¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica?

En Colombia, según el Ministerio de Salud, se presentan anualmente entre 600 y 900 casos de pacientes con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Esta enfermedad, que se presenta con más frecuencia en hombres entre los 60 y 65 años, consiste en la progresiva pérdida de las neuronas motoras localizadas en la corteza cerebral y el cordón medular, lo que lleva a que el paciente pierda la capacidad de generar movimientos voluntarios en las extremidades.

Según la neuróloga, Martha Peña, “la enfermedad puede empezar a manifestarse por varios segmentos del cuerpo; podría iniciar con cambios en el habla pero también con dificultades para mover los pies o dificultades para cerrar fuerte los dedos de una mano, es muy heterogénea”.

 

¿Qué es?

Es la tercera enfermedad neurodegenerativa más frecuente después de la Enfermedad de Alzhéimer y la Enfermedad de Parkinson. Genera una progresiva pérdida de las neuronas motoras localizadas en la corteza cerebral y el cordón medular.

 

¿Cómo se evidencia?

La enfermedad puede empezar a manifestarse por varios segmentos del cuerpo, como en el habla pero también con dificultades para mover los pies o dificultades para cerrar fuerte los dedos de una mano.

De esta manera, los músculos al perder las conexiones con las neuronas motoras que los comandaban pierden la capacidad de contracción haciéndose débiles y perdiendo progresivamente su masa. Poco a poco se pierde la capacidad de generar movimientos voluntarios en las extremidades, el cuello, la lengua, la cara y la cabeza.

 

¿Cómo se puede detectar la enfermedad?

El diagnóstico requiere un examen neurológico completo donde se hace énfasis en la fuerza muscular, la masa de los músculos, la presencia de contracciones involuntarias conocidas como fasciculaciones y el aumento patológico de reflejos neurológicos.

Las personas que noten atrofia muscular en alguna parte de su cuerpo como sus manos o sus pies, y se asocie a debilidad, deben consultar y ser dirigidos a la consulta neurológica.

 

¿Cómo se puede tratar la enfermedad?

Es importante iniciar tempranamente sistemas de ventilación no invasivas para que el paciente optimice sus parámetros respiratorios, inclusive mucho antes de que el paciente tenga síntomas de este tipo.

Es muy importante la nutrición óptima que evite perder peso y la utilización de medicamentos que disminuyan el deterioro. De igual manera, la intervención de un grupo de terapeutas interdisciplinario son el tratamiento integral que da la opción de mejorar la calidad de vida del paciente, siempre respetando su autonomía.

COLSANITAS

Comentarios