sssss

Sigue la tensión entre EE.UU. y Rusia

Crédito: Foto tomada de Colprensa.
Sobre las propuestas de reducción de armamento, Sherman afirmó que se necesitan “debates más profundos”.
PUBLICIDAD

El diálogo estratégico mantenido ayer por EE.UU. y Rusia, con la crisis ucraniana de fondo, finalizó con posturas aún muy enfrentadas, ya que Moscú pide a Washington y la OTAN que retrocedan en el este europeo mientras la diplomacia norteamericana defiende que nadie puede exigir a otros países con quién aliarse.

Las delegaciones, con  representantes de AAEE, Defensa y control de armamento, entre otras carteras, mantuvieron un largo encuentro de unas nueve horas en la Embajada de EEUU ante la ONU en Ginebra, que fue calificado por la parte rusa como una reunión “sin eufemismos ni intentos de evitar temas delicados”.

La delegación de Rusia, encabezada por el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, reiteró en el diálogo la petición de que la OTAN se comprometa a no expandirse a zonas de la antigua órbita soviética, ni desplegar futuro armamento capaz de llegar a suelo ruso.

“La situación no puede continuar como en décadas pasadas”, aseguró el “número dos” de la diplomacia rusa, quien aseguró que es la OTAN la que debe dar los primeros pasos de “repliegue” tras haber avanzado en Europa Oriental con sus ampliaciones de miembros en 1999 y 2004.

La delegación estadounidense, con la subsecretaria de Estado Wendy Sherman a la cabeza, no se mostró abiertamente contraria a las propuestas rusas, pero sí advirtió que Moscú no puede exigir a países como Ucrania que den la espalda a la OTAN o a la actual ayuda estadounidense en materia de seguridad.

“Un país no puede cambiar la frontera de otro por la fuerza, dictar los términos de terceros países o prohibirles tener alianzas”, advirtió Sherman.


 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico

 

Redacción El Nuevo Día.

Comentarios