Bombero halló muerta a su propia hija tras llamada de emergencia que llegó a atender

Crédito: Colprensa / /Facebook Ella Brooke / El Nuevo Día.Imagen de los involucrados y foto de referencia.
La peor pesadilla de un bombero se cumplió en las últimas horas, cuando recibió un llamado de emergencia por parte de su propia hija.
PUBLICIDAD

Adrian Smith, de 47 años de edad, cumplía sus labores como bombero de la ciudad de Gales, y el pasado fin de semana fue llamado para atender una emergencia por accidente de tránsito, como cualquier día de trabajo.

Las líneas de socorro reportaron a la unidad sobre el siniestro vial que involucró tres vehículos, y de inmediato se trasladaron al lugar del suceso. Cuando arribaron pudieron observar la magnitud del daño: un carro se volcó sobre la vía y otros dos colisionaron contra él.

 

El terrible descubrimiento

Cuando el bombero Smith se acercó para iniciar con la ayuda a los heridos, se dio cuenta de que su propia hija, Ella Brooke Smith, de 21 años de edad, era la pasajera del carro volcado.

La joven, que estudiaba enfermería, retornaba a la ciudad después de un día en la playa con su novio y amigos, quienes resultaron heridos, pero no fallecieron, contrario a Ella, quien fue la única víctima mortal.

“No se puede imaginar cómo se debe sentir Adrian. La peor pesadilla de todo trabajador de emergencia es descubrir que su propio hijo es una víctima", dijo un amigo de la familia al medio Daily Star.

Redacción web.

Comentarios