Las ondulaciones del móvil

El nuevo gobierno ha propuesto una agenda atiborrada. Es natural que busque primero con quiénes aprobarla. No sorprende que los liberales, la U y tal vez Cambio Radical e inclusive los conservadores terminen apoyando. El Congreso de Colombia tiene una tradición de décadas de ser pragmático, gobiernista y oportunista.
PUBLICIDAD

 

Por su parte, el ejecutivo necesita evitar contradicciones y lograr un delicado equilibrio entre los anuncios de campaña y el pragmatismo que conlleva ser gobierno. En los siguientes frentes deberán balancear las bolitas de ese gran “móvil de cuna” que son el estado y la economía. Si alguno de los balances del móvil les queda desequilibrado, empezará a moverse y a crear ondulaciones que se sentirán en todos los demás. La tarea del gobierno es tratar de mantener las ondulaciones del móvil en un rango manejable.

1. Gasto masivo: se ha propuesto que el gobierno a) se convierta en el empleador de última instancia del país, b) pague a las madres cabeza de familia por el trabajo en el hogar y les reconozca las semanas para una pensión pública, c) de subsidios a todos los ancianos pobres, d) de educación terciaria gratuita, e inclusive e) compre la producción de carbón de pequeños mineros. Estos objetivos deberán equilibrarse con la meta de bajar el déficit fiscal y cumplir la Regla Fiscal.

2. Reforma tributaria agresiva: para cuadrar ese círculo, se busca llevar al congreso una tributaria de 4,7% del PIB, equivalente a una y media veces la que le costó el puesto a Alberto Carrasquilla. Deberá equilibrarse con mantener el impulso que exhibe la economía y la paz social. 

3. Obstaculizar a sectores dinámicos y exportadores, como la minería, el petróleo y gas, el azúcar, el aceite de palma, los biocombustibles, deberá equilibrarse con el hecho de que son sectores críticos para el empleo, divisas y crecimiento regional. 

4. Imponer aranceles sobre alimentos y ropa puede deberá equilibrarse con la lucha contra la inflación

5. Devolver al sector público servicios clave, como el aseguramiento en salud, el ahorro pensional individual y la provisión de crédito deberá equilibrarse con el objetivo de la eficiencia, efectividad y transparencia en esos servicios. 

6. El canario en la mina será la inclinación de los colombianos a mantener pesos. La moneda colombiana nunca ha sido defraudada. La estabilidad y el equilibrio del manejo del dinero por parte del Banco de la República se reflejará en la tasa de cambio. 

No olvidemos que navegamos aguas internacionales muy desafiantes, con inflación, posibilidades de recesión, aumento de las tasas de interés y una guerra lejana pero con consecuencias en lo que pagamos por el pan, los fertilizantes y la gasolina. Así mismo, hay delicadas condiciones internas como alto desempleo, los déficit gemelos (fiscal y externo), desconfianza de los inversionistas, y, no menos retador y profundo, grandes áreas dominadas por el narcotráfico y el conflicto. 

Hay que evitar que cada uno de los equilibrios del móvil ondule demasiado, y mantener a sus bolitas armonizadas la mayor parte del tiempo.

 

Juan Carlos Echeverry

Comentarios