Los tratados de libre comercio son un paso necesario en la evolución

“O concurrimos o nos llevan, es un momento en la evolución de la humanidad”.

En Chile se estaría produciendo trigo aún si no hubiesen entrado en la dinámica del comercio mundial, ni siquiera uvas, estas vinieron después…
Los mecanismos de comercio hacen evolucionar la mente humana, la hace más competitiva e innovadora, es un método natural de la evolución.

Un producto cualquiera de un país cualquiera llega a las manos de un colombiano cualquiera, este de inmediato le encontrará otros usos y es obvio, pues muchas veces estos productos no son hechos para una sociedad específica, lo hacen para todo el mundo, de tal suerte que los usos en un país como Colombia pueden ser otros a los encontrados en Brasil.

Sin embargo, en el Tolima agropecuario qué estamos produciendo, con qué calidades, para quién y a qué costos?

No hablaremos de las vías porque creo que eso no compete a la innovación, es un deber de los Gobiernos, no obstante, ese aislamiento que sufren las comunidades por el tema vial genera una consecuencia, la innovación!

Cultivamos café y arroz en gran medida y maíz un poco menos pero de importancia para algunos municipios, tres productos de consumo generalizado sin embargo se cultivan por condiciones agroecológicas únicas en el Tolima y por ende culturales.

Pero hoy tienen múltiples amenazas: ambientales, económicas, plagas entre otros…al igual que el comercio, el clima es globalizado, las plagas y los precios se globalizaron hace rato.

Se siembra en muchos casos, café para quién? Sabemos qué café está pidiendo el mundo? Estamos seguros que producimos lo mejor?; el mundo sofisticado que consume calidad paga buenos precios por ello.

¿Para qué producimos arroz? Puede ser una pregunta obvia, pues “todo el mundo” come arroz, pero el Gobierno estará dispuesto a seguir otorgando beneficios y algunos subsidios a los productores de arroz cuando cada vez es más costoso producirlo, no somos competitivos frente a países tan pequeños como Ecuador o Perú.

Las gentes pueden y deberían consumir arroz no solo porque es abundante y alimenta, sino porque debe ser económico, cosa que no es cierta. Ahora bien, en estas tierras tan privilegiadas, con la infraestructura única de riego, acceso a carreteables de primer nivel en medio de 18 millones de habitantes, es negocio producir arroz para los colombianos?

¿Y el maíz? Se sufre por verano por invierno, por precios. Desde niño escucho estos lamentos ciertos, pero qué hacemos? Entregar subsidios, condonar créditos, prender veladoras o innovar?

No estamos promoviendo la innovación, ni siquiera como discurso la mentamos, pero el Tolima a pesar de tener sus principales productos en un jaque permanente, tiene mucho por hacer en ver el negocio de la producción de manera distinta.

Entonces, el Tolima debe seguir produciendo maíz para vender maíz, arroz para vender arroz?

La tarea es interesantísima y creo que la Universidad del Tolima tiene la Obligación de hacerlo, Corpoica, el Sena, entre otros, demos el debate que es pertinente hacerlo así estemos un poco quedados…





LUIS FERNANDO GARIBELLO

Comentarios