Residentes de la Ciudadela Simón Bolívar protestaron contra el Ibal

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
La comunidad de la Ciudadela Simón Bolívar cerró una de las vías de acceso con el fin de llamar la atención del Ibal para que le den solución a los graves problemas de alcantarillado.

“Si no protestamos no nos prestan un poco de atención”, indicaron algunos residentes de la Ciudadela Simón Bolívar que en la mañana de ayer se tomaron una de las vías de acceso, buscando que por fin el Ibal se presentara y diera cuenta de las pésimas condiciones en la que les toca vivir.

Carlos Alberto Gómez, presidente de la Junta de Acción Comunal, indicó que hace más de tres años vienen denunciando el grave inconveniente que tienen con el alcantarillado en la II y III etapa, pero que no ha sido posible una solución.

 

Colapsada

Gómez afirmó que en la manzana 32 de la II etapa y las manzanas 64 y 65 de la III etapa, la tubería del alcantarillado está totalmente colapsada.

Allí hay unos pasos peatonales y en ese lugar hay un colegio, más de 100 niños se ven afectados por los malos olores que se desprenden de los daños de dicho alcantarillado.

“Una problemática que lleva más de tres años en la Tercera y la Segunda etapa de la ciudadela, el agua se está yendo por debajo de las casas, hay varias de ellas afectadas y pues imagínese los olores”, indicó Gómez.

Según la comunidad, el agua podrida sale por los agujeros en las peatonales; de igual manera se filtra a las casas, y el problema se agrava porque hay varios adultos mayores que viven en este sector.

 

Ibal respondió

Mediante un comunicado, la empresa de acueducto indicó que personal del Ibal hizo un recorrido para identificar los daños en las redes, y que hoy se efectuará con la cuadrilla de alcantarillado, una intervención para eliminar vertimientos sobre la peatonal.

De igual manera, indicaron que revisarán el estado de las redes en las manzanas 31 y 32 de la Segunda etapa.

 

La vía

Por otra parte, el presidente de le Junta indicó que la protesta tenía como segundo objetivo, llamar la atención de la Administración, pues según este líder, el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, se comprometió públicamente a intervenir la entrada principal a la III etapa, pero que luego de tres años de este anuncio no ha pasado nada.

“El Gobernador quedó de pavimentar esa vía si el Alcalde nos da permiso, dijo, pero el Alcalde dijo que no, que él la pavimentaba, y lo más doloroso es que le dijo mentiras a la comunidad y tampoco dejó que el Gobernador la pavimentara.”, finalizó Gómez.

 

Dato

Alrededor de 200 niños se ven afectados por el mal estado de las alcantarillas, pues los fétidos olores que allí se concentran los afectan.

EL NUEVO DÍA

Comentarios