Sentido adiós a Santiago

Crédito: Jorge Cuéllar / suministrada / EL NUEVO DÍACamino al Parque Cementerio Los Olivos, el coche fúnebre se detuvo en las instalaciones de la Metib, donde la madre volvió a pedir.
Con la misma tristeza y angustia que sintió el sábado Primero de mayo cuando en la Clínica Nuestra le informaron que Santiago Murillo, su único hijo había fallecido, ayer Milena Meneses lo despidió para nunca más volverlo a ver.
PUBLICIDAD

Hacia las 12 del mediodía de este martes, el coche fúnebre con el cuerpo de Santiago, de 19 años, salió de la funeraria la Verde Esperanza, ubicada en Mirolindo de la Capital Musical. Familiares y amigos del joven y de la familia, acompañaron la salida de la carroza con bombas blancas. 

Detrás del coche blanco iba un taxi conducido por Miguel Ángel, padre de Santiago. El mismo vehículo en el que solía transportar a su hijo y también, el que el joven algunas veces conducía. En la parte trasera del taxi, los padres pegaron una cinta blanca que decía: “Santiago, te amamos”.

 

Pararon en la Metib

Cuarenta minutos después, el féretro llegó a la Iglesia Espíritu Santo de la Octava etapa del Jordán y luego de la misa, en medio de una caravana, la carroza arrancó para el Parque Los Olivos, donde el cuerpo de Santiago fue inhumado. En el recorrido, la caravana se detuvo al frente de las instalaciones de la Policía Metropolitana de Ibagué, sede Picaleña. 

Allí, la novia del muchacho, el señor Miguel Ángel y demás personas que acompañaron a la familia, ayudaron a sostener por unos minutos, una enorme pancarta en la que se leía: “Justicia para Santiago Murillo. Él no murió, lo mataron”. El sonido de las bocinas de los carros acompañó la voz de la señora Milena, que de nuevo pidió justicia.

Es de recordar, que Santiago Andrés Murillo Meneses recibió un impacto con arma de fuego el sábado, cuando estaba en la carrera Quinta con calle 60. Aunque la Policía aseguró que el muchacho hacía parte del grupo de jóvenes que generaron desmanes esa noche y dañaron los vidrios de la librería Panamericana, los padres de Santiago aseguran que su hijo era solo un transeúnte que venía de la casa de la novia, en Santa Helena, e iba para la casa de ellos en el Conjunto Residencial Millenium II, a dos cuadras de donde Santiago recibió un tiro en el pecho.

“Mi esposo siempre lo recogía, pero desafortunadamente ese día el celular se le descargó y no se pudieron comunicar. A ese niño se le ocurrió llegar a la casa caminando y a dos cuadras de donde yo lo estaba esperando, me lo mataron. A dos cuadras me lo mataron (...) indefenso, él no tenía nada en sus manos, nada con qué defenderse”, dijo la desconsolada madre, cuyo llanto retumbó en todo el mundo. 

 

19 muertes

En un comunicado, la Defensoría del Pueblo informó que entre el 28 de abril y el 3 de mayo de 2021, 19 personas perdieron la vida en el marco de las protestas sociales en Colombia. En Bogotá, hubo un muerto;  en Neiva, uno; Cali, 11;  Yumbo (Valle del Cauca) uno; Medellín, uno; Madrid (Cundinamarca), uno; Pereira, uno;  Soacha (Cundinamarca), uno e Ibagué uno, Santiago Murillo. 

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, añadió que hasta este 4 de mayo, le habían reportado a la institución 89 desaparecidos, la mayoría residentes en Cali. Tolima ni Ibagué aparecen en la lista.

Redacción Sociedad

Comentarios