Quieren empezar con pie derecho

México y Bolivia debutarán hoy en la Copa América con la necesidad de amarrar estos primeros tres puntos ante la entidad de sus próximos rivales en el Grupo A.

El choque arrancará a las 6:30 de la tarde (hora colombiana) en el estadio Sausalito de Viña de Mar y cerrará la primera jornada de esta zona, que abrió anoche Chile y Ecuador.

El partido dará pistas del potencial de la selección mexicana que viajó a Chile, que por ahora es una incógnita, y será una nueva oportunidad para que Bolivia rompa una racha de 16 partidos sin ganar en el campeonato continental.

Sin todas sus estrellas, reservadas para la Copa Oro de la Concacaf de julio, este ‘Tri’ es una amalgama de veteranos como el arquero José de Jesús Corona, jugadores asentados en la liga mexicana y proyectos de figura que ya están en Europa, como el extremo Jesús Corona, de 22 años, que arrancará el torneo como titular.

El capitán Rafael Márquez es la única pieza importante presente del equipo que cayó ante Holanda en los octavos de final del Mundial de Brasil.

Durante su primera semana en Santiago, el técnico Miguel ‘Piojo’ Herrera ha removido en secreto sus cartas tratando de encajar a un grupo de futbolistas que apenas ha jugado junto.

El ‘Piojo’ reconoció ayer que aún tiene una duda en el centro del campo para el equipo al que exigirá sacar los tres puntos ante Bolivia, claves en los cálculos del técnico para superar la fase de grupos.

“Este es el partido que tenemos que ganar si queremos avanzar”, subrayó Herrera agregando que Bolivia es “un equipo muy ordenado y su delantero es bastante peligroso, con mucha definición en el área. Hay que estar atentos a él”, dijo el estratega en referencia al ariete Marcelo Moreno Martins.

El temperamental adiestrador niega a diario que haya viajado con una selección “B” y reitera que su objetivo es llegar a la final. “Estamos puestísimos para hacer historia en esta Copa América”, aventuró.

El elenco Azteca, que nunca ha ganado el campeonato desde que fue invitado por primera vez en Ecuador-1993, está obligado como mínimo a borrar la lamentable imagen mostrada en la anterior edición de Argentina-2011, en la que no sumó ni un punto.

Bolivia quiere recuperar el respeto

Como su homólogo mexicano, el también explosivo seleccionador boliviano, Mauricio Soria, ha blindado los accesos a los entrenamientos de su equipo desde que inició su concentración el 18 de mayo.

Con la mira puesta en las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, Bolivia presenta un equipo remodelado que incluye a veteranos como el volante Pablo Escobar y a juveniles como Sebastián Gamarra, de las divisiones menores del Milan italiano.

La estrella boliviana, el delantero Marcelo Martins, confía en que el campeonato acelere la adaptación de los futbolistas jóvenes. “Hay jugadores que están por primera vez en la selección. El profesor les está dando las condiciones a los nuevos jugadores y esperemos que puedan responder a la expectativa”.

AFP

Comentarios