El Gobierno descongelará 1.9 billones para pagar deudas del sistema de salud

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Con estos recursos el Gobierno pretende liquidar las deudas históricas que existen entre municipios, EPS e IPS, y de paso cancelar servicios no POS que adeudan algunos departamentos.

El viceministro de la Protección Social, Norman Julio Muñoz, afirmó que se descongelarán 1.9 billones de pesos que permanecen intactos en las cuentas maestras de los municipios, para que se puedan pagar las deudas que tienen las entidades territoriales y las EPS con los hospitales públicos.

La medida será efectiva tras la expedición del Decreto 1080 de 2012, que obliga a los municipios a conciliar las deudas con EPS e IPS, para que se puedan desembolsar los dineros que se tienen en las cuentas maestras.

Estos recursos hacen parte de los dineros que se giraron entre 1996 y marzo del 2011 para la financiación del régimen subsidiado, pero que no se tocaron porque se presentaron problemas para liquidar los contratos entre municipios y EPS. Con esos dineros se pagarán las deudas viejas, que vienen ahorcando las finanzas de los hospitales públicos.

Hasta este viernes los municipios tendrán plazo de informar al Ministerio a cuánto ascienden las deudas entre unos y otros, para que se puedan empezar a girar los recursos. A la fecha unos 600 municipios han logrado hacer la conciliación de esas cuentas y han enviado el reporte al Ministerio.

“Nuestra meta es que el transcurso de los próximos dos meses una gran parte de esos 1.9 billones de pesos fluya. El resto debería fluir en el resto del año”, dijo el Viceministro, quien explicó que los dineros se girarán de forma directa a quienes se les debe la plata, ya sea a las EPS o IPS y hospitales públicos.

El decreto también permite que los dineros de las cuentas maestras se puedan usar para pagar lo que deben las entidades territoriales por concepto de servicios no POS prestados a la población del régimen subsidiado. Ese dinero se girará de forma directa al hospital que prestó el servicio no POS, y que no ha recibido el dinero.



COLPRENSA

Comentarios