Aberrante: acusan a dos mojas de abusar sexualmente de niños sordos

Crédito: Twitter: Gaucholarro.
El aislamiento por Covid-19 de una de las acusadas el pasado abril, impidió el inicio del juico contra dos monjas y otras siete mujeres, señaladas de abusar sexualmente de niños y niñas sordos.
PUBLICIDAD

Sin embargo, el pasado lunes 3 de mayo se reanudó el caso, que tiene a los habitantes de Mendoza, Argentina, sumidos en el horror por un delito tan aberrante, en el que los menores del Instituto Antonio Próvolo, habrían sido víctimas de depravaciones sexuales.

Las acusadas son la monja japonesa Kumiko Kosaka, de 46 años, la monja paraguaya Asunción Martínez de 53 años, la representante legal del Próvolo, una psicóloga, una cocinera y cuatro directoras de la institución.

De todas, quien lleva el mayor peso en el caso es la monja Kumiko Kosaka, a quien se le implicaron cargos por abuso sexual agravado, corrupción de menores y partícipe primario por omisión, y permanece con retención preventiva.

La mujer fue detenida luego de permanecer prófuga de la justicia en el año 2017. Los testimonios la señalan de haber sido responsable de seleccionar a los niños más sumisos y tímidos para llevárselos a los sacerdotes que los abusaban, les ponía pañales para cubrir las violaciones, abusaba sexualmente de niñas y hasta hacía que se tocaran entre ellas para verlas.

El resto de las implicadas se les dieron los cargos de corrupción de menores y participación por omisión. “Las familias estamos expectantes, es como si se abriera un portal que habilita muchos recuerdos, una tristeza infinita porque nada nos va a devolver todo los que nos robaron", aseguró Érica Labeguerie, hermana de Claudia, una de las víctimas, que hoy tiene ya 27 años, a la agencia de noticias 'AFP'

Por este mismo caso, ya fueron condenados otros dos sacerdotes, un jardinero y un exmonaguillo.

 

Redacción web.

Comentarios