‘Simón Trinidad’ pidió ser repatriado hace nueve meses

Colprensa - el nuevo día
RESUMEN AGENCIAS

RESUMEN AGENCIAS

Desde la prisión de Florence, Colorado, Ricardo Palmera, alias ‘Simón Trinidad’, solicitó mediante una carta, fechada en agosto de 2014, ser repatriado para responder por los juicios pendientes que tiene en el país. La misiva fue enviada al ministro de Justicia, Yesid Reyes.

Palmera lleva 10 años en la cárcel estadounidense y se enfrenta a una condena de 60 años por el secuestro de los norteamericanos Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell.

“Varios juzgados a cargo de mis procesos en Colombia me han informado que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y el Ministerio de Justicia de Colombia consideran la posibilidad de que los jueces se trasladen a esta prisión para llevar a cabo los juicios. En principio me parece una buena alternativa. Al fin al cabo, lo que siempre he querido es que los juicios se hagan lo más pronto posible”, dice ‘Trinidad’ en su escrito.

El insurgente también se refiere a que llevar a cabo los juicios desde la cárcel americana sería un proceso muy complicado, pues para poder defenderse en plenitud, tendrían que asistir a la cárcel jueces, testigos, delegados de la Fiscalía y sus abogados, a quienes hasta el momento se les ha negado la visa.

“¿No será preferible que en vez de traer hasta aquí casi un centenar de personas, sea yo quien me traslade a Colombia?”, propone Trinidad en dicha misiva.

La repatriación de Ricardo Palmera depende de un indulto o perdón judicial en Estados Unidos, que solo le compete al Presidente de ese país, o por un trámite administrativo entre el Departamento de Justicia y el Ministerio de Justicia.

A favor de repatriación

Piedad Córdoba se mostró de acuerdo con la petición de ‘Trinidad’, así lo declaró a RCN Radio. “A mí me parece que es muy importante y no debería ser simplemente por el hecho de que hay una cantidad de procesos que están en curso, sino porque sería una demostración contundente y fehaciente de la importancia de un hombre del calado que tiene en la organización (Farc), para que esté en La Habana”, explicó la exsenadora, quien agregó que el traslado debe ser una decisión política y no jurídica.

EL NUEVO DÍA

Comentarios