Concejo y Asamblea piden ‘apretar tuercas’ para atender el Cañón del Combeima

Crédito: Tomada de Facebook / EL NUEVO DÍALa comunidad se reunió en uno de los restaurantes del sector para discutir la situación de esta zona de protección y los riesgos que existen.
Contenido Exclusivo
La construcción ilegal y la necesidad de obras para mitigar el riesgo en los habitantes de la zona estuvieron entre los temas mencionados.
PUBLICIDAD

Varios diputados y concejales de Ibagué se reunieron para dialogar sobre la situación que se presenta en el Cañón del Combeima en cuanto a las acciones para su conservación. Varios de los políticos cuestionaron el hecho de que no se vea una ejecución de obras para mitigar el riesgo, pese al buen número de documentos que existen y dan instrucciones para conservar el territorio y el principal afluente que tiene Ibagué. 

El diputado Marco Emilio Hincapie señaló, “¿Cuándo se va a empezar a mitigar el riesgo que existe en el Cañón?, ¿o qué estamos esperando?, ¿otra tragedia para así mismo reaccionar y subir con mercados y volver a las oficinas?, esto necesita una solución y solidaridad de todos los actores no solo políticos, sino civiles (...) desde hace años se vienen haciendo comités tras comités, se levantan actas, pero no se realiza ninguna ejecución”, dijo Hincapie. 

En ese mismo sentido, uno de los residentes del Cañón del Combeima acotó que la falta de acción en la zona podría obedecer a la falta de representación y de interés que solo se genera en medio de las emergencias, “es claro que estamos más que estudiados, el Cañón del Combeima sabemos de dónde a dónde va y la dificultad que puede suceder en Ibagué, pero es que no tenemos una representación clara y constante, aquí llega la gente y nos preocupamos cuando hay tragedias, cuando bajan piedras o se juntan las tres quebradas de siempre”, expresó el ciudadano. 

Juan Felipe Valbuena, propietario del proyecto ecoturístico La Rivera resaltó la importancia de que para el Cañón del Combeima se destine un kit de maquinaria, no solo para atender al turismo, sino para darle soluciones oportunas a los agricultores del Cañón. 

“Debemos tener en cuenta esa capacidad de reacción frente a la problemática, duramos casi un mes sin vía para sacar producción, independiente del turismo que tuvimos que cerrar, pero toda la parte productiva la tuvimos que mover a pie por 250 metros lineales porque no hay maquinaria”, reseñó Valbuena.

Javier Mora, concejal de Ibagué, por su parte acotó, “este es un tema neurálgico para la ciudad y todos hemos coincidido que el Cañón debe estar orientado a la conservación, pero la realidad es otra, no pudimos hacer una planeación correcta y hacer el Cañón para la conservación, la realidad es que está orientado al turismo y servicios de gastronomía, es una realidad que no podemos negarnos y por eso debemos articular acciones en varios frentes, acciones de conservación y urbanísticas (...) necesitamos que la Alcaldía y la Gobernación articulen acciones para quienes están en zona de riesgo de la cuenca del Combeima, pero además ejecutar las acciones para que no se construyan más viviendas”, acotó.

El cabildante Orlando Rodríguez también ahondó en el tema de la construcción en el Cañón del Combeima, recordó que la misma está prohibida y le pidió a la Secretaría de Gobierno que inicie acciones ante las urbanizaciones ilegales, “veredas como Ramos y Astilleros ya parecen una favela, supuestamente el progreso debe ser restaurantes y construcciones pero esto es un sector rural, están construyendo ilegalmente (...) aquí no se trata de dar mercados cada vez que el río crece, lo que queda claro es que en Ibagué no hay autoridad”. 

El presidente del Concejo, Arturo Castillo, indicó que la situación del Cañón del Combeima es producto del abandono estatal, “quienes viven a la ribera del río lo hacen por necesidad y el estado es cómplice, desde el corregidor, inspectores de Policía, en el patrullaje cuando una persona está invadiendo y hay que proteger el río (...) aquí Cortolima, el Gobierno nacional y el Municipio, todos deben responder a los habitantes de la región”, reseñó el corporado.

Castillo también criticó la ausencia de la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso, en el desarrollo de la reunión, “a veces me preocupa ver a la directora de evento en evento y a los que son regionales y de protección no viene”, señaló.

 

Renovar con nuevas formas de hacer turismo

La restricción del paso de vehículos ha traído sin duda un impacto importante en la economía de los habitantes del Cañón del Combeima, quienes por tradición y en su mayoría viven del turismo que se genera en la zona, particularmente los fines de semana.

Juan Felipe Valbuena, habitante de la cuenca alta del Cañón del Combeima y propietario del proyecto ecoturístico La Rivera, indicó que con la restricción en movilidad sus ventas han disminuido un 80% con relación a los ingresos que se generaban antes de la emergencia invernal; sin embargo, ha aprovechado para ver en el sacrificio económico una oportunidad para promover nuevas formas de turismo. 

“Estamos trabajando en conceptos de turismo sostenible para fortalecerlo, esto significa poder acceder a la cuenca alta sobre todo el trayecto Juntas - El Palmar y poder bajarle la carga vehicular, es el objetivo que tenemos, concientizar a los usuarios y turistas que van al Cañón, que la cuenca alta tiene una capacidad de carga y que se disfruta más sin tantos vehículos, evita el caos los domingos”, indicó Valbuena. 

Y agregó, “más que una dificultad, ahorita mismo es una oportunidad de mejorar los servicios turísticos de Juntas, así lo estamos viendo, poder operar más acorde con el ecosistema”.

 

Gobernación prevé habilitar paso vehicular para residentes en Juntas

Juntas

Luego de que el 24 de septiembre se registrara una emergencia por cuenta de la creciente de las quebradas Las Perlas, Guamal y el río Combeima, uno de los tramos con mayor afectación fue en el kilómetro 16 + 300, justo unos metros antes de la entrada al centro poblado de Juntas y a la cuenca alta del Cañón del Combeima, allí la pérdida de banca redujo la vía a un carril y ante la inestabilidad del terreno el Departamento de Tránsito decidió restringir el paso vehicular.

Desde hace ya dos meses quienes residen en el lugar han tenido que hacer transbordo para llegar a sus hogares y los turistas solo han podido ingresar caminando o en medios alternativos como la bicicleta. 

Por lo mismo, la secretaria de Infraestructura del Tolima, Paola Muñoz, confirmó que con el avance de obra que se realiza en el sector en el marco de la rehabilitación de la vía Ibagué - Juntas se está a la espera de un informe de los geotecnistas y contratistas para confirmar si se puede dar paso a los habitantes de Juntas y evitarles mayores afectaciones. 

Muñoz explicó que de tener la luz verde de los profesionales, el paso se habilitará en un horario particular, en el caso contrario, se pretende habilitar un tramo como un parqueadero temporal. 

“Quedamos en que íbamos a verificar para ver si con las obras que se han hecho el talud se ha vuelto más estable, estamos esperando los informes de los geotecnistas y ver si tránsito puede hacer una modificación, pero solo para los habitantes de la zona, para los turistas sigue restringido”, aseveró Muñoz quien añadió que ya los 5.5 kilómetros de vía fueron pavimentados por lo menos en la primera etapa.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

Redacción Ibagué

Comentarios