Con disturbios algunos hinchas opacaron triunfo de la Selección Colombia

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Tras el histórico triunfo de la Selección Colombia ante Brasil que dejó en el país emoción y un sentimiento de patriotismo, algunos de los malos hinchas intentaron opacar la celebración con malos actos.

Algunas de las ciudades que se vieron afectadas luego del encuentro futbolístico fueron Bogotá, Medellín y Santa Marta, donde se presentaron varios daños por culpa de vándalos. 

En la capital del país dos menores de edad resultaron heridas cuando minutos antes de comenzar el partido, un sujeto inició una ráfaga de tiros al aire en la localidad Antonio Nariño, causándole heridas a las niñas de 9 y 15 años, quienes celebraban en la terraza de una casa. Ambas fueron trasladadas al hospital de la misericordia y se encuentran fuera de peligro. 

Por otro lado, unos encapuchados en el barrio Lucero Alto, del sur de Bogotá, apedrearon y golpearon al menos 22 buses del Sistema Integrado de Transporte Público, causando temor entre los pasajeros, quienes sin embargo no resultaron heridos ni fueron hurtados. 

Los sujetos, según los testigos, portaban la camiseta de la Selección y se llevaron los extintores de los buses para al parecer "celebrar" con la sustancia con la que está cargada el matafuego. 

Entre tanto, aunque ya se descartó que la situación hubiera sido por la celebración del partido, un niño de 13 años falleció a causa del impacto de bala que recibió mientras veía el encuentro futbolístico. 

Según dijeron las autoridades, aunque el hecho se registró cuando finalizaba el primer tiempo entre Colombia y Brasil, la situación no tuvo nada que ver con el evento deportivo, ya que el adolescente quedó en medio de un enfrentamiento entre las bandas de La Capilla y El Ñeque. 

Finalmente, la capital de Magdalena fue víctima de múltiples disturbios y ataques a la infraestructura de la ciudad, que sin embargo, no dejaron heridos ni lesionados. 

COLPRENSA

Comentarios