¡Grave denuncia! Estudiante de grado 11 habría abusado al menos de 7 niñas en el colegio

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.
El joven se habría aprovechado de las niñas, con la excusa de ayudarlas con las tareas.
PUBLICIDAD

Las autoridades judiciales están al frente del caso. La Policía, la institución educativa y la Alcaldía se pronunciaron al respecto.

Un inusual caso de presunto abuso sexual se registró en una institución educativa pública del suroccidente de Cartagena, en el que el supuesto victimario es un joven de grado 11 que ya habría cumplido la mayoría de edad.

Las víctimas, al parecer, son niñas de primaria a las cuales ayudaba en clases al cumplir labores de alfabetización.

La denuncia la hicieron los padres de familia de dicho colegio, uno de los más tradicionales del barrio Blas de Lezo, y aunque en principio el caso se mantuvo en reserva por ser extremadamente delicado, poco a poco se fue ventilando a la opinión pública, lo que motivó a las directivas y autoridades distritales a pronunciarse al respecto.

El Universal conoció en exclusiva el testimonio de una madre de familia del plantel educativo, quien explicó lo sucedido recientemente en uno de los salones.

“El joven les decía que las iba a ayudar con las tareas, se las montaba en las piernas, las manoseaba y con el dedo les tocaba las partes íntimas, luego las amenazaba para que no dijeran nada en sus casas ni a las profesoras. Así fueron pasando los días, hasta que un día una niña se puso a llorar porque la tocó muy fuerte y empezó a temblar del miedo, las demás niñitas se dieron cuenta y él se fue enseguida del salón. Las niñas se lo dijeron a la profesora y ella inmediatamente fue a la coordinación a exponer la situación. Ya era casi mediodía y algunos padres de familia estaban afuera, por eso se dieron cuenta que algo extraño estaba pasando. Ese día hablaron siete niñas que confirmaron los abusos. Lo increíble es que el muchacho llegó en la tarde a sus clases de bachillerato como si nada, pero la Policía lo fue a buscar y discretamente lo hicieron salir del salón para que explicara los señalamientos. Ya se hicieron las denuncias, a los papás y a las niñas se les está haciendo el debido acompañamiento”, aseguró la testigo.

Según esta persona, días después otras cuatro niñas confesaron que también habían sido tocadas y se presume que hay otras víctimas que por miedo no han hablado. Se trata de menores entre cinco y siete años de edad.

“Los padres queremos que esto no quede impune, este proceso debe llegar hasta las últimas consecuencias, debe haber justicia, es un tema que causa traumas. Él ya tiene 18 años, no puede andar libre como si nada hubiera pasado”, puntualizó la madre de familia.

 

Se pronuncian las autoridades

Sobre la situación, desde la Secretaría de Educación del Distrito señalaron en un comunicado de prensa que una vez conocieron los hechos, a través del rector de la institución educativa se inició el seguimiento del caso para garantizar que se cumplan los protocolos y las respectivas rutas de atención.

“El rector de la I.E. activó la ruta establecida en la Ley 1620, notificó a la Policía de Infancia y Adolescencia y convocó a los padres de familia. Desde ese momento se inició un proceso de indagación de los hechos por parte de las autoridades competentes que esperamos avance con celeridad y transparencia para tomar las medidas previstas en la ley. La Secretaría de Educación Distrital hace un llamado a la ciudadanía a denunciar cualquier hecho que vulnere los derechos de las niñas, niños y adolescentes de las escuelas públicas y privadas”, fue el pronunciamiento de la SED.

Por su parte, en otro comunicado de prensa, la escuela también se dirigió a la opinión pública.

“La Institución Educativa John F. Kennedy informa a su comunidad educativa que los hechos publicados por medios de comunicación y redes sociales, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación, entidad encargada de ejercer acción penal del Estado que corresponde a este caso. La IE realiza un trabajo denodado por parte de docentes, directivos docentes, administrativos, personal de aseo y vigilancia, para garantizar el aprendizaje, la seguridad, la integridad y la confianza a niños, niñas y adolescentes y sus familias. Recuperar la confianza es una labor conjunta entre padres y escuela, y no escatimaremos en esfuerzos para restablecerla. No hemos estado ni estaremos a espaldas de esta problemática que nos consterna y es prioridad para la escuela su resolución. Seguiremos atentos al desarrollo del proceso con la finalidad de que llegue a una pronta medida de justicia. Por la dignidad humana de las personas implicadas hacemos una llamada a nuestra comunidad educativa para que esta situación se ventile a la luz del proceso jurídico penal, evitando así la revictimización de las menores afectadas”, manifestó el colegio.

Finalmente, el brigadier general Nicolás Zapata, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, aseguró que la autoridad competente (Fiscalía) atiende el caso y es quien debe entregar los resultados de la investigación.

“De parte de la Policía se ha venido haciendo la ruta de atención, se ha orientado correctamente a las familias y se ha hecho el acompañamiento, ya lo que sigue en adelante es materia de la Fiscalía, mientras tanto nuestras unidades hacen acciones preventivas en los colegios para evitar que este tipo de situaciones se presenten”, puntualizó el comandante de la Mecar.

 

Dato

7 niñas supuestamente aseguraron el mismo día que habían sido tocadas.

El Universal Cartagena / El Nuevo Día.

Comentarios