Julian Montaña, el ibaguereño que dirige una importante Escuela de Artes

Julián inició sus estudios en el Conservatorio del Tolima cuando era colegio, institución a la que le agradece su formación.
Crédito: Tomadas de Instagram / EL NUEVO DÍA.Julián inició sus estudios en el Conservatorio del Tolima cuando era colegio, institución a la que le agradece su formación.
Contenido Exclusivo
El pianista egresado del antiguo colegio Conservatorio del Tolima, se ha convertido en un conocido gestor cultural y académico, obteniendo importantes logros y ocupando puestos destacados como el que tiene actualmente en la decanatura de la Escuela de Artes y Música de la Universidad Sergio Arboleda.
PUBLICIDAD

Desde pequeño Julián supo que su amor por la música era innato, su curiosidad por esta se despertó cuando se enteró que estaban grabando en la hacienda El Vergel de Ibagué la película Edipo Alcalde, que contó con libretos de Gabriel García Márquez, la dirección de Jorge Alí Triana y la música Blas Emilio Atehortúa. 

Recuerda que para ese momento le pidió a sus padres estudiar en el Conservatorio, se preparó, pasó las pruebas e integró el coro que posteriormente fue elegido para hacer parte de la producción audiovisual. 

Allí inició su camino en la música, su formación con el Conservatorio le trae gratos recuerdos que lo formaron como pianista, "Estudié en el Conservatorio cuando todavía era un colegio. Ingresé a los nueve años y viví ocho años de mi vida en esta institución. Tuve una formación musical que no cambiaría por nada del mundo, que agradezco muchísimo", destacó Julián.

Jornadas extensas practicando el piano con sus compañeros y la oportunidad de adquirir la confianza que necesitaba como músico, son detalles que siempre recordará. 

Fue esta enseñanza la que lo motivó a estudiar en la Universidad Nacional, de la que se graduó como pianista y en la que escogió la academia como su línea de trabajo. Por este motivo se trasladó a España a estudiar musicología en la Universidad Autónoma de Barcelona. 

"Hago la maestría, comienzo el doctorado y después estando allá me llama el maestro Mauricio Cristancho (de la Universidad Sergio Arboleda), me escribe un correo y me dice que quiere entrevistarme. Se había quedado sin profesor de la Historia de la Música; dije que no podía en ese momento, contrataron a otra persona que terminó y vuelven me contactan y les digo listo", contó.

Es así como la Universidad Sergio Arboleda se convirtió en la primera en la que Julián inicia su labor docente y por la que tiene gran aprecio. Posteriormente, inició su labor docente en la Universidad Nacional en la cual sigue dictando clases. 

 

La decanatura

 

Julián lleva casi dos años como decano de la Escuela de Artes de la Universidad Sergio Arboleda, inició el 2 de marzo de 2020.

"Han sido unos retos muy lindos, sobre todo por lo que implica asumir la dirección de una facultad de artes en la pandemia. Sabía desde enero que iba a ser decano pero me nombran el 2 de marzo y el 17 estamos en casa; tuve exactamente 15 días para ir a la Universidad y presentarme".

Destacó que como ya había sido Director de Investigaciones de esa Facultad y había publicado libros con la Institución de Educación Superior, en cierta medida conocía su cultura institucional, misma que le permitió hacer varios cambios. 

"Fue una linda oportunidad para poner en práctica una serie de transformaciones a las cuales las artes debieron haberse enfrentado hace mucho tiempo; tuvimos que cambiar nuestros modelos de acercamiento e interacción, el ejercicio también de aprendizaje que muta a través de nuevas dinámicas y posibilidades". 

 

Ibagué Festival 

 

Julián también fue uno de los gestores importantes del Ibagué Festival, trabajó de la mano de la Fundación Salvi y de la familia Vegalara para darle este regalo a la Capital Musical. 

"Quiero mucho a Ibagué, de hecho la oportunidad que tuve de trabajar en la cocreación del Ibagué Festival fue una oportunidad también de volver a mi ciudad y entregarme desde mi trabajo", refirió.

Su llegada a la Fundación fue a través de un amigo que conocía de años atrás con el que trabajó como docente en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia, quien le comentó del proyecto y sabía que el perfil de él era el indicado.

Fue así como se convirtió en el director de estrategias de la Fundación con la que hizo dos Festivales en Cartagena, la primera edición del Ibagué Festival, dos cátedras Salvi, entre más eventos.  Posteriormente a la experiencia con la Fundación fue que inició su camino como decano. 

 

Becas 

 

Dentro de sus apuestas en la decanatura de la Escuela de Artes, Julián busca democratizar la formación académica y que más músicos puedan profesionalizarse. 

Por este motivo está promocionando el programa de becas talentos nacionales, en el que 10 personas tendrán la oportunidad de acceder a los programas en música que ofrece la universidad, y esta les cubre el 75% de la matrícula durante toda la carrera. 

"He venido insistiendo en la importancia de ser consciente que las escuelas y facultades de las universidades deben entrar a ser actores en otros frentes a los que normalmente no estábamos acostumbrados a participar". 

Este proyecto hace parte de una de las líneas que trabaja Julián que es la de responsabilidad social. 

Las becas a talentos colombianos estarán habilitadas para personas de todas la regiones con competencias artísticas sobresalientes, ya sea para interpretar la música clásica, la música colombiana o estar en teatro musical.

Los interesados en participar pueden inscribirse, sin costo, a la beca hasta el 3 de diciembre. Habrá examen de admisión. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Sociedad El Nuevo Día

Comentarios