sssss

La pasión y el romanticismo de los long plays de ‘Camilo baladas’

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍA.
Con una colección que supera los cinco mil acetatos, este publicista ibaguereño fue catalogado recientemente como el ‘Coleccionista y conocedor más joven del centro del país’.
PUBLICIDAD

“Me estoy volviendo loco por tu culpa más que un loco…”, suena en su casa. Y su saludo fue: “esa canción se llama Más que un loco de Leonardo Favio, y es de 1988”, confirmó que Juan Camilo Daza Ballesteros es uno de los más grandes apasionados y sabedores de este género en Ibagué.

Y es que su ‘chapa’ no es en vano, pues es conocido en el mundo de la música como ‘Camilo baladas’, un apelativo que le fue puesto ya hace varios años por locutores de la ciudad, que siempre le han consultado por datos exactos y que él, dada su prodigiosa memoria, siempre les brinda.

Una memoria que ha construido desde muy pequeño, pues fueron sus abuelos y padres quienes le inculcaron el gusto por la música, en especial por las baladas, “pues escuchábamos la radio, emisoras de Bogotá que entraban muy claro en las noches, y que me formaron de a poco”, refirió Daza.

JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA.

De hecho, su carrera como coleccionista comenzó a los 13 años, pero con la particularidad de que no tenía un tocadiscos: “me compré mi primer acetato, pero no tenía dónde escucharlo (risas), entonces no hice más que ahorrar y a comienzos de los 90 pude lograrlo”.

Así las cosas, lleva más de tres décadas dedicadas a esta cultura que según él no desaparecerá, sino que por el contrario, se fortalece, pues, con tan solo 46 años, fue denominado el ‘Coleccionista y conocedor más joven del centro del país’, en Manizales, y ha sido el único gestor cultural y empresario del gremio de bares de Ibagué, en traer a la ciudad artistas como Los Iracundos, Los Ángeles Negros, Rudy Márquez, entre otros. 

 

Una colección de oro

 

Para ‘Camilo baladas’, quien también es publicista, construir su colección no ha sido nada fácil, pues ha recorrido parte del país buscando discos, intercambiando, vendiendo otros, e incluso recibiendo obsequios de quienes ven en él al mejor ‘guardián’ de aquellas joyas.

Por eso, actualmente conserva más de cinco mil long plays, en donde más del 80 % son baladas, seguido de géneros como el tango, el bolero y la salsa. “La balada es la hermana del bolero, ella te expresa todo, (...) soy un romántico empedernido; con la música lo he tenido todo, mi familia, mis amigos, he trabajado”, cuenta.

 

Entre generaciones

 

Y por esa razón, sus hijos también sienten gusto por la música, pues Isabella, también tiene expresa gusto por esta música y ha manifestado al igual que su papá, que sabe del tema; su hijo mayor, Cristian, también dice ‘Camilo baladas’, que es gustoso por este género, mientras Martín, el menor, aunque no es tan allegado a estos aires, también manifiesta amor por la música y la cultura.

“Esta cultura no tiende a desaparecer; por el contrario, ahora los sellos disqueros se le han vuelto a medir a producir los elepés, incluso bandas de otros géneros también. (...) Yo recuerdo fechas exactas, sellos discográficos, álbumes, y otros datos que me han llevado a reafirmar ese título de ‘Camilo baladas’ aquí en Ibagué, ojalá hayan muchos más, aquí en la ciudad somos contados con los dedos de las manos”, finalizó.

 

Destacado

 

-Entre su colección tiene ‘joyas’ avaluadas en más de un millón de pesos. 

-Daza ha tenido varios bares dedicados a la música de antaño, entre los más recordados está ‘Las melodías de Camilo’.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios