Preocupación por las alcantarillas y calles

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
En la ciudad cada vez es mayor la preocupación por parte de sus habitantes, debido a las condiciones que presentan las calles y alcantarillas, algunas en mal estado y otras sin tapa.

Dado es el caso de la alcantarilla que se presenta en la avenida Ambalá, sobre la calle 65, dos cuadras antes de llegar a la Universidad de Ibagué, o en la salida del barrio Divino niño, que deben ser esquivadas por los motociclistas y carros para evitar accidentes.

No obstante, las personas que se transportan en moto son quienes evidencian mayores cifras de accidentalidad al no verlas.

Tal fue el caso de Yuli Estefani Ballesteros, quien a en días anteriores no logró esquivar un hueco en la calle 37 con séptima y se accidentó, hecho por el que tuvo que ser inducida en coma a causa de un trauma craneoencefálico.

La angustia también la manifestaron habitantes del barrio Ricaurte, quienes manifestaron tener inconvenientes con la tapa de una alcantarilla cercana a la estación de bomberos, que se ladea cada vez que llueve, causando problemas en la movilidad y pánico en los motociclistas que circulan la zona.

 

La respuesta

Respecto al tema, la Empresa ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Ibal, se encuentra tramitando un contrato, en el que se trata el tema de emergencias.

EL NUEVO DÍA

Comentarios