Madre de un menor agredido denuncia la falta de atención de las autoridades

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La madre de un menor con señales de agresión no ha recibido respuestas de las entidades a cargo de velar por el bienestar de los pequeños.

Apenas iniciaba febrero y ya había una denuncia en contra del maltrato que había sufrido un menor de edad en un hogar comunitario del Icbf. EL NUEVO DÍA registró en aquella ocasión cómo un menor fue atacado por otro, sin que la docente a cargo o las directivas dieran alguna declaración sobre el hecho.

El problema es que, al parecer, los menores estuvieron solos durante mucho tiempo, pues el bebé atacado no tenía un solo mordisco, sino tenía varios en diferentes partes del cuerpo.

Lea: --->Un niño fue atacado a mordiscos por otro en el hogar comunitario de San Diego

En ese momento el Icbf regional Tolima informó que había registrado el reclamo y que se direccionó al centro zonal Ibagué, y de igual manera hizo una petición para que se le verificaran los derechos al menor.

Pero según cuenta Angélica Amaya, madre del menor agredido, todo quedó allí, pues ninguna entidad le ha querido recibir la denuncia y el Icbf se desentendió del tema.

 

¿Qué pasó?

“No ha pasado nada”, es la respuesta de Amaya ante la pregunta. “Una vez me citaron y fui pero que la doctora no estaba, no me volvieron a llamar”, dijo.

En el momento del incidente, según contó, desde el Instituto hicieron una revisión al menor, y lo cambiaron de hogar comunitario, pero ahí no ha habido un acompañamiento.

 

Sin denuncia

“Esto va para un mes y en ese transcurso me han tenido volteando por todo lado, el día que fui a llevar al niño a urgencias me mandaron para la Comisaría de Familia, de ahí me mandaron para la Permanente que porque era una denuncia por un menor de edad, entonces me enviaron para Infancia y Adolescencia, y de ahí a la Fiscalía, donde me dijeron que hiciera conciliación en una notaría, que me consiguiera un abogado, en ningún lado me han querido recibir la denuncia”, detalló Amaya.

Según esta mujer, al bebé de un año y 20 meses de edad, le quedaron marcas de las mordidas, volvió a usar pañal cuando ya lo había dejado, y debido al cambio de hogar comunitario le va a tocar comenzar a pagar de más, pues ahora le queda retirado de su casa. Adicional a esto, en febrero no lo cobraron el servicio, pero de ahora en adelante sí tendrá que comenzar a pagar y este lugar es más costoso.

“Nadie ha respondido, ni ha habido un acompañamiento para protegerle los derechos al niño, del Icbf no volvieron a comunicarse conmigo. En el colegio no respondieron por nada, que ellos qué podían hacer, que eran cosas que se les salían de las manos, y traté de comunicarme con la mamá del niño agresor, pero fue un poco grosera, que ella no va a responder porque simplemente son cosas que pasan. Para ella es normal que su hijo sea agresivo, pues ha mordido a varios niños”, finalizó Amaya.

 

El Icbf

Según la oficina de comunicaciones del Instituto, a la señora Amaya le enviaron respuesta en cuanto al reclamo que se hizo, a la dirección de su casa.

De igual manera, que el proceso continúa, que está a cargo de un Defensor de familia, y que el proceso de restablecimiento de derechos está en centro zonal Galán.

Así mismo, dejaron en claro, que han intentado ubicar a la madre del menor pero no ha sido posible.

Además, esta redacción trató de establecer comunicación con el centro zonal Galán para conocer en qué va el proceso, pero tampoco fue posible.

EL NUEVO DÍA

Comentarios