La infatigable lucha por los derechos de las mujeres en el Tolima

Crédito: Suministradas por Leider Guerrero / EL NUEVO DÍA.
Los avances en las condiciones sociales de las mujeres en el Tolima se deben, en parte, al trabajo que ellas mismas han realizado durante años, aun en medio de las condiciones más adversas.
PUBLICIDAD

Más de 3.811 millones de mujeres, la mitad de la población mundial, se encuentran en condiciones de desventaja en ámbitos laborales, educativos y políticos. Esta situación aumenta según la ubicación geográfica, pues no es lo mismo ser mujer en una ciudad capital que en una región apartada del Tolima.

Según el último censo del Dane, el 50.10% de la población de nuestro departamento son mujeres. La violencia de género sigue siendo la mayor afectación que padece este grupo poblacional. Según Liliana González, secretaria de la Mujer en el Tolima, hubo un incremento del 15.8% durante el 2021, siendo Ibagué, Chaparral, Planadas y Ataco los municipios más afectados.

En ese contexto, entre los muchos roles que las mujeres desempeñan en el Tolima el de las lideresas sociales cobra mayor importancia. Con su trabajo se dedican a tejer redes de apoyo entre las comunidades y a mejorar las condiciones de vida de las personas a través de iniciativas desde el ámbito de la sociedad civil.

 

Una conversación necesaria

En la Universidad del Tolima se dieron cita 5 mujeres de varias regiones del Tolima para hablar sobre el papel que cumplen en el departamento: Nohemy Bucurú, secretaria del cabildo indígena Cutucumay Río de Oro de la etnia pijao, Ginna Mejía, fundadora del Colectivo Transfénix de Ibagué, Erika Ramírez, de la Red de mujeres de Purificación, María Ximena Figueroa, de la Red de Mujeres Chaparralunas por la Paz, y Stella Gordillo, presidenta de la Red de Mujeres de Ibagué.

 

Las voces de las mujeres

mujeres

A la izquierda, Ginna Mejía, fundadora del Colectivo Transfénix de Ibagué; en el centro, Erika Ramírez, de la Red de Mujeres de Purificación y a la derecha, María Ximena Figueroa, de la Red de Mujeres Chaparralunas por la Paz.

Stella Gordillo recordó desde sus inicios como lideresa en el barrio El Topacio hasta llegar a crear la Red de Mujeres de Ibagué, siempre luchando contra la corriente. Este tipo de redes, enfatizó, están basadas en la solidaridad y la ayuda mutua.

“En un inicio hicimos marchas en las cuales nos llamaban locas o destructoras de hogares porque no permitíamos que las mujeres siguieran pasando por esas terribles tragedias. Aún así seguimos hablando y hoy ya tenemos construida una voz colectiva”, contó.

Por su parte, Ginna Mejía destacó lo difícil que ha sido la lucha de las mujeres trans en la capital del Tolima: “Ya son 11 años de lucha del colectivo Transfénix en el cual hemos visto escenas terribles, pero por el otro lado estamos llenas de historias de resistencia. Si una mujer cisgénero tiene problema, pues imaginen una mujer trans. Ahí estamos actuando nosotras”.

Erika Ramírez rememoró el momento en que regresó a Purificación y vio la necesidad de crear una organización: “Eran evidentes las violencias y las necesidades. Eso me dejó una espina que me decía ‘hay que hacer algo’. Socialmente convivimos con muchos prejuicios sobre la mujer, pero debemos entender que somos más fuertes cuando estamos juntas”.

María Ximena Figueroa relató cómo han ido confluyendo en la Red mujeres indígenas, afro, víctimas de la violencia y emprendedoras. Todas ellas, aun en su diversidad, enfrentan problemas similares, afirmó.

“El lema que siempre hemos tenido es ‘Tejiendo lazos, tejiendo futuro’. En estos 17 años hemos caminado todo el sur del Tolima: Ataco, Planadas, Chaparral, San Antonio. Además, hemos ayudado a conformar otras organizaciones, a darnos voz entre nosotras mismas”, agregó María Ximena Figueroa.

 

Aumentar la participación de la mujeres en el Tolima

mujeres

A la izquierda, Stella Gordillo, presidenta de la Red de Mujeres de Ibagué. y a la derecha Nohemy Bucurú, secretaria del cabildo indígena Cutucumay Río de Oro.

Todas ellas coincidieron en la necesidad urgente de abrir más espacios de participación para las mujeres en el departamento. 

Erika Ramírez mencionó la creación de más campos de accionar, los cuales no tienen que ser necesariamente físicos, pues lo importante es el encuentro, no el espacio en que se dé: “Nosotras, como mujeres, podemos ser espacios de confluencia también. En puri nos reunimos en parques, hemos comenzado a transitar las calles y a hacer presencia en muchos lugares”, aseguró.

Ginna Mejía añadió a este respecto que es imprescindible que las mujeres tengan conocimiento de las herramientas con las que cuentan para hacer valer sus derechos: “Hay que sumarlas a todas a esta lucha. Pero sobre todo difundir las situaciones contrarias a nosotras, que haya sororidad y digamos lo que hay que decir”.

María Ximena Figueroa afirma que “el fortalecimiento en la institucional es fundamental, pero también que hay que trabajar en la creación de nuevas organizaciones en la comunidades para que la otra mujeres se acerquen también”.

Todo ese trabajo de alzar la voz ha tenido resultado, acentuó Stella Gordillo, pues la violencia y las circunstancia perjudiciales para las mujeres dejaron de estar normalizadas y germinó un rechazo social.

“Antes, cuando se daba una situación de violencia o de inequidad, muchas personas, incluidas las mujeres, hacían comentarios del tipo ‘por algo será’ o decían ‘eso es que la está educando’. Ahora la desaprobación y la condena es total y eso es consecuencia del trabajo de miles de mujeres en las regiones”, finalizó la presidenta de la Red de Mujeres de Ibagué.

 

El machismo que sufrimos nos ha relegado solo a las tulpas, a los fogones, a las playas de los ríos. Pero eso ha ido cambiando y es importante que pongamos esas nuevas voces al servicio de nuestras comunidades, sean occidentales o nativas originarias. Por donde quiera que vayamos debemos hablar de paz y de humanidad. 

Nohemy Bucurú, exgobernadora y secretaria del cabildo indígena Cutucumay Río de Oro de la etnia pijao.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí

https://digital.elnuevodia.com.co/library

EL NUEVO DÍA

Comentarios