sssss

Justicia australiana da la razón al tenista

El deportista se pronunció por redes sociales para agradecer la decisión.
Crédito: Foto tomada de Colprensa.
El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano implementar la liberación a la mayor brevedad al tenista Novak Djokovic, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales. Esta decisión permitiría, en principio, a Djokovic participar en el Abierto de Australia, que en caso de victoria final se convertiría en su décimo título de ese torneo y su vigésimo primer Gran Slam, con lo que superaría al suizo Roger Federer y al español Rafael Nadal.
PUBLICIDAD

En la diligencia virtual celebrada este lunes, el Gobierno de Australia accedió a revertir su decisión de cancelar el visado, aunque el abogado Christopher Tran, señaló que el Ministro de Inmigración, Alex Hawke, considera la posibilidad de usar sus poderes especiales para deportar a Djokovic. En cambio, los abogados de Djokovic alegaron que el tenista siguió “todos los pasos migratorios que creyó necesarios para entrar en Australia”.

También fueron publicadas las transcripciones por el tribunal australiano que falló a favor del tenista, donde se revela que el número uno del mundo pasó una odisea de casi ocho horas de entrevistas en el control de aduana en Australia antes de serle denegada la entrada al país, por no cumplir con normas de la pandemia.

En los documentos se pueden leer las conversaciones de Djokovic con los agentes, que comenzaron más allá de la medianoche del miércoles al jueves de la pasada semana en el aeropuerto de Melbourne, a donde llegó Djokovic con el objetivo de jugar el Abierto de Australia a finales de este mes.

El tenista serbio, que confirmó que no está vacunado contra Covid-19, dice que se contagió de coronavirus el pasado 16 de diciembre, por lo que manifestó que estaba exento de la obligación de estar vacunado.

Tras la revocación por parte del juez de cancelar el visado del serbio, se produjeron diferentes altercados en la capital del estado australiano de Victoria, en la céntrica calle Collins Street, justo enfrente de la oficina de los abogados de Djokovic, donde se reunieron los seguidores del balcánico después de argumentar que su ídolo se encontraba en el interior del despacho manteniendo conversaciones con sus abogados. 

Un agente fue afectado por el gas pimienta y varios compañeros argumentaron que no sabían si el primer clasificado mundial realmente viajaba en el coche que fue interceptado por los aficionados. A pesar de la orden de liberación del astro serbio, varios medios de su país afirmaron que desde el entorno familiar del jugador no son optimistas, ya que piensan que finalmente será deportado de Australia.

 

Dato

 

Un tribunal australiano ordenó este lunes la liberación del tenista serbio Novak Djokovic, que se encontraba retenido desde el jueves pasado.


 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico

 

Redacción El Nuevo Día.

Comentarios