El tamal, las achiras y la lechona, ¿tendrán etiqueta de comida chatarra? Esto dice la nueva ley

Crédito: Colprensa / Soy Campesino / El Nuevo Día.
Desde hace algunos años, el tamal y la lechona se pueden conseguir en supermercados, como productos enlatados o para llevar.
PUBLICIDAD

En los últimos días, el Senado de la República aprobó la “Ley de Comida Chatarra”, aprobada con 46 votos a favor y 29 en contra, la cual deberá pasar ahora por dos cámaras antes del 20 de junio, para que se convierta en ley.

Con esta nueva normativa, los productos procesados que se venden en Colombia, deberán llevar una etiqueta donde se advierta con claridad los componentes que el usuario está a punto de comprar, o si tienen exceso de azúcar, sodio o grasas saturadas.

Ahora, la duda que tienen los ciudadanos, es bajo qué parámetros se definirán los productos que deban llevar estas etiquetas. El Ministerio de Salud tendrá un plazo de seis meses para definir qué es un comestible ultraprocesado, y marcar la hoja de ruta para el etiquetado.

El congresista Mauricio Toro, aseguró en la Blu Radio que, en el caso de las comidas típicas colombianas “la lechona, el perro caliente, el tamal no son productos ultraprocesados, que tengan alto excesos añadidos de azúcares, grasas y sodio. Esos todavía son alimento”, por lo que los platos típicos del Tolima no llevarán estas etiquetas.

Así mismo, Toro explicó que ley se aplicará sobre “todos los comestibles ultraprocesados que tengan excesos de azúcares, sodio o grasas; por ejemplo, algunos cereales como el que dice que te hará más fuerte (…) Se tiene que hacer una catalogación por parte del Ministerio de cuáles son los productos ultraprocesados y sus significados”.

Por último, explicó la diferencia que existe entre un alimento y un comestible: “un alimento es todo lo que vienen de la tierra que es mínimamente procesado. Por eso hablo de las achiras, que son de harina; de las papitas, que son de papa; que son productos que alimentan a pesar de tener una fritura o un bajo nivel de procesamiento. Mientras que un comestible prácticamente es químico, tiene el 2% de natural y el resto son grasas, azúcares, edulcolorantes y una cantidad de aditamentos dañinos para la salud”.

Redacción web.

Comentarios