Tasa de cobertura en educación superior de 41.4 en Tolima, 10% por debajo de la nacional

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
No se ha logrado estabilizar la oferta educativa en Educación Superior en el Tolima en los últimos años. Porque se producen variaciones con tendencia al decrecimiento del acceso, contando con las 20 universidades que hacen ofertas de este nivel educativo en el departamento.
PUBLICIDAD

Hay dos fuentes de datos sobre el total de estudiantes matriculados en este nivel educativo, el Observatorio de la Universidad Colombiana y el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, Snies. Según estas organizaciones, no hay acuerdo sobre los datos, que apenas llegan hasta el año 2019, lo cual no permite el análisis de los efectos de la pandemia del coronavirus.

De cada 100 jóvenes en edad escolar, que debieran estar estudiando, 41 accedían a las aulas de las instituciones de educación superior en el departamento. Es decir, 59 no encontraron cupo de matrícula, no tuvieron interés en avanzar en estudios más allá del título de bachiller o no dispusieron recursos para pagar la matrícula, en tiempos en que no había gratuidad o matrícula cero.

El déficit de cobertura es grave que ocurra en jóvenes de edades entre 17 y 21 años de edad, que habiendo culminado su bachillerato, debieran acceder al siguiente nivel educativo.

Según el Snies del Ministerio de Educación, en el año 2019 la matrícula en el Tolima llegó a la cifra de 50.136 estudiantes, que equivale a una tasa de cobertura de 41.4, frente a la nacional de 52.2%, lo cual implica que estamos a 10.8%  de la tasa de cobertura nacional para ese año. En los últimos cinco años, la matrícula más alta ocurrió en 2017, con 52.053 estudiantes, y el total de matrícula se distribuye en 36.878 en instituciones oficiales y 14.038 privadas.

 

Veinte universidades con oferta

Son 20 las instituciones de educación superior que hacen oferta educativa en el Tolima, de ellas sólo seis son oficiales, situación que implica costos excepcionales para quienes se matriculan en las 14 restantes.

La Universidad del Tolima encabeza la lista de las instituciones de educación superior en cuanto a su matrícula total de 22.242 en el semestre B del año 2020.

El 51.3%  de esta población estudiantil es nativa del departamento, los restantes pertenecen a otros departamentos, a través del IDEAD que está presente en 20 lugares de Colombia, entre ellos, en cinco municipios del Tolima, con una matrícula equivalente al 58% de la cifra total de la Universidad.

El Sena, después de la Universidad del Tolima, es la IES con alta población estudiantil, 15.643 en el año 2019.

La Universidad de Ibagué, en el 2019, tenía matriculados 6.035 estudiantes y es, con la Universidad del Tolima, las únicas con acreditación institucional de alta calidad, que tienen su sede central en el Tolima. En la Universidad Cooperativa, también privada, la matrícula fue de 4.784 estudiantes.

La Universidad Nacional Abierta a Distancia, Unad, es otra de las Universidades estatales, con 2.772 estudiantes en el 2019.

El Instituto Tolimense de Formación Técnica Profesional, es oficial, funciona en el municipio de Espinal y tenía 3.782 estudiantes matriculados en el 2019.

Las otras universidades, que tienen sus sedes centrales en Bogotá, principalmente, hacen ofertas de posgrados.

1

Análisis de pruebas Saber Pro 2020

Ya se han divulgado los resultados de las pruebas Saber Pro que deben presentar los estudiantes como requisito de grado en cualquiera de las carreras profesionales que ofrecen las universidades. Se trata de resultados que evalúan el rendimiento académico de los futuros egresados y dan indicios sobre la calidad educativa en la Educación Superior. Son pruebas sobre lectura crítica, razonamiento cuantitativo, escritura, inglés y ciudadanía.

El exdirector del Icfes, Daniel Bogoya en el Observatorio de la Universidad Colombiana, en el Fondo de Desarrollo de la Educación Superior y en otros medios, ha hecho un análisis de los resultados de las pruebas Saber Pro, presentadas por estudiantes al final de sus carreras profesionales de 260 instituciones de este nivel educativo, en el año 2020, en el país.

De sus cálculos sobre los promedios de las pruebas evaluadas, la Universidad de Ibagué ocupa el primer lugar en el Tolima y el 68 en el país, en el ranking que encabeza la Universidad de los Andes con un promedio de 194.7.

Que una universidad tenga reconocida la  acreditación de alta calidad, no necesariamente está asociado a los mejores promedios en estas pruebas. “Hay un buen número de IES acreditadas con desempeños por debajo del promedio nacional, y muchas no acreditadas están por encima. Tampoco existe un número, estándar o indicador preciso que señale a dónde debe ubicarse el desempeño deseado por los pares académicos”, dice el experto en estadística .

“Si bien las pruebas Saber Pro constituyen una exigencia de ley para que los estudiantes se gradúen, el país no tiene del todo claro su utilidad, salvo la de ser un referente descriptivo estadístico sobre el desempeño de las IES” agrega.

Es quizás una de las razones por las cuales, pocas universidades dedican tiempo en la preparación de los estudiantes para un buen desempeño en estas pruebas, sin embargo, en los informes de gestión de los rectores, en su mayoría se hace referencia a estos resultados. Inclusive, los pares académicos que dieron concepto favorable para la acreditación de alta calidad de la Universidad del Tolima, recomiendan que esta institución realice acciones dirigidas a mejorar los resultados en estas pruebas.

Los promedios  de Saber Pro del año 2020, mejoraron con relación al año inmediatamente anterior, a pesar de la pandemia del Covid 19, situación contraria a lo ocurrido con los resultados de las pruebas Saber 11 en bachillerato.

2

Más detalles

La reducción, entre 2019 y 2020 en el número de aplicaciones (se bajó de 260.753 a 246.434 estudiantes), se pudo dar mayoritariamente por la ausencia de estudiantes con limitaciones económicas y dificultades de conectividad, lo que se ha asociado también con bajos desempeños académicos. Es decir, muchos de quienes podrían bajar los promedios no la presentaron. Mientras más alto es el estrato socioeconómico del estudiante que presentó la prueba, mayor fue el aumento de los resultados. El estrato uno aumentó 1,55 puntos (de 137,38 a 138,93); el estrato dos, 2,27 puntos (de 143,87 a 146,14); el estrato tres, 2,81 puntos (de 149,03 a 151,84); el estrato cuatro, 4,62 puntos (157,02 a 161,64); el estrato cinco, 7,11 puntos (de 160,97 a 168,08); y el estrato seis, 9,40 puntos (de 165,04 a 174,44).

Luis Eduardo Chamorro Rodríguez

Comentarios