emergencia

 

Sobre la perspectiva crítico-interpretativa en el análisis del discurso

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Un prólogo a cargo de Mariana Carolina Marchese de la Uba-Conicet, acerca del nuevo libro ‘El esoterismo y sus discursos’, del docente tolimense Óscar Iván Londoño Zapata, profesor asociado del Departamento de Estudios Interdisciplinarios y director del Grupo de Investigación Configuraciones, en el Idead de la Universidad del Tolima.
PUBLICIDAD

Explicar lo desconocido. Evitar la incertidumbre que provoca convivir con esos prefijos que denotan privación. Necesidades intrínsecamente humanas, atávicas, que nos enfrentan a nuestra naturaleza más profunda: la angustia ante la nada. A lo largo de la historia, se ha utilizado la potencia del discurso para predecir y llenar ese vacío, construyendo, entonces, respuestas. Y, así, construyéndonos.

Con la pericia y con la experticia de un investigador social y un analista del discurso que mira de frente la pregunta ontológica y que domina una nutrida cantidad de teorías para hacerlo, el autor comienza señalando que el esoterismo es una práctica social transmitida de generación en generación en el ámbito del espacio privado y ampliamente difundida en el dominio del espacio público desde su mercantilización. Este proceso, apoyándose en la experiencia de insatisfacción, en las crecientes situaciones de desempleo, en la infidelidad, en la inseguridad, en las enfermedades desconocidas, entre otros males que aquejan a la humanidad, produjo un desarrollo progresivo de la llamada industria de la suerte, como un modo de controlar lo venidero, el futuro, lo incierto. En la contextualización que ofrece el libro, se indica que, a partir del último decenio del siglo XX, el interés sobre lo esotérico se empezó a afianzar en ciencias sociales como la sociología, la antropología, la historia y la psicología. Sin embargo, a pesar de que el lenguaje es una materia prima de las prácticas esotéricas, este asunto fue escasamente abordado por las ciencias que lo estudian.

La investigación plasmada en este trabajo sobre el esoterismo y sus discursos resulta relevante tanto para el campo de los estudios del discurso en particular como para profesionales y estudiantes de otras áreas de conocimiento interesados en comprender cómo opera el uso del lenguaje en las prácticas sociales. La originalidad de las cuestiones examinadas, ligadas al esoterismo como hilo conductor temático, la novedad de los corpus seleccionados, la agudeza analítica de textos y de paratextos con sus recursos verbales y visuales, el brillante modo en que ese análisis es comunicado a través de una escritura fluida y la solidez interpretativa y crítica lo convierten en un material de referencia dentro del análisis del discurso (AD).

Desde la aparición del llamado giro lingüístico, las ciencias sociales posicionaron el lenguaje en uso, el discurso, como un centro de interés privilegiado para reflexionar a partir de él sobre las prácticas sociales. Respecto del debate que existe sobre el AD con o sin perspectiva crítica –controversia que ha ocupado mayor o menor espacio en los artículos y en las ponencias de los y las analistas, pero que no ha pasado desapercibido para nadie cercano al campo de los estudios del discurso– se puede decir que cualquier investigación académica en ciencias sociales que utiliza AD (más allá de la corriente en la cual se inscriba) conlleva inherentemente una perspectiva crítico-interpretativa.

Ahora bien, como analista del discurso, a pesar de estar totalmente de acuerdo con el llamado giro lingüístico, considero y afirmo, en diferentes trabajos académicos, que no resulta adecuado que esa perspectiva se fundamente en paráfrasis, en glosas o en comentarios sobre los discursos, menoscabando el análisis de las formas lingüísticas. En esos casos, sucede que la intención crítica suele no ser resuelta con propiedad, porque el eje vertebrador de la interpretación crítica en una investigación que incorpora AD (insisto, más allá de la corriente en particular) consiste, precisamente, en sostener dichas interpretaciones mediante datos analíticos. Dicho en otros términos, si el material que se utiliza como punto anclaje de reflexiones e interpretaciones sociales críticas es el discurso, este es tanto contenidos (lo que se dice) como formas (de qué manera se dice lo que se dice), por supuesto, en un contexto específico.

Por ello, y en función de su potencial operativo para realizar análisis de discursos que contengan dichos elementos (examen de contenidos, de formas y del contexto), es de destacar, en esta como en la obra previa de Oscar Iván Londoño Zapata, el hilo conductor analítico: el concepto gestión discursiva. Esta noción se refiere al modo en que un fenómeno social (histórico, jurídico, político, económico, religioso, etc.) se gestiona discursivamente, es decir, al modo en que toma cuerpo, en que toma forma a través del discurso. El analista, entonces, estudia cómo un fenómeno social se materializa en prácticas discursivas concretas y de qué modo las opciones del lenguaje empleadas por el locutor buscan producir determinados efectos de sentido (lo cual puede implicar mayor o menor grado de planificación consciente o volitiva).

En ese marco, mediante una organización metodológica sistemática, que se apoya sobre la base de hipótesis explicativas generadas a la luz de una primera exploración de los corpus, en los cinco capítulos de este libro se abordan diferentes temas sobre el modo en que se gestiona discursivamente en el campo del esoterismo. Así, en relación con el marketing, con la industria y con los medios, se explora la gestión discursiva del sometimiento amoroso en empaques de jabones esotéricos, la calidad de servicios esotéricos en volantes publicitarios, el posicionamiento de marca en anuncios clasificados y volantes publicitarios de servicios esotéricos, la legalización de la devoción popular en la novena a santa Marta la Dominadora y la credibilidad de la predicción en los horóscopos de periódicos. El denominador común de estos capítulos está dado por la exhaustividad de los estudios respecto de los patrones que construyen el campo del discurso esotérico. Todo esto acompañado por una serie de ilustraciones de la mano de Mariana Baizán, cuya exquisita calidad no se puede dejar de mencionar.

El sometimiento amoroso, un asunto central en el esoterismo, se examina en el capítulo 1 bajo la hipótesis de que en los empaques de jabones comercializados para ser empleados en rituales, el sometimiento se gestiona discursivamente a partir de su construcción y atenuación asociadas con el amor romántico (representación reproducida y legitimada en las relaciones de pareja contemporáneas). En el capítulo se ejemplifica cómo el estudio del corpus permitió observar un conjunto recurrente de recursos léxico-semánticos y retóricos, tanto visuales como cromáticos, a través de los cuales se utiliza el amor romántico para enmascarar el resultado que se espera del ritual: el sometimiento del ser amado.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

OSCAR IVÁN LONDOÑO ZAPATA

Comentarios