Aun sin brazos ni piernas, Emmanuel lucha por sus sueños gracias a la natación

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍALo entrena Wilder Cortés, miembro de la Liga Deportiva de Limitados Visuales del Tolima.
Contenido Exclusivo
A punta de perseverancia, Emmanuel ha podido mejorar su vida con deporte. Unas dos veces por semana, o siempre que su abuela puede llevarlo, disfruta de la natación de la mano de la Liga Deportiva de Limitados Visuales del Tolima.
PUBLICIDAD

Emmanuel Alfonso Rojas, un niño tolimense de 4 años que nació sin sus extremidades superiores ni inferiores, es un ejemplo de fortaleza en medio de las adversidades. Desde hace siete meses practica natación de la mano de Wilder Cortés, miembro de la Liga Deportiva de Limitados Visuales del Tolima.

Su historia con la natación comenzó desde hace seis meses, cuando un cuñado de Wilder que trabaja en una IPS lo vio y le propuso a su abuela si quería que Emmanuel probara este deporte para ayudar en su proceso de superación.

“La sorpresa fue grande porque resultó que tiene una gran fuerza de voluntad y mucho talento para la natación. Se hicieron los preparativos para dejar todo listo. Yo lo acompaño desde el inicio como el formador deportivo de Emmanuel”, dijo Wilder Cortés, quien además es nadador con disminución visual.

Que un deportista visual le enseñe a un niño con discapacidad física es una doble lección de tenacidad.

Las ventajas de la natación adaptada para EmmanuelGenerales.

Entre otros beneficios, cuando está en el agua Emmanuel aumenta su independencia y seguridad. Con el ejercicio periódico mejora algunas de sus capacidades físicas y aporta al desarrollo de su cuerpo y mente.

“Desde que hace natación camina con más agilidad, es más seguro en sus cosas. Se ve más fuerte, más sociable y, sobre todo, más feliz. Saluda a todo el mundo y le dice ‘amigo’ a todo el que ve”, afirmó su abuela, Yaneth Ramírez,

Más allá de lo físico, el componente recreativo y educativo de la natación adaptada incrementa su inteligencia social y lo hace más feliz. Su abuela dice que siempre amó el agua.

“Ante la falta de recursos, yo en la casa lo metía en la alberca o en una tina y él disfrutaba hasta que ya. En los días que hacía mucho calor quería estar ahí todo el día, y pues yo le daba ese gusto. Por eso esta oportunidad de poder nadar en una piscina de verdad es una bendición para nosotros”, dijo la abuela de Emmanuel.

Las dificultadesGenerales.

Su abuela Yaneth dice que las mayores dificultades de Emmanuel pasan por lo económico. Para llegar a la piscina tienen que coger dos busetas, por lo que les sale casi igual coger taxi. Cada vez que van se gastan en promedio 15 mil pesos.

“No es mucho, pero para nosotros es un esfuerzo muy grande. Eso, sumado a los 3 mil pesos de la piscina, hace que podamos menos veces de las Emmanuel quisiera. Por él iríamos todos los días, porque ama el agua y ama a Wilder, su entrenador”, dijo.

A veces van a otra piscina en el Barrio Ricaurte. En ese viaje sí le toca ir en buseta y se demoran más de una hora.

“Ya ayuda siempre es bienvenida. Los transportes nos impide traerlo más. Yo siempre que puedo hago sancochos y los vendo, todo para poderlo llevar porque lo hace feliz. Otra cosa es que no tenemos un lugar fijo a dónde ir. No hay escenarios adecuados para las personas con discapacidad”, agregó su abuela.

 

DATO: Cualquier ayuda que una personas quiera suministrar, se puede comunicar con la abuela de Emmanuel al teléfono 312 4181831.

El procesoGenerales.

Al principio le daba algo de miedo ingresar a la piscina, más que todo por el ejercicio de inmersión que realizan: su entrenador lo sumerge en el agua para trabajar los músculos de su cuerpo y generar resistencia.

Cada clase dura unos 20 minutos o media hora. A veces es un poco más, pero no tanto por su edad.

“El avance de Emmanuel ha sido muy rápido. Cada vez que va adquiriendo un movimiento corporal pide más, que quiere seguir y hacer otra cosa. Cada día se va desarrollando más su gusto por la natación y eso le aporta a que se desenvuelva mejor”, agregó Wilder Cortés.

Primero no podía hacer ninguno de los movimientos que le pedían. Dejaba su cuerpo quieto e inevitablemente se hundía. Ahora son más recurrentes los ejercicios en los que tiene que esforzarse, llevar su cuerpo hasta sus límites y superar una nueva frontera.

Cuando Emmanuel dice antes de lo normal que está cansado, su entrenador pone otro nadador a su lado para que haga sus desplazamientos normales. Él, automáticamente, lo ve como un reto y toma un segundo aire para seguir.

“Competir con otros niños lo hace más fuerte. Cuando dice que ya no puede del cansancio, pero sabemos que no lleva tanto tiempo, otro niño nada al lado de él y Emmanuel siempre quiere ganarle. Lo llama y le dice que apuesten, quiere ganar cada vez”, agregó su entrenador.

La necesidad de escenariosGenerales.

Para nadie es un secreto que los coletazos de los desfalcos de los Juegos Nacionales afectó y afectará aún a cientos de deportistas tolimenses. Sin escenarios deportivos difícilmente habrá deportistas. En el caso de Emmanuel tiene que desplazarse con su abuela desde la parte baja del barrio Villa del Sol hasta Villa Café para poder entrenar.

“No solo para Emmanuel, sino para todos los deportistas visuales requerimos apoyos para transportes, para gorros o incluso con licras. En este momento le toca nadar con sus bóxers. En cuanto a los escenarios, siempre hacen falta puntos de acceso, pero así nos toca por ahora porque no tenemos espacios adaptados para nuestra condición”, agregó.

Wilder Cortés afirmó que, si bien hay mucho apoyo de Indeportes y el Imdri, sería mucho mejor si se sumaran empresas privadas con ganas de incentivar el deporte en la región.

 

El deporte paralímpico en el Tolima

La Liga Deportiva de Limitados Visuales del Tolima fue conformada desde el 2016. Hasta el momento han asistido a un número considerable de eventos federados, tales como los Abiertos Nacionales de Paranatación o los Juegos Paranacionales en Bolívar.

“Hemos sentido mucho apoyo de Indeportes, por ejemplo, con los desplazamientos a eventos deportivos. Sin embargo, el mayor riesgo de deserción tiene que ver con la falta de escenarios públicos. Actualmente entrenamos en una zona privada. Hay que pagar un ingreso y un transporte. Parece poco, pero para algunos es mucho”, afirmó Ricardo Arturo Díaz, coordinador de la Selección Tolima de Natación Paralímpica de Discapacidad Visual.

Ricardo Arturo Díaz aseguró que la Liga oferta no solo natación, sino también otras disciplinas deportivas como fútbol cinco sonoro, ajedrez, judo, entre otros.

“Invitar muy cordialmente a todos aquellos que quieren unirse o apoyarnos. Siempre vamos con una política de accesibilidad para ofrecer una apertura para las personas con condiciones diversas. La Liga está disponible para todos”, finalizó.

 
Redacción web.

Comentarios