Los voceros del Eln en Quito deben tener poder de mando

Tomada de Twitter - el nuevo día
Expertos consideran que el cese bilateral al fuego y a las hostilidades es el reto más grande que tienen para dar inicio al quinto ciclo de negociaciones.

COLPRENSA, BOGOTÁ

Un día después del anuncio del Gobierno para retomar los diálogos de paz con la guerrilla del Eln en Quito, Ecuador, se siguen escuchando voces de cómo debería realizarse este nuevo ciclo de negociaciones, con el fin de obtener mayores garantías y avanzar de forma rápida en las conversaciones para un acuerdo.

La polémica esta vez la originó el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, quien manifestó que el Eln debería sentar en la mesa de diálogos a los comandantes de la guerrilla que actualmente son factores de violencia y a quienes calificó de “ruedas sueltas”.

Negret dijo que “si en esa mesa no está ‘Pablito’, ó ‘Satélite’, que es el responsable de la muerte de los policías en Arauca, ni ‘Uriel’ del Chocó, y ‘el Cholo’, no tiene sentido abrir la negociación, pues son actores decisivos para que en Colombia haya paz”.

Aunque los analistas consultados por Colprensa apoyan lo dicho por el Defensor del Pueblo, también consideran que lo más importante en esta nueva etapa de la negociación es que quienes estén allí sentados en Quito tengan la libertad suficiente para tomar decisiones y el apoyo de todo el grupo subversivo, que siempre se ha caracterizado por su división a nivel nacional.

Para Carlos Andrés Arias, docente de Maestría en Comunicación política de la Universidad del Externado, los que participen tienen que tener un verdadero y real poder de mando, porque “el Eln tiene una desarticulación entre las personas que están a la cabeza del movimiento en términos ideológicos y políticos con quienes están en los movimientos de tropas en diferentes zonas del país”.

Con esta postura concuerda León Valencia, director de la fundación Paz y Reconciliación, quien afirmó que “sería muy bueno que sea gente representativa de los frentes guerrilleros, pero lo que tiene que hacer el Eln es darle más poder a los que están allá, un poder real para que negocien pese a las dificultades que tienen, aunque es gente que está conectada a los territorios esto sería muy productivo”.

Arias sostuvo que el grupo insurgente debe “unificar sus frentes” para que en esta nueva negociación, que es “contrarreloj”, se pueda llegar a pactar un cese al fuego bilateral para el desarrollo superior de los acuerdos e incluir en la mesa de Quito la participación de la sociedad civil, que a criterio del experto, no ha sido vista en los ocho meses de diálogos.

Defensor pide al Eln entregar 16 niños reclutados

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, dijo que el quinto ciclo de los diálogos de paz con el Eln, debe reiniciarse con gestos de parte de la guerrilla como devolver 16 niños que han sido reclutados desde junio del año pasado a la fecha, en el sector conocido como Magual (Chocó) y remover minas antipersonal en la cuenca del río Truandó.

De acuerdo con Negret, en la mesa tiene que haber presencia de comandantes del Eln quienes son actualmente factores de violencia y a quienes calificó como “ruedas sueltas”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios