Las fallas del Gobierno en la reconstrucción de Providencia

Crédito: Colprensa – EL NUEVO DÍA
La Contraloría solicitó a la Gerente para la Reconstrucción del Archipiélago, Susana Correa, que informe qué medidas se han adoptado frente a las recomendaciones y los riesgos en que están los habitantes de las islas.
PUBLICIDAD

De 130 casas que el Gobierno Nacional tenía planeado tener construidas para finales de mayo en la isla de Providencia, para recuperar los daños provocados por el paso del Huracán Iota, hasta el momento solo se han terminado 2.

Y en San Andrés, al 30 de abril, de las 104 viviendas que se tienen que construir nuevas, 9 ya se han construido y 7 se encuentran en proceso de construcción. 

En cuanto a la reparación de 2.438 viviendas, se han reparado 154 cubiertas que presentaron daños leves, una con daños moderados y 0 con daños severos.

Así lo evidencia un informe de la Contraloría General de la República, que advirtió sobre los graves retrasos que existen en el proceso de reconstrucción de las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina y los riesgos que esa situación provoca ante el inicio de la temporada de huracanes de este año, que según el Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastre, Ungrd, comenzó el pasado 1 de junio.

El informe de la Contraloría se realiza teniendo en cuenta el seguimiento a los recursos dispuestos para atender la emergencia ocurrida en el archipiélago, dispuestos por el Gobierno por el orden de los 306 mil millones de pesos.

 

Fallas del Gobierno 

Desde el punto de vista de Cesar Pizarro, periodista de The Archipielago Press y residente en San Andrés, “la situación se ve fácil para quienes desde el interior de Colombia creen que es un tema de rutina como para entregar resultados, pero lo que ocurre es que Providencia, en circunstancias normales, siempre ha tenido un problema en el transporte de carga marítima y ese ha sido el principal cuello de botella para la reconstrucción de Providencia”. 

De acuerdo con Pizarro, fueron varios errores que se cometieron desde el Gobierno Nacional, una vez ocurrió la tragedia con el paso del Huracán Iota, en donde cerca del 98% de Providencia quedó devastada.

En primer lugar, menciona, el presidente Iván Duque cometió la ligereza de anunciar una fecha de 100 días que era imposible cumplir por el problema de transporte hacia la isla, y esos 100 días han sido tomados como la demostración que el Gobierno incumplió.  

Otra equivocación que tuvo la administración fue no haber priorizado la construcción de albergues de inmediato porque “estábamos a seis meses de la otra temporada de huracanes”, esto con el objetivo de brindar techo a las familias.

No obstante, se enfocaron en la reconstrucción de casas y de toda la infraestructura consiguiente y para Pizarro muchas familias han tenido que permanecer en carpas (que no tienen la suficiente capacidad para resguardarlos del agua).

Asegura que si el Gobierno se hubiera concentrado en la construcción de albergues, ya se tuviera resuelto el tema ahora que empezó la temporada de huracanes. 

Además, al presidente Duque se le dijo que nombrara un comité conformado por gente de la región que sabe cómo es que funciona todo el tema de transporte y contratación y nombró a alguien de afuera.

Para Pizarro, el Gobierno subestimó la complejidad del problema creyendo que lo podría hacer fácilmente construyendo una obra como en cualquier ciudad de Colombia.

 

Falta compromiso

Jaime Rendón, docente e investigador de la Universidad de La Salle, considera que el compromiso del presidente Iván Duque dista mucho de la realidad que se vive en Providencia. 

Considera que los argumentos que aduce el Gobierno para el incumplimiento parecieran más excusas que podrían resolverse  de manera fácil, teniendo en cuenta que hay una gerente que tendría que estar gestionando mayor cumplimiento de obras.

Asegura que el informe de la Contraloría deja una señal de alerta y el país debe estar preocupado porque una nueva temporada de huracanes pone en peligro las islas y nuevamente a la población.

Asegura Rendón que debe haber un compromiso del Gobierno para implementar un plan de choque en la isla San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde están haciendo grandes esfuerzos para resurgir y reactivar sus economías y sus vidas.  

 

Dato

A Providencia le ha ido muy bien de la mano de las fuerzas militares e hizo una labor titánica con la remoción de escombros y el transporte de materiales.

 

Nelly Vecino Pico

Comentarios