Tragedia en el metro de México estaba anunciada

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍABomberos y operarios del área de emergencias trabajan para retirar uno de los vagones que colapsaron este lunes.
El accidente del metro de Ciudad de México que se llevó hasta el momento la vida de 24 personas era algo que la gran mayoría de vecinos de Tláhuac y usuarios de la línea 12 de la capital temían desde hacía tiempo.
PUBLICIDAD

“En ciertos tramos cimbraba y rechinaban los vagones, en las curvas más cerradas”, declaró ayer un vecino de la zona.

Desde la zona cero de la peor tragedia en la capital desde el terremoto de septiembre de 2017, la conocida como línea dorada era este martes un montón de escombros que impactaban desde lejos, un enjambre de acero y hierro con un vagón partido por la mitad que quedará en la retina de millones de mexicanos.

Alrededor de 220.000 usuarios utilizan la línea 12 cada día, que ha suspendido operaciones.

Lo que nació como un proyecto para dar conexión a una zona humilde y muy poblada de la periferia de Ciudad de México, pronto se empañó por irregularidades y polémicas después de su inauguración en 2012 durante el mandato de Marcelo Ebrard en la ciudad, actual secretario de Relaciones Exteriores de México.

Antonio Peregrino tiene 88 años y vive a dos calles de la línea 12, que en su momento fue presentada como innovadora por construirse “con la tecnología más avanzada del mundo”, dijo Ebrard en su momento. Además, esta fue la mayor inversión para una obra pública en México.

 

DATO

La Fiscalía informó que los cuerpos de los fallecidos se trasladan al Ministerio Público en Iztapalapa, en el oriente de la ciudad, para la identificación de los familiares.

EFE

Comentarios