y adecuado para quienes no quieren morir sin conocer el mar. 

 

El control

En Colombia existen a la fecha 196 peajes. En el 2020, existían 168, es decir en dos años se incrementaron 28 peajes, lo que equivale al 16,6 % de más.

Existen aproximadamente cada 328,14 km como mínimo uno. Esta cifra es diferente a la concentración de los mismos en las zonas del país, en las que se encuentran peajes a menos de 40 km entre uno y otro.

• Sobre la concentración geográfica de peajes en Colombia, vale resaltar que Cundinamarca tiene 35, Antioquia tiene 25, Santander y Valle del Cauca tienen 13 cada uno y Bolívar 11 entre los que más tienen.  

• Las familias y/o personas que han tenido o tienen a su cargo el jugoso negocio. 

1. Los hermanos Bautista, Thomas Greg & Sons, 

2. Los Menzel Amín de Cartagena, KMA Construcciones, 

3. Los Pacheco Devia, Colpatria, 

4. La familia Aristizábal de Conconcreto, 

5. Carlos Alberto Solarte, empresa familiar CAS, 

6. Mario Huertas, propietario de MHC, 

7. José Jairo Correa y su hija Luz María, propietario de Construcciones El Cóndor, 

8. Luis Carlos Sarmiento Angulo. 

 

Estas personas y familias con el beneplácito en el mandato de César Gaviria, desde la década de los 90 manejan 140 peajes, los cuales ya recuperaron la inversión, Tasa Interna de Retorno (TIR), pero con el consentimiento de los políticos y de los gobiernos de turno, han continuado manipulando la concesión, sin que exista el mismo beneficio retributivo en el mantenimiento de las vías sobre las cuales cobran dicho impuesto de movilidad, es más; existiendo todavía en la red primaria a cargo de la Nación 2.221,9 km sin pavimentar y entre regular, malo y muy malo, el 48 % de las primarias, como a continuación se muestra.

Bien podría pensarse que al estar a cargo de estas familias y personas la gran mayoría de los peajes, de igual forma la gran mayoría de las vías en todo el territorio nacional, debiesen estar en excelente condición… pero es todo lo contrario.  

Suministrada / El Nuevo Día

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

 

ERNESTO MONROY GONZÁLEZ

Comentarios