Diez mil empleados judiciales marcharon por nivelación salarial

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
La muerte rondó el centro de Bogotá y fue la protagonista de la marcha que unos 10 mil empleados judiciales realizaron para protestar y exigir la nivelación salarial que vienen buscando desde 1992.

La muerte rondó el centro de Bogotá y fue la protagonista de la marcha que unos 10 mil empleados judiciales realizaron para protestar y exigir la nivelación salarial que vienen buscando desde 1992. 

Dicen que no pueden esperar los 15 años que les pide el Gobierno, pues para ese entonces las mayoría de ellos habría muerto. 

Un coche fúnebre con un ataúd y un hombre disfrazado de diablo, fueron los encargados de abrir la manifestación que reunió a quienes laboran en los Tribunales Superiores de Cundinamarca y Bogotá, en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en el CTI, en algunas unidades de la Fiscalía y quienes laboran en todos los juzgados de la ciudad. 

Pero esos personajes no fueron los únicos que se robaron el show en la pacífica, pero gigantesca protesta, se vieron distintos, incluido un gigante muñeco que al frente llevaba un letrero que decía: “soy el primer magistrado”, a él se le unieron cornetas, pitos y megáfonos. 

Aferrado a su corneta Juan Peña, un empleado de uno de los tantos juzgados de la capital del país pedía que su sueldo y el de sus compañeros fueran nivelados. 

Con arengas como: “Santos escucha, la rama está en la lucha” el joven se sumó a los cientos de voces que pedían lo mismo: “un salario justo”. 

Por más de dos horas, el centro de la Bogotá se paralizó y quienes han estado al frente del cese de actividades, durante los 16 días, como es el caso de Fernando Otálvaro, presidente de una de las dos juntas que tiene Asonal Judicial, entregaban un parte de satisfacción por la gran acogida que tuvo la manifestación, no solo en Bogotá, sino en toda Colombia. 

“Es una jornada exitosa en todo el país, han sido unas movilizaciones supremamente organizadas y masivas. En Bogotá los manifestantes salieron desde el búnker de la Fiscalía y los Tribunales. Hemos recorrido todo el centro de la ciudad y cómo podemos ver hay más de 10 mil personas movilizándose y esperamos que el Gobierno Nacional con este llamado entienda que el poder judicial está unido en torno a un objetivo común, que es la nivelación salarial”, indicó el funcionario. 

Asonal en la manifestación

Pero esta no es la única movilización que piensan realizar quienes laboran en la rama judicial. Otálvaro, en medio de la ruidosa manifestación recordó su anuncio de la denominada “toma a Bogotá” para el próximo martes, a la que llegarían delegaciones de todas la seccionales del país. 

“Estamos iniciando esta movilizaciones y la próxima semana vamos a iniciar con ellas. Estamos desarrollando toda la logística para recibir las delegaciones de todo el país que llegarán a Bogotá. Es necesario que el Gobierno entienda que no vamos a aceptar la propuesta de los 15 años que ha dicho la ministra. Que la nivelación tiene que ser para el conjunto de la rama judicial y que además debe hacerse de forma gradual, pero no en los años que dice la ministra. Hemos propuesto tres años”, señaló Otálvaro. 

Luego de su pronunciamiento el funcionario al igual que el resto de sus compañeros continuaron con su paso para llegar hasta la Plaza de Bolívar, allí se reunieron todos los manifestantes, entre ellos el juez de la República, Jorge Barrera, uno de los más afamados funcionarios de el complejo judicial de Paloquemao, quien aseguró que “Colombia es el único país en el mundo en el que su Gobierno omite cumplir la ley”, esto al referirse a la legislación establecida hace 20 años donde se había acordado la nivelación salarial. 

Según el togado, él no tiene la respuesta de por qué el Gobierno no les arregla sus salarios. 

“Toca preguntarles a los gobernantes por qué no cumplen la ley, hay presupuesto para comprar aviones de guerra para bombardear y no presupuesto para dignificar a la justicia”, indicó. 

Otra de las funcionarias que lideró la multitudinaria marcha, fue la presidenta de la corporación de jueces y magistrados de Colombia, María del Pilar Arango, quien en una posición radical dijo que el paro irá hasta que consigan su cometido. 

“El martes tenemos la toma de Bogotá con todas las agremiaciones de otras ciudades y regiones del país quienes marcharan nuevamente para que el Gobierno cumpla sus promesas”, indicó la funcionaria. 

Actualmente, la rama judicial cuenta con un presupuesto, incluyendo gasto de funcionamiento e inversión de 2 billones 200 mil millones. Para el próximo año el presupuesto que presentó el Consejo Superior de la Judicatura asciende a 3 billones 600 mil millones, pero solamente el Gobierno y el Congreso aprobaron 2 billones 600 mil millones. Según Asonal les quitaron un billón de pesos, que iba a ser utilizado para la modernización de la justicia, la descongestión y por supuesto la nivelación salarial. 

COLPRENSA

Comentarios