“En mi caso operaron falsos testigos”: exconcejal Vladimir Melo

El exconcejal de Bogotá Vladimir Melo Guevara, condenado a 35 años de cárcel por la muerte de su esposa Alejandra Díaz Lezama, aseguró que apareció un funcionario del CIT cercano al proceso que demostraría que fueron manipuladas varias de las pruebas en su contra.

En entrevista con RCN La Radio, Melo, quien se encuentra recluido en la cárcel La Picota desde hace tres años, señaló que su esposa falleció tras recibir “un disparo en la cabeza cuando unos maleantes entraron a hurtar nuestra residencia”.

Según su versión, la banda de criminales estaba bajo el mando de Luis Francisco Morales Nieto, un paramilitar del que, dijo, busca acogerse a la Ley de Justicia y Paz para obtener rebaja de penas y quien está condenado por un cuádruple homicidio en el barrio Modelia.

Melo aseguró que Morales Nieto, estando en prisión, hizo “llegar una información a la Fiscalía en la que decía que yo contraté a tres de los hombres para asesinar a mi esposa, cosa que es totalmente falsa”.

El exconcejal aseguró que en su caso “operaron falsos testigos” y señaló además que hará conocer al Fiscal General de la Nación un documento “con los datos de una persona que sabe cómo la Fiscalía se prestó para prefabricar pruebas que me vincularan en la muerte de Alejandra”.

De igual manera agregó que el Fiscal del caso fue engañado por los investigadores, y que Juan Augusto Gutiérrez Mora, investigador líder del proceso, es el responsable penalmente por todos los hechos en su contra pues “hay una serie de elementos que violan desde toda óptica el debido proceso”.

De acuerdo con Melo, el paramilitar que lo acusa maneja una banda de ladrones y que tiene víncu-
los con Justicia y paz para no pagar los 57 años a los que está condenado sino ocho, añadiendo que cuando su exesposa fue asesinada él no se había posesionado en su cargo como concejal.

El asesinato
Alejandra Díaz Lezama fue asesinada en su casa, ubicada en el barrio Ciudad Montes, en el sur de Bogotá. Su cuerpo fue encontrado dentro de un clóset con un balazo en la cabeza.

El concejal, en su momento, dijo que después de almorzar su esposa se adelantó para alistar a sus dos hijos, de 10 y 8 años, pues iban a salir a celebrar, y que cuando llegó con sus hijos llamó a la puerta varias veces, pero ella no les abrió. Según él, después, padre e hijos, entraron a la casa, donde, señaló, encontró muerta a Alejandra. Según su relato dejó a los niños con un vecino y dio aviso a las autoridades.

COLPRENSA

Comentarios