“No tenemos paz, estamos a la deriva”, vecinos del politécnico Luis A. Rengifo

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA.En el centro correccional para menores infractores se han hallado armas cortopunzantes, droga y celulares, entre otros elementos.
Según denunció Isabel Pardo, habitante del barrio Claret, en la noche del sábado se volvió a registrar un intento de fuga en el centro de reclusión, que fue controlado por la Policía.
PUBLICIDAD

Los vecinos del politécnico Luis A. Rengifo, en el barrio Claret, no saben cuándo llegará la hora de que se acaben los constantes desórdenes, riñas y amotinamientos que se registran en el establecimiento de detención para menores. La situación, que se le salió de las manos a las entidades encargadas, afectan la paz del sector.

Según contó Isabel Pardo, habitante y líder del barrio, la noche del sábado los jóvenes estaban abriendo un nuevo hueco en una de las paredes del centro para intentar fugarse, pero la oportuna reacción de la Policía frustró el escape. Como este, han sido muchos los hechos que alteran el derecho de las personas a vivir en un entorno tranquilo. 

A unas cuantas semanas de que termine su contrato (31 de mayo), la fundación Faro, el operador que tiene bajo su cargo el Politécnico, parece haberse desentendido de sus obligaciones, mientras que los jóvenes recluidos tienen acceso, como si nada, a armas cortopunzantes, celulares y droga, denunció Pardo.

“Eso está sin control y nadie viene a hacer algo. No tenemos paz, estamos a la deriva. Cómo es posible que solo haya tres educadores a cargo de 50 jóvenes. Es una enorme irresponsabilidad del Bienestar Familiar, porque dejó a un operador para que haga y deshaga. Ya hubo un muerto y sacan apuñalados y no pasa nada. Están afectando la paz del vecindario”, dijo la mujer, quien además señaló que no funcionan los programas de formación para los jóvenes infractores. 

Pardo reconoce que la Policía sí realiza labores de patrullajes, pero, debido a que el problema se salió de las manos, contemplan la posibilidad de acudir directamente al Gobierno nacional e instaurar una acción popular buscando que se mejoren las condiciones. 

Por otro lado, rechazó la propuesta del comité del Sistema de Responsabilidad Penal Para Adolescentes (SRPA) de cerrar una de las calles contiguas. “Imagínese semejante arbitrariedad. Nosotros no tenemos la culpa de que ese centro no tenga unas condiciones adecuadas, no tenemos la culpa de la inoperancia, o es que acaso a nosotros nos están pagando por cuidar esos jóvenes”, cuestionó.

Finalmente, Pardo afirmó que la comunidad afectada va a comprar con sus propios recursos algunas cámaras para monitorear permanentemente las afueras del establecimiento. “Vamos a colocar un frente de seguridad para estar siempre y cuidarnos mejor porque la verdad estamos en el desamparo total”, concluyó.

 

DATO

La problemática del politécnico Luis A. Rengifo ha sido una constante durante los últimos 30 años, según lo expresan habitantes del sector. Además de la comunidad afectada, se han vulnerado los derechos de los jóvenes que allí permanecen.

REDACCIÓN GENERALES

Comentarios