Colombia clasificó y ahora tendrá que verse con Argentina en cuartos

AFP - EL NUEVO DÍA
La victoria de Brasil 2-1 frente a Venezuela le dio el tiquete a la Selección Colombia para disputar los cuartos de final de la Copa América, donde ahora se tendrá que ver la cara con la siempre favorita Argentina, en partido a disputarse el próximo viernes 26 de junio en el estadio Sausalito, de Viña del Mar.

Costó sudor y lágrimas, pero al final Colombia celebró. Tras un deslucido empate 0-0 ante Perú, la hinchada colombiana tuvo que esperar a que Brasil ganara y los llevara de la mano a cuartos de la Copa América-2015 para festejar la clasificación.

Colombia tenía que vencer este domingo para asegurarse por si misma el pase a cuartos de final en el grupo más disputado de la copa continental, y no caer en juegos de calculadora.

Los hinchas, uniformados con las camisetas amarillas y rojas de la selección cafetera, aprovecharon el domingo para reunirse y ver el partido en bares y parques habilitados con pantallas gigantes.

Una tensa calma se respiraba en las calles casi vacías del país, con los seguidores de todas las edades concentrados en negocios ambientados con banderas, globos y pelotas de la selección.

A más de uno se le atragantó el almuerzo al ver que los dirigidos por José Pekerman, tras lograr esta semana una merecida victoria ante Brasil, no podían hacer nada para imponerse ante Perú.

"Colombia está muy flojo, nos hace falta definir, nos hace falta el gol", se quejaba Andrea Blanco, de 23 años.

El deslucido empate 0-0 frente a los peruanos solo hizo alargar la agonía y el desespero de los colombianos, que dependían ahora del resultado del partido entre Brasil y Venezuela para conocer su suerte.

"No ganamos como todos esperábamos pero seguimos vivos", dijo tras el partido el presidente Juan Manuel Santos. "Vamos a poner toda la fe para que esta Copa América sea una copa muy buena para Colombia", afirmó el mandatario. 

Resignados, la mayoría de colombianos optó por quedarse frente a la pantalla un par de horas más. Si el pasado miércoles las ansias se concentraban en la revancha contra la 'verdeamarela', hoy tocaba alentar a los brasileños para el beneficio propio. 

La victoria 2-1 de Brasil frente a Venezuela, seguida con más atención aún que el partido de Colombia, desató finalmente la celebración reprimida.

"Esperaba que íbamos a pasar más facilito", confesaba Andrea Reyes, una hincha de 21 años. "Al final, a este Brasil que tanto le teníamos ganas de ganarle terminamos pidiéndole  los puntos para poder clasificar", dijo.

Con algunas horas de retraso, llegaron los gritos de 'Colombia, Colombia', el pito de los autos y las vuvuzelas que demostraban el entusiasmo de los colombianos.

Colombia acabó tercera en el grupo C y su próximo desafío será contra Argentina. Pero para entonces, no podrá confiar en nadie más que en ella. 

AFP - EL NUEVO DÍA

Comentarios