Egipcios manifiestan su rechazo contra el veredicto del proceso Mubarak

AFP
Miles de egipcios manifestaron en El Cairo y en provincia para protestar contra los veredictos juzgados demasiado clementes en el proceso al expresidente Hosni Mubarak y a seis exjefes de su policía, en un clima ya bastante tenso a causa de la elección presidencial.

Varios miles de personas se encontraban reunidas en la célebre Plaza Tahrir en el centro de la capital. Distintas manifestaciones deben convergir en ese lugar al caer la noche.

También había manifestaciones en Alejandría y en las grandes ciudades a lo largo del Canal de Suez, así como en Asiut, según fuentes de seguridad.

Las polémicas en torno a este proceso han hecho aún más pesado el ambiente político a medida que se acerca la segunda vuelta de la elección presidencial el 16 y 17 de junio, en la cual se enfrentan un candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Morsi, y el último primer ministro de Mubarak, Ahmad Shafiq.

Mubarak y su ex ministro del Interior Habib el Adli fueron condenados a cadena perpetua, pero seis exjefes de su policía fueron absueltos.

Todos los encausados estaban procesados por la sangrienta represión de la revuelta contra el régimen a principios de 2011, que oficialmente dejó unos 850 muertos.

Esos veredictos, que no designan a culpables directos en la muerte de los manifestantes, provocaron numerosas reacciones de cólera y manifestaciones en el país. Los cargos por corrupción que pesaban contra Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, no fueron considerados.

"Estos veredictos son muy provocadores. Muestran que desde el comienzo, los militares (en el poder desde la caída de Mubarak) quieren hacer fracasar la revolución", estimó una manifestante, Duaa.

"Rechazamos el proceso Mubarak, que ha sido una gran farsa. Queremos también la destitución del fiscal general, que dejó engavetadas todas las demandas por corrupción", afirmó por su parte Hicham Jalifa, un técnico informático presente en la Plaza Tahrir.

La fiscalía anunció que introduciría un recurso de apelación pero, según una fuente judicial, este proceso podría tomar aún varias semanas.

Pese a la condena a cadena perpetua pronunciada contra Mubarak, este veredicto es considerado por numerosos egipcios como una forma de saldar todas las cuentas por las acciones más criticadas de su régimen, como la brutalidad de la policía o la corrupción.

Credito
AFP

Comentarios