emergencia

 

Evitar bajo desempeño en las Pruebas Saber 11 de septiembre, un reto

Serán 15.525 los estudiantes que presentarán las pruebas Saber 11 en el Tolima.
PUBLICIDAD

La situación de crisis e incertidumbre  originada  en la pandemia del Covid- 19, crea oportunidades y retos nuevos en el sistema escolar. Sobre ello ya se han producido estudios divulgados en artículos científicos y en libros de todo el mundo.

En este texto me ocupo de las circunstancias que cada institución educativa oficial y los colegios privados, debe afrontar con relación a las pruebas censales que deben presentar los estudiantes del grado Once de bachillerato como uno de los requisitos de grado, pruebas programadas en el año 2021 para septiembre, en los días 4 y 5.

Ya está dicho que los resultados de las pruebas estandarizadas del Icfes, establecen indicios sobre la calidad educativa que cada plantel  ofrece con relación al desempeño de los estudiantes en cuanto a rendimiento académico en cinco áreas del conocimiento. El rendimiento académico de los estudiantes es uno de los factores de la calidad pero no es el único ni es suficiente para establecer la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, ni la calidad educativa de un plantel educativo.

Sin embargo, en Colombia y en la mayoría de los países, son resultados que se toman como referencia para hablar sobre la calidad de los resultados de los aprendizajes de los estudiantes.

Educación.

Diferencias regionales en los resultados Icfes

En el Tolima, a los estudiantes que terminan su bachillerato, no siempre les ha ido bien, si sus resultados se comparan con los de las 33 entidades territoriales del país.

El Laboratorio de Economía de la Educación, que hace estudios permanentes sobre el avance de la educación en Colombia, con base en datos cuantitativos hace una comparación de los resultados de las pruebas Saber 11 del 2019, en las cuales el Tolima (incluyendo Ibagué), ocupó el puesto 18 entre las 32 entidades territoriales, en el primer lugar quedaron los estudiantes de Bogotá, con base en los promedios de las cinco pruebas que evalúa el Icfes.

¿Qué pasa con los estudiantes del Tolima, que nos superan los de  departamentos vecinos; Quindío (puesto sexto), Risaralda, Caldas y Huila? Es una evidencia de las diferencias regionales en el desempeño académico de los estudiantes de bachillerato, que desde luego tiene varias explicaciones no dadas por investigaciones educativas recientes.

En Ciencias Naturales el departamento ocupa el puesto 16, el mejor; en lectura crítica y Matemáticas el puesto 17 y en Inglés el puesto 18, todos por debajo del promedio nacional, lo cual debiera ser motivo de preocupación de las autoridades educativas y de los directivos docentes.

¿Por qué el desempeño insatisfactorio de los estudiantes del grado once en el Tolima en cuanto al rendimiento académico?

Los datos de los resultados de las pruebas en todo el país, ponen en evidencia una de las tantas “brechas” de inequidad en la oferta educativa, la existente entre los colegios privados y las instituciones educativas oficiales, a favor de los primeros, explicable, desde luego por el origen de los estratos socioeconómicos, que expresa las desigualdades sociales y económicas existentes en Colombia.

“Los estudiantes de instituciones oficiales obtuvieron un puntaje global promedio de 241 puntos, 26 puntos menos que el de los estudiantes de instituciones privadas que alcanzaron un puntaje global promedio de 266 puntos”, en el país, lo dice el informe del Laboratorio de Economía de la Educación de la Javeriana (octubre de 2020).

Vale decir que el 73% de los estudiantes en Colombia pertenecen a establecimientos educativos oficiales.

 

Retos frente a la pandemia

En Colombia, el sistema escolar enfrenta muchos retos en cuanto a desigualdades que hacen inequitativa la oferta educativa que debiera garantizar igualdad de oportunidades para todos los infantes y adolescentes que cursan estudios básicos y de bachillerato.

La desigualdad social se extiende hacia el sistema escolar, lo cual crea las denominadas brechas, entre la educación urbana y la rural, entre la que se ofrece en colegios privados y los públicos, la brecha digital ostensible en los tiempos de pandemia y brechas en el desempeño académico de los estudiantes.

En tiempos de pandemia, que comenzaron en marzo del 2020 con el cierre de los planteles educativos que a la fecha no han logrado el regreso a la presencialidad plena, crea situaciones negativas para un buen desempeño de los estudiantes en los aprendizajes. Como consecuencia, en el futuro inmediato y futuro, el bajo desempeño académico producto de debilidades en los procesos de enseñanza y aprendizaje, tendrá efectos negativos.

“Lamentablemente, los efectos negativos que dejará́ la pandemia en la educación ya están impactando el presente y el futuro de las niñas, niños y adolescentes colombianos; y afectarán a toda la sociedad, en términos de la acumulación del capital humano y del desarrollo económico y competitividad de nuestro país”, dice el Laboratorio de Economía de la Educación de la UJ (2021).

Y agrega el informe: “El riesgo de deserción, los rezagos académicos, el aumento en las inequidades y brechas, la afectación sobre la salud mental y física, y el aumento del trabajo infantil” (2021).

 

El desempeño de los estudiantes del Tolima en las pruebas Saber 11 de 2021

Se espera que en 2021, presenten el examen 15.595 estudiantes que cursan el grado once en los establecimientos educativos del Tolima, los días sábado 4 y domingo 5 de septiembre. De este total, 6.427 estudian en Ibagué (el 41.4%) y los 8.098 restantes en los 46 municipios no certificados cuya responsabilidad es de la Gobernación. Los estudiantes de establecimientos educativos oficiales son mayoría (el 88%, equivalente a 13.655 estudiantes).

¿Cuál será el desempeño de los estudiantes de grado once en estas pruebas, en tiempos de pandemia?

El desempeño académico de los estudiantes en gran parte depende de las características socioeconómicas que tengan, lo cual es compensado, con entrenamientos previos para la presentación de estas pruebas.

Así, por ejemplo, en la Institución Educativa Carlos Lleras Restrepo del barrio El Salado de Ibagué, bajo la rectoría de Alirio Ramos desde hace 18 años, sirve para describir lo que se hace en los planteles educativos para preparar a los estudiantes con miras a estas pruebas, en este caso con los 250 estudiantes de grado once inscritos:

“Se realizan pruebas tipo Icfes en cada período, con simulacros de dicho examen. La IE está inscrita en el proyecto Evaluar para Avanzar del Icfes, con cobertura sobre los estudiantes de los grados 3, 5, 7, 9 y 11. En desarrollo del proyecto, el Icfes orienta la realización de una prueba de ensayo en agosto”·.

El informe de enero del 2021 del Laboratorio de Economía de la Educación habla de los retos más relevantes que afrontan los planteles educativos debido a la pandemia, lo cual tiene efectos sobre el desempeño de los estudiantes en estas pruebas:

“Cabe destacar que el reto más importante de este año (2021) recae en la reapertura de clases presenciales con todas las medidas y protocolos necesarios para garantizar la seguridad de la comunidad educativa de forma equitativa e inclusiva.

“Entre más tiempo tome el acondicionamiento de las sedes educativas oficiales para el retorno seguro a las aulas, más rezagado estará́ Colombia en términos de desarrollo, en comparación con otros países que han tomado mejores decisiones en materia educativa.

“Se proyecta una caída de 0.13 y 0.10, desviaciones estándar en las pruebas de matemáticas y lectura crítica, respectivamente, por cada ocho semanas de clases perdidas para los estudiantes de bachillerato en las pruebas Saber 11, lo cual generaráun crecimiento de la alta brecha de calidad académica ya existente entre colegios oficiales y no oficiales (2020)”.

LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ

Comentarios