Doctor Kairuz, prestigio de la optometría 'Pijao'

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
La Cámara de Comercio de Ibagué tiene entre sus afiliados al optómetra Germán Eduardo Kairuz Márquez, uno de los profesionales de esta área con mayor reconocimiento por su excelente labor en Ibagué.

Como un hombre apasionado por su profesión, se describe el optómetra Germán Eduardo Kairuz Márquez, y así lo conocen cientos de ibaguereños que respaldan su trabajo y dedicación.

Es considerado como uno de los íconos de la optometría en Ibagué, pues fue uno de los primeros profesionales en esta área que llegaron a prestar sus servicios a la capital del Tolima.

Inicialmente estuvo laborando en la Óptica Central, después tuvo una sociedad que se llamó Óptica Nueva Limitada, y desde 1994, se independizó con su propia empresa, Óptica Nueva Dr. Kairuz.

Este consultorio que siempre ha estado ubicado en la Calle 13 No. 2 – 75, ha logrado recibir pacientes de generaciones familiares, pues gracias a su posicionamiento, con el pasar de los años, se convirtió en su optómetra de confianza.



Legado paternal

Este ibaguereño asegura que la formación que le brindó su papá, es un legado clave en el éxito y posicionamiento que tiene en la región; su padre que en paz descanse, fue un médico general con mucho impacto en el territorio tolimense.

"Yo tengo una herencia de mi padre. Él fue un médico muy importante en la ciudad, un hombre muy humano... La verdad, es que dejó un nombre muy arriba, y gracias a su apellido, para mí fue un camino mucho más despejadito, porque ya había mucha gente que conocía quien era mi padre y me empezaron a conocer desde mi profesión como optómetra", se refirió.

Y agregó: "Yo por ejemplo examino gentes de Cementos Diamante, mi papá era el médico de ellos y aquí vienen los nietos o tataranietos de los que trabajaron con él allá... A mí me sirvió afortunadamente, el nombre y apelido de mi padre".

Imagen eliminada.

Un apasionado por el fútbol

Además de su faceta como empresario destacado en Ibagué, el doctor Kairuz finalizó hace poco su ciclo de comentarista deportivo; es un experto y apasionado por el fútbol. En esta faceta, estuvo en Caracol Radio y después 32 años con RCN Radio.

"Yo hice tres mundiales por televisión, el de México, de Italia y el de Estados Unidos", contó. Como curiosidad, en su hogar fueron 6 hijos y él era el único hombre, donde se convirtió en el cómplice de su papá para acompañarlo a ver jugar al Deportes Tolima. Otro aprendizaje que le dejó su padre, fue haberse encariñado tanto con el deporte.



Acompañamiento familiar

El acompañamiento de su familia también ha sido otro de los ejes fundamentales del éxito del doctor Kairuz, su esposa e hijos han comprendido que su dedicación y amor al trabajo y al fútbol, le han consumido el mayor de su tiempo.

Su hijo mayor es Germán Darío, quien tiene 35 años y es el actual gerente de Autogermana Ibagué; tiene dos hijas y es Ingeniero Industrial egresado de la Universidad Javeriana.

Alejandra es su segunda hija, tiene dos hijos, una niña y un niño, y es abogada, también graduada de la Universidad Javeriana. Y su hija más joven es Juliana, profesional en Derecho de la Universidad de Los Andes.

Su esposa es María Clara Correa, a quien agradece por ser un apoyo fundamental en todo el crecimiento de su vida.

"María Clara ha sido el soporte mío, me aguantó no ir a almorzar, ni a comer en Ibagué durante tantos años y domingos... A mí me dijeron qué por qué me retiraba de hacer radio y yo les repondí que porque le debo 4 mil 500 domingos a mi mujer, y nadie me los va a pagar", expresó entre risas.



Entrecomillado

"El apoyo de la Cámara de Comercio de Ibagué es excelente, es una entidad muy seria, propósitiva y proactiva. He tenido contacto con casi todos los presidentes ejecutivos, que además son amigos. El comportamiento con los empresarios y emprenderse de la region lo describo como espectacular", Germán Eduardo Kairuz Márquez.



Dato

En 1973 se graduó como optómetra de la Universidad de la Salle.



Destacado

El doctor Kairuz aprovechó para enviarle un mensaje a todos los jóvenes emprendedores de Ibagué, donde argumentó que si no se tiene pasión por su profesión, trabajando con ética e integridad, lograr la prosperidad de su empresa estará más difícil.

IVÁN DARÍO GÁMEZ CASTAÑO

Comentarios