Esas tendencias que hacen daño

La Ouija, El juego de la copa, Bloody Mary, La aguja, Las monedas, son algunos de los juegos que los jóvenes por experimentar o por diversión practican, pero ¿Sabe las consecuencias que esto acarrea? o ¿Está preparado para hacerlo? Por esa razón lea de manera atenta y encuentre las respuestas a estas incógnitas.

Para algunos es una farsa, para otros son simples coincidencias y para la ciencia todo tiene una explicación. Esta redacción quiso profundizar sobre lo que sucede con estas tendencias que terminan convirtiéndose en una moda, como es el caso del ‘reto Charlie Charlie’.

Estas tendencias consideradas paranormales no pueden ser vistas como simples juegos divertidos, sino que por el contrario se debe tener en cuenta que pueden afectar su vida. Uno de los casos recientes se presentó en la ciudad de Barrancabermeja donde una joven presentó una crisis nerviosa después de experimentar el ‘reto Charlie Charlie’.

Según el psiquiatra Camilo Umaña, la sugestión que pueden generar estas tendencias logran llevar a una crisis psicológica que va desde la más leve, hasta la más grave. Así que ojo con estos temas que parecen divertidos, pero que pueden traer consecuencias a largo y corto plazo.

Entonces, ¿por qué se mueve el lápiz?

En principio, por la fuerza de gravedad y la posición delicada e inestable en la que se encuentran los lápices.

Si prueba ponerlos en la posición que indica el juego se dará cuenta de que, aunque no le hagas pregunta alguna, los lápices se mueven -o pueden hacerlo- de todas maneras.

La posición de los lápices es tan inestable que la menor variación en el ambiente que los rodea puede afectar su equilibrio.

Es decir, un pequeño temblor en la superficie donde están apoyados o un ínfimo movimiento de la corriente de aire provocado por la respiración, pueden hacer girar el lápiz hacia un lado u otro.

¿Y si no se mueven?

Si motivado por la reacción en las redes lo pusiste a prueba, puede que te haya pasado lo mismo que nos pasó a muchos: los lápices no se inmutaron. 

Eso ocurre cuando no están alineados perfectamente o cuando la superficie de contacto (por ejemplo si el lápiz tiene una superficie facetada) es demasiado grande. 

En ese caso, se produce demasiada fricción y no se genera movimiento. 

Preguntas y respuestas 

Camilo Umaña, Psiquiatra 

¿Psicológicamente y emocionalmente en que afecta a los jóvenes ejecutar estos juegos paranormales?

“Así sea un joven o un adulto, todos somos impresionables, sugestionables a cualquier estímulo que nos llegue y que creamos real. Vamos a manejarlo con angustia, temor y con la percepción de que puede tener efecto en nuestras vidas. Cualquier sensación en el momento de la práctica de estos juegos los vamos a percibir con poderes falsamente reales. Hay personas que se burlarán de ello y se aprovechan de la sugestión del otro, por ello se puede crear una aparente realidad que nos afecta”.

¿Cómo debe ser la personalidad de alguien que desee participar de estos juegos?

“Si uno es una persona con un nivel de madurez adecuado, no juega dichos juegos porque no les ve ningún interés practicarlo. Si los toma a pecho y cree que allí hay algo serio, debemos reconocer que hay en dicha persona un tipo de pensamiento mágico religioso que nos lleva a deducir que hay un grado importante de inmadurez psicológica, y si creemos que con dichos juegos vamos a lograr un efecto real alrededor de nuestra realidad, debemos prender alertas grandes porque podemos estar cercanos a un cuadro de psicosis”.

¿Qué hacer después de presentar una crisis nerviosa, luego de experimentar estas tendencias?

“Las crisis generadas por aceptación de haber tocado algo de lo denominado ‘paranormal’ nos coloca dentro de ‘los creyentes de dichos mundos’. El sentir que dichas actividades no son más que fantasías auto creadas por alto grado de sugestionabilidad e inmadurez psicológica nos permite tener control sobre este tipo de actividades y es prácticamente una vacuna y nos hace intocables. El ir con la creencia de que dichas realidades existen nos hace vulnerables a nuestra capacidad de fantasía y al confundirlas nos expone a una crisis mental. Lo mejor es intervenir de manera terapéutica”.

Paloma Bahamón, Socióloga 

¿Cómo estos fenómenos continúan repitiéndose en la sociedad con el paso del tiempo?

“Los seres humanos y sobre todo los jóvenes con estos temas de la muerte muestran interés porque la cultura occidental judío cristiana, en la que estamos, se asume el asunto de la muerte con curiosidad, ya que nosotros tenemos una visión de este tema como algo que no es feliz sino doloroso. Las representaciones que se tienen de ésta son simbolizadas por el dolor, suplicio o sufrimiento como se ve en la figura de Cristo torturada o ensangrentado. Si se comparan las miradas que hay sobre la muerte, muchas culturas africanas u orientales tienen un concepto distinto puesto que es visto como un paso a la tranquilidad o al descanso, donde no se obsesionan por invocar espíritus o comunicarse con los muertos. Nosotros nos angustiamos pensando en que la muerte no es sinónimo de tranquilidad”.

¿Por qué los jóvenes muestran más interés frente a estas tenencias?

“Los adultos también tienen el mismo interés que los jóvenes, lo que sucede es que se hace más evidente frente a la experimentación porque se expone mostrándola sin necesitad de esconder lo que está haciendo o que lo hizo. Yo estoy plenamente convencida de que muchas personas adultas viven consultando objetos de mediación del más allá y se hacen leer las cartas. Esta es las misma línea de vínculo entre un joven que le consulta al ‘Charlie Charlie’”.

LILIANA MARCELA VEGA GÓMEZ

Comentarios